“Yo cuento lo que pasa en la naturaleza, lo que realmente ocurre con la abeja o avispa en terreno, en su casa. A los chicos de ahora les interesa el cuánto, a mí me interesa el cómo, cuándo y por qué”, nos comentó Elizabeth Chiappa Tapia cuando, en el marco del boletín de noticias de la Dirección General de Investigación, conversamos sobre sus hallazgos en relación a las especies Colletes musculus (chilena) y Ceratina okinawana (japonesa).

Con más de 40 años de docencia, 50 publicaciones científicas y al menos 28 proyectos de investigación asociados a la ecología de vida de las abejas y avispas nativas, la fundadora del primer Laboratorio de Entomología UPLA realizó, simultáneamente, grandes aportes a la formación de docentes, la entomología nacional y la divulgación científica.

Por eso, para rendir homenaje a su pasión por el conocimiento de polinizadores nativos y endémicos, interés en la educación no sexista y formación científica en niños, niñas y adolescentes, extendemos este recorrido por su trayectoria – con extractos de esas conversaciones – como una despedida, comprendiendo su gran impacto en la comunidad científica y universitaria.

Docencia y educación no sexista

Si bien la mayoría de su trayectoria docente está asociada a las facultades de Ciencias e Ingeniería de la Universidad de Playa Ancha – desde 1992 hasta 2021 –, también se desempeñó como académica de la Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y como profesora visitante de la Universidad Shimane de Japón.

Durante 30 años formó estudiantes de pre y posgrado de la UPLA en materias de biodiversidad, biología general, biogeografía, ecología, comportamiento animal y entomología, su especialidad, cuestión que tributó en una relación fructífera entre la Sociedad Chilena de Entomología, Sociedad Chilena de Etología y la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas.

Asimismo, su interés por la formación científica la llevó a participar, por más de 10 años, en el Comité de Congresos EXPLORA. “Debo ser la profesora más antigua que ha participado en este proyecto desde la UPLA, y se ha convertido en una de mis formas de divulgar la ciencia a un nivel escolar, una forma que encontré muy interesante y que me encanta”, mencionó al respecto.

En ese interés por asociarse con niños, niñas y adolescentes, también lideró el proyecto Formación no sexista en niños y niñas: la ciencia como motor de exploración y desarrollo, realizado durante el año 2020 en las comunas de Valparaíso, Quilpué y Limache con el fin de potenciar en la comunidad escolar regional una visión amplia y de equidad de género en relación al mundo científico.

Su propia experiencia da cuenta de ello: “decían que iba a ensuciarme las manos, que no correspondía, una cosa muy machista, ¿no?”, recordó, “no me gustaba estar en la lupa, clasificando en el laboratorio, me gustaba ir a terreno donde yo excavaba y observaba los nidos, tirada en el suelo, y todo esto lo hice a contrapelo porque pensaban que no debería ocuparme de esta área. Creo que fui la primera en hacerlo, la que ha trabajado de manera permanente en esta línea y es tan entretenido como sacrificado, porque a veces obtener resultados es casi milagroso, pero siempre, siempre me ha gustado ensuciarme las manos”.

Himenópteros chilenos: décadas de investigación 

“Lo que siempre llama la atención en el medio son los animales grandes, incluso los símbolos de nuestra biodiversidad son animales de gran tamaño”, enfatizó, “pero una abeja chiquitita, imagínate, de menos de un centímetro… sus estrategias de vida son increíblemente interesantes, pero la gente tiene muy poco conocimiento respecto a las abejas chilenas”.

En ese sentido, la investigadora desarrolló una carrera asociada al comportamiento y biología de Hymenoptera y, en específico, del ambiente reproductivo de las abejas por considerarlo el momento donde se define el destino evolutivo de la especie.

“La excavación inicial que realizaba la hembra, comenzaba con una exploración del área [que] entraba de cabeza, salía retrocediendo y luego empezaba a sacar tierra, granos de arena y piedrecitas desde el interior del nido tanto con las mandíbulas como entre las patas anteriores” (Comportamiento de nidificación y descripción de la larva del último instar de Ammophila laeviceps F. Smith (Hymenoptera: Sphecidae) en Chile)

Efectos de temperatura en la actividad de abejas nativas y Loasa tricolor (2019), nidificación subterránea de Ammophila laeviceps (2020) y desarrollo de comunicación auditiva en C. musculus (2020) son algunos de los últimos hallazgos realizados por la profesora Chiappa que demuestran la complejidad de estas especies que cumplen un rol esencial en la mantención de ecosistemas.

En ese sentido, destaca también su participación en proyectos de investigación y publicaciones asociadas a materias ambientales como “Comprendiendo el efecto de los incendios forestales sobre la fauna y flora en un sitio prioritario de conservación biológica” (2011), “Conociendo Quebrada Verde: sitio para la conservación y la sustentabilidad ambiental” (2016) y “Efecto del desarrollo urbano sobre la diversidad funcional y taxonómica de insectos relacionada a vegetación nativa” (2017).

Creemos que estos hitos dan cuenta de su incansable pasión por la creación y divulgación de conocimiento, y nos sumamos a las palabras del Dr. Luis Flores-Prado y Dr. Jorge Zamorano que, en este obituario, expresan “profundo agradecimiento a nuestra profesora y quisiéramos que su recuerdo forme parte no solo de la memoria de la Sociedad Chilena de Entomología, sino que también de las instituciones académicas de las cuales ella fue parte. Somos conscientes de que donde ella estuvo marcó una huella y sembró su amor por la ciencia y los insectos, y su legado no solo vivirá en quienes ella formó, sino que su nombre se conocerá por muchas generaciones”.

Pin It on Pinterest

Share This