Casi 10 millones de pesos se podría ahorrar la Universidad de Playa Ancha con la instalación de paneles fotovoltaicos en la techumbre de la Biblioteca Central. Así lo aseveró la egresada de Ingeniería Civil Industrial, Susan Segura Barrientos, como parte de las conclusiones del estudio de factibilidad económica que elaboró en el marco de su proyecto de titulación, que fue guiado por el académico de la Facultad de Ingeniería, Juan Pablo Castro Castro.

El proyecto, en su mediano plazo, traerá beneficios económicos en cuanto a ahorro de costos asociados a la facturación por consumo de energía eléctrica, además de la modernización del edificio de la Biblioteca Central mediante la utilización de energías limpias como son ampolletas led en la luminaria.

Lo anterior se lograría a través de la instalación de un sistema fotovoltaico On-Grid de 25 (kW), que se sincronizaría con la red eléctrica, pudiendo utilizar la energía generada de manera inmediata o inyectarla a la misma red.

“Con este sistema no es necesaria la instalación de baterías, lo cual reduce los costos de inversión del sistema, aunque si se desea instalar, es factible para el almacenamiento de energía. El sistema se distribuye de la siguiente manera: los paneles fotovoltaicos generan energía eléctrica con corriente continua, y para ello, el inversor es el encargado de transformar la corriente continua en corriente alterna, y luego ésta es entregada al consumidor. Por otra parte, el tendido eléctrico entrega energía de manera directa al consumidor, en el caso de que la planta fotovoltaica no cumpla con la demanda necesaria”, describió la ingeniera Susan Segura.

Algunas de las ventajas de este sistema radican, según la profesional UPLA, en que es una propuesta rentable, pese al alto costo de instalación que asciende a los $22.558.000, es económico porque no requiere baterías y la mantención del sistema es mínimo por tanto los costos de operación son bajos. En esa línea, la egresada de la Facultad de Ingeniería UPLA asevera que, desde el punto de vista técnico-económico, permite un 60% de ahorro anual en cuanto a costo asociado al consumo de energía eléctrica del edificio, mediante la instalación y operación de los paneles solares.

“Esto se traduce en un ahorro aproximado de $8.500.000 a $9.500.000 anual, con un plazo de recuperación de la inversión (payback) de 4 años, considerando que la durabilidad u horizonte del proyecto es de 20 a 25 años. Para ello se necesitarían 70 paneles solares de 355 Wp (2000x992x35mm), con los cuales se podría alimentar, inicialmente, la luminaria de los cuatro pisos de la Biblioteca Central y si se generara excedente podría inyectarse a la red eléctrica o para cubrir el consumo de otros artefactos: computadores, enchufes, entre otros. En paralelo a la propuesta de paneles fotovoltaicos, se sugiere cambiar las luminarias a Led con lo cual se reduciría en un 50% o más, el consumo eléctrico en los cuatro pisos de la biblioteca Central”, explicó.

Respecto al excedente de energía eléctrica que pudiera sumarse a la red, la profesional agregó que podría generarse un ahorro anual de $1.600.000 por concepto de no consumo. Es decir, la empresa eléctrica podría cancelar ese monto a la institución por la inyección de energía adicional a la red.

Finalmente, la Ingeniera Civil Industrial de la UPLA planteó que llevar a cabo este proyecto fue una oportunidad de potenciar e innovar con respecto a las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) a mayor escala, en este caso con aplicación en la Biblioteca Central de la Universidad de Playa Ancha. “(Espero) sea un aporte directo tanto en lo económico como en lo ambiental. En un futuro, no lejano, se buscará poder incorporar nuevas formas de generar ERNC que complementen esta iniciativa, y dar un nuevo paso en el área ambiental, pudiendo expandirse a otras facultades o edificios de la UPLA”, concluyó.

Pin It on Pinterest

Share This