​¿Será posible que podamos ahorrar energía si estamos todo el día en casa, muchos con teletrabajo y en familia? Esa fue la pregunta que realizamos a la directora del Departamento de Medio Ambiente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Playa Ancha, Eva Soto Acevedo, en el marco de la cuarentena voluntaria y parcelada que viven varias ciudades y comunas del país frente al coronavirus.

La ingeniera civil bioquímica que preside el Comité de Sustentabilidad y Gestión Energética de la UPLA y que integra el Consejo de la Sociedad Civil (COSOC) de Energía de la región de Valparaíso, cree que siempre podemos ser eficientes y razonables con nuestros consumos. Es precisamente el concepto que se asocia con la eficiencia energética: el buen uso de la energía, “de forma responsable y sostenible, es decir, idealmente con aparatos de bajo consumo eléctrico, con aprovechamiento de luz natural y con uso consciente de los recursos agotables”, explicó.

-De manera puntual ¿cómo se puede ser eficiente energéticamente en la actual condición de confinamiento, producto de las cuarentenas preventivas u obligadas ante el COVID 19?

“La respuesta es positiva, siempre podemos ser eficientes, ser razonables con nuestros consumos, en el entendido que una familia requiere estar conectada 24/7, están con teletrabajo, efectúan las tareas los escolares y/o universitarios presentes, también están en modalidad online con sus clases, más toda la vorágine doméstica de la cotidianeidad.

Tampoco la idea es apagar o desenchufar todo y que estemos en penumbra, más aún ahora que se aproxima el periodo invernal y con menor luminosidad natural (menos horas disponibles en ese sentido), también existe comprensión en cuanto a que estamos en condición de ansiedad, estrés, complicaciones diversas que imposibilitan la prohibición de conexión en niños, adolescentes y jóvenes, ya sea por la necesidad de contacto con sus pares o, simplemente, para cubrir sus horas de ocio frente a una pantalla, consola o monitor.

Las acciones van de la mano con desenchufar lo que no usemos, idealmente aprovechar lo más que se pueda la luz natural, no recargar las conexiones con un sinfín de alargadores (“zapatillas”), que hacen una serie de conexiones hechizas y que son susceptibles de provocar algún daño por riesgo eléctrico, principalmente”.

-¿Pero si estamos 24/7 conectados cómo podemos disminuir el consumo?

“Se debe velar por mantener horarios de conexión en virtualidad, aunque esto es un tanto complicado por lo que mencioné anteriormente, pero es factible consensuar tiempos de conexión y números de aparatos encendidos, con respecto a iluminación artificial, que sean del tipo LED o de bajo consumo, pues efectivamente su consumo es menor. También ayuda no tener conectados al mismo tiempo aparatos en la cocina como hervidor, horno eléctrico, microondas, etc., todo junto, se sugiere que eso no ocurra.

Lo mismo con quienes deben trabajar con herramientas como taladros, sierras, u otros. Intentar mantener horarios diferidos de consumo”.

-¿Cuáles serían los principales consejos que daría para reducir el consumo de energía eléctrica?

  • Apagar las ampolletas que no estén usándose.
  • Prefiera la compra de ampolletas eficientes (LED o bajo consumo).
  • Aprovechar la luz natural la mayor parte del tiempo.
  • Si piensa pintar paredes y cielos de colores claros, eso contribuye también.
  • Iluminar de forma focalizada los sectores de estudio y/o teletrabajo.
  • En lo posible en los lugares de tránsito, tales como pasillos, balcones o terrazas, use ampolletas de muy bajo consumo en watt.
  • Desenchufar los aparatos eléctricos que no se utilicen.
  • Desenchufar el cargador del celular y el de computadores, notebook, tableta, etc., cuando ya se hayan cargado al 100%.
  • El computador, notebook, tableta, etc., puede mantenerlos en condición de ahorro de energía.
  • Evitar abrir varias veces la puerta del refrigerador.
  • Si por razones de fuerza mayor debe adquirir nuevos electrodomésticos, revisar que sean eficientes, poner atención al etiquetado energético.
  • Al momento de lavar en una lavadora emplee carga completa.
  • Otro de los clásicos, deje el agua que hirvió en un termo, para usarla después.
  • Otra sugerencia con respecto a la compra por urgencia de electrodomésticos, es que correspondan a su necesidad familiar. Si su familia tiene tres integrantes no compre aparatos para un contingente mayor.

Pin It on Pinterest

Share This