Mostrar el uso de la teledetección, nueva herramienta que permite obtener información sin tocar un objeto, como el estudio de los cambios en la cobertura de nieve en Los Andes en el período 2000-2014, mediante imágenes satelitales, fue uno de los objetivos de la charla que brindó en la Universidad de Playa Ancha, el Dr. Freddy Saavedra, nuevo postdoctorante del Centro de Estudios Avanzados, CEA.

La exposición se dio en el contexto del II Seminario de UPLAguas, organizado por dicho grupo experto y referido al “Presente y Pasado de nuestro planeta Agua”.

El Dr. Saavedra explicó la forma de realizar zonificación de los sectores de nieve a través de la teledetección, constatando que existe una disminución en la cantidad de nieve en la cordillera de Los Andes, posiblemente atribuido al cambio climático.

“El aumento de temperatura y la disminución en las precipitaciones son responsables de la disminución de la nieve en la cordillera de Los Andes. Esto ha sido variable, porque depende de la altura. En algunas zonas la disminución de precipitaciones es el factor relevante para que disminuya la nieve, mientras que en otros sectores el factor relevante es el aumento de la temperatura. La frecuencia de nieve tiene relación con cuánto precipita –que se puede convertir en nieve- y la temperatura -cuánto tiempo va a estar sobre el suelo”, explica el Dr. Freddy Saavedra.

Recordar que en la zona la mayoría de los ríos son alimentados por nieves durante el período estival, y una disminución en la frecuencia de las nieves puede significar una declinación en la cantidad de agua disponible o una disminución en el tiempo de derretimiento (ocurre que las nieves se están derritiendo antes).

“A finales de octubre sucedía normalmente que las nieves se derretían, pero ahora se está adelantando. Aquello exige a las juntas de vigilancia de agua rural, así como a nivel de empresas proveedoras de agua bebestible, generar planes de manejo, porque no tendrán un patrón de comportamiento de los caudales”, precisó Saavedra.

Mirada hacia el Pacífico glacial

La segunda charla del seminario se tituló “Mirando bajo la superficie: Temperatura y salinidad en el Pacífico Glacial”, a cargo del postdoctorante Raúl Tapia.

La investigación que compartió el Dr. Tapia se enfocó en los cambios del agua intermedia antártica, respecto de la temperatura en escenarios glaciales. “El agua intermedia antártica es relevante para el clima, porque es capaz de absorber dióxido de carbono, atrapándolo desde la atmósfera para luego introducirlo al océano”, explica el investigador.

Si hay cambios de temperatura –continúa- esto afectará la capacidad del agua de captar dióxido de carbono y otros gases. Aquello puede afectar el transporte de nutrientes desde la zona austral hacia la tropical. En los períodos glaciales hay ciertas recurrencias que no están claras, porque cada período glacial es único y presenta una señal particular que debe ser investigada.

“Lo anterior genera ciertos problemas, porque produce incertidumbre en los modelos climáticos para predicción”, sostiene el Dr. Tapia.

Pin It on Pinterest

Share This