Sanhueza y Gaete

Con la presencia de representantes de los tres estamentos de la universidad se inició el II seminario “Análisis de la Reforma de la Educación Superior” en el Aula Magna de la casa central.

Este segundo encuentro, que da continuidad a un proceso que empezó el año pasado, constituye una instancia única en el país que espera aportar con reflexiones relevantes para la reforma y la modernización de la educación superior.

El saludo inaugural y la bienvenida a los participantes fue entregado por la prorrectora de la universidad, Carmen Ibañez Castillo, y por Omar Collarte Salinas en representación de las asociaciones gremiales y de estudiantes, coorganizadoras de esta actividad.

Seminario Rodrigo gonzález 2En primera instancia, se dio a conocer la visión del Ministerio de Educación, por su representante Rodrigo González López, quien se refirió a las etapas de desarrollo de esta reforma, que ha ido cumpliendo sus hitos principales como la nueva carrera docente y la gratuidad, quedando aún en trámite la desmunicipalización de la educación. Esta reforma es la más importante luego de casi 30 años, indicó, y el debate ya se encuentra instalado.

Posteriormente, se presentaron las opiniones de las organizaciones de académicos, funcionarios y estudiantes, panel en el cual IMG_8224se encontraban presentes Ma. Cristina Castro Pérez (FENAFUECH), Iván Salas Pinilla (FAUECH), Camila Rojas Valderrama (FECH) y Genaro Arriagada Plaza (FENTUECH), quienes coincidieron en la necesidad de democratizar las elecciones de rector a fin de privilegiar la participación, manifestaron que no es posible que los aspectos más sustantivos de esta demandas sean analizados por el parlamento y no por las propias comunidades universitarias, quienes son las deben decidir de acuerdo a sus particularidades.

Por la tarde, expusieron los rectores Patricio Sanhueza Vivanco de la UPLA y Héctor Gaete Feres de la universidad del Bío Bío, quienes dieron a conocer la posición de las universidades regionales. En ese sentido, el rector Sanhueza manifestó que toda reforma al sistema debe considerar el entorno en que se desempeñan las universidades, lo cual genera un conjunto de dificultades que no son reconocidas por el sistema y menos compensadas en el esfuerzo académico, administrativo y económico que implica enfrentarlas. Algunas de ellas son: mayor esfuerzo en la formación, actividades de nivelación, extenso periodo de titulación, enfrentar las insuficiencias de la educación básica y media, bajo capital social y cultural del medio (escolaridad de padres, ruralidad) e insuficientes ingresos y, también, el desplazamiento diario interurbano de muchos estudiantes, entre otros factores.

Valle, Sanhueza, Gaete

El panel que dio cierre a este seminario contó con la participación del rector de la Universidad de Valparaíso y vicepresidente del CRUCH (Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas), Aldo Valle Acevedo quien agregó que le parece más pertinente hablar de “un nuevo sistema de financiamiento público que signifique que el Estado respecto de las universidades estatales tenga una línea de financiamiento específica, distinta, porque no puede ser que el estado contribuya al financiamiento de las universidades estatales de la misma manera que lo hace respecto de las universidades privadas, eso es algo que debe quedar claro después de esta reforma”.

Finalmente, Aldo Valle dijo que había una reflexión importante que hacer relacionada con entender muy bien los conceptos de conflicto y cohesión interna al interior de las universidades “es cierto que la organización estudiantil y la organización académica y las organizaciones de funcionarios deben actuar siempre con autonomía y con independencia y no tienen por qué ser funcionales a ninguna autoridad y a ningún rector lo que es propio de una sociedad democrática , no obstante se necesita una cohesión ya que sin ésta estaremos contribuyendo a que no haya reforma o que esta reforma sea diluida. La hegemonía cultural y política ha sido sostenida por una élite lo suficientemente influyente, por ello no debemos exagerar la búsqueda de la libertad interna, tenemos que saber recocer dónde está el antagonismo e identificarlo en conjunto, si no hacemos eso estaremos tironeándonos entre nosotros mismos hacia abajo”, concluyó.

Pin It on Pinterest

Share This