Los humedales son de vital importancia para la vida humana, animal y vegetal. Sin ellos no podremos abastecernos de agua en un futuro cercano.El humedal “El Yali”, ubicado en la comuna de Santo Domingo, Región de Valparaíso, es una Reserva Nacional de CONAF de 520 hectáreas y fue una las zonas más afectadas por el terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010, razones por las cuales la Universidad de Playa Ancha y su Centro de Estudios Avanzados, CEA, realizaron el 9º Coloquio de la Zona Costera.

IMG04367-20130117-1620En la oportunidad un grupo de expertos analizó temas relacionados con los aspectos culturales, de vida silvestre y cambios morfológicos post-tsunami experimentados por este humedal, uno de los lugares más preciados de nidificación y descanso de las aves migratorias que llegan a la costa central, y que posee la mayor concentración de aves de la zona central de Chile.

Las fuertes olas inundaron casi 200 hectáreas causando la muerte de aves y modificando su morfología lacustre, lo que provocó un quiebre de este ecosistema que alteró la ruta de aves migratorias más extensa del planeta.

Con el fin de proteger a las especies que quedaron en el sitio, la UPLA realizó intensas labores de limpieza de residuos arrastrados por el tsunami del año 2010 y actualmente está desarrollando un Plan de Restauración Ecológica como mecanismo de adaptación al cambio climático de esta Reserva Nacional gracias a un convenio que el Servicio de Parques de Canadá tiene con el Ministerio del Medio Ambiente de Chile, organismos que dispusieron alrededor de 450 mil dólares para ser aplicados en 3 zonas prioritarias: el Parque Nacional Nevado Tres Cruces, la Reserva Nacional El Yali y el Parque Nacional Torres del Paine.

 

CONSERVACIÓN DEL ECOSISTEMA

El decano de la Facultad de Ingeniería de la UPLA, Manuel Contreras, explicó que humedales como “El Yali” son extremadamente sensibles a fenómenos naturales como marejadas o tsunamis,  e intervenciones humanas como el tránsito de vehículos por la playa, cambio de cultivos y uso de P1156918suelo. De esta forma, la “salud” del humedal es un indicador de lo que está ocurriendo en toda la región. Por ejemplo, en este período de escasez hídrica, una sola de las lagunas de “El Yali” ha perdido más de 10.000 m3 de agua.

Esta reserva no solo es el hábitat de aves, sino también de 4 especies de anfibios nativos, entre ellas la rana chilena, que tiene 150 millones de años de antigüedad. “Hay una suerte de atención nacional y mundial sobre la conservación de anfibios ya que se están extinguiendo a una tasa nunca antes reconocida, y “El Yali” es un buen escenario natural”, comentó Christian Jofré, académico de la UPLA y experto en conservación biológica.

 

RESTAURACIÓN DE LOS HUMEDALES

Respecto al desarrollo de este proyecto, el encargado de Recursos Naturales de los Humedales de CONAF, Homero Gallardo, aseguró que “estas alianzas estratégicas son muy importantes para averiguar qué es lo que está pasando en “El Yali” desde el punto de vista científico y generar parámetros que puedan servir para restaurar estos humedales, mitigar los efectos y adaptarnos al cambio climático que es lo único que podemos hacer ahora”.

Verónica Meza, jefa de proyecto de la Facultad de Ingeniería de la UPLA, agregó que “esta propuesta es participativa y tiene que incluir a todos los actores: pobladores, dueños de parcelas y al aparato que administra el Estado. Nosotros como técnicos podemos desarrollar el estudio pero es fundamental que se aplique y socialice en conjunto”.

Cabe señalar que la Organización de Naciones Unidas proclamó que el 2 de febrero de cada año se celebrará el Día Mundial de los Humedales y este 2013 el tema es “Cooperación en la Esfera del Agua”. Su objetivo es fomentar la sensibilización de las personas sobre la interdependencia del agua y los humedales, y lograr que se comprenda que sin ellos no habrá agua.

Pin It on Pinterest

Share This