Avances de un  estudio  financiado por  Fondef  para el tratamiento del gran quemado, se presentó con éxito en el  1er  Congreso Internacional de Terapia Celular,  que  se realizó entre el 8 y  11 de agosto, y en él se dio a conocer el avance en el uso de células madre adulta como tecnología para el cultivo de células de piel para trasplante.

Se trata del proyecto que lleva adelante un equipo de investigadores de las universidades Valparaíso, Técnica Federico Santa María, y Playa Ancha, en el cual participa el académico de la UPLA, Dr. Sergio Tapia Murúa,  a través del Centro de Investigación en Criogenia e Ingeniería de Tejidos que dirige, Cicrit (dependiente de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas).

El grupo de investigadores regionales está compuesto por profesionales del Centro de Biotecnología de la USM, dirigidos por el Dr. Manuel  Young Anze; de la Facultad de Farmacia de la UV, a través de la Dra. Caroline Weinstein  y de la Facultad de Ciencias de la misma universidad, a través del profesor Donald Brown, quienes han desarrollado tres proyectos relacionados: dos financiados por Fondef y uno de ellos financiado por el Programa Innova Chile, de Corfo.

La contraparte clínica, fundamental para el desarrollo de estos proyectos la asumió el Hospital Clínico del  Instituto de Seguridad del Trabajo (IST), empresa que los apoyó desde sus inicios. Por parte de dicha entidad, participan su director médico Dr. Víctor Nicovani, y los Dres. Álvaro Collao y Gerald  Cooper.
 
PRESENTACIÓN

El avance que el equipo presentó en el congreso corresponde al proyecto  “Desarrollo de tecnología para la optimización de sistemas integrados de implantes de piel”, y dice relación con la exposición de un caso en el que se aplicó esta tecnología con éxito.

De acuerdo a lo que precisó el científico de la UPLA, la base de este proyecto está en uno anterior (Piel 1) en el que se logró instaurar el Sistema de Implante Integrado (SII), que  es un polímero preparado en laboratorio, al que se incorpora (24 horas previo al implante) el material celular que vino desde la piel del paciente. El avance del proyecto (denominado también Piel 2), corresponde a la optimización de este Sistema Integrado de Implante, donde se  utilizaron  células troncales (células madre adulta del mismo paciente). Se  propuso este sistema, pues  las células troncales tienen una mayor vitalidad, se pueden diferenciar y proliferan de una manera más rápida.

“Ese  fue un gran avance  que se presentó  en el congreso de terapia celular, pues en prácticamente  todos nuestros tejidos encontramos grupos de células madre adultas. Esto abre una expectativa en términos de conseguir nuevos tratamientos, porque estamos convencidos que muchas patologías podrán contar  con un tratamiento definitivo en un futuro no muy lejano”, sostuvo el investigador.

Agregó que  a través de este tratamiento es posible dar respuesta a patologías tan  invalidantes como la artrosis, cuestión que  realiza este mismo equipo a través de otro proyecto relacionado que financió Innova Chile de  Corfo, y que ya cuenta con un caso clínico en estudio, donde el paciente ha evidenciado una reestructuración total de su daño articular.

El científico adelantó que la aplicación de esta misma tecnología podría eventualmente regenerar un nuevo órgano en el futuro, pues hay estudios a nivel mundial que van en la misma dirección.

“Aquí se ha consolidado   un grupo que trabaja en torno a la terapia celular, que se ha constituido en la   base de la medicina del  siglo XXI. Esto es  muy importante, tanto por sus hallazgos y propuestas en términos de nuevos tratamientos, como por el nivel que ha alcanzado la investigación”, sostuvo el Dr.Tapia.

Agregó que tras este avance, el equipo de investigadores trabajará para aumentar la casuística en los resultados, pues tienen que validar estadísticamente la propuesta metodológica. Incluso, ya hay una patente tramitada que se derivó del primer proyecto  Fondef (Piel 1) y una segunda que se  gestiona a raíz del proyecto Fondef  (Piel 2).

“Este proyecto  nos  demuestra que el organismo tiene un potencial que nos permitiría resolver nuestras propias enfermedades, lo que hasta ahora era algo desconocido. Es decir, el descubrimiento de las células madres adultas es algo relativamente nuevo y utilizarlas en nuestro cuerpo es un paso enorme”, precisó el científico, quien concluyó  que esta nueva línea de tratamiento permitirá responder a diversas patologías que hoy día  solo tienen tratamiento paliativo.

Pin It on Pinterest

Share This