El Departamento de Medio Ambiente (DMA) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Playa Ancha realizó el martes 22 el encuentro “Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano” en el marco del Día Mundial del Agua.

La cita, que contó con la participación de los académicos Fernando Corvalán Quiroz Eva Soto Acevedo, del periodista Danilo Alarcón Astete y del estudiante de Ingeniería Civil Ambiental, José Aravena Damaneé, posibilitó el diálogo sobre la escasez de recursos hídricos en la región, las acciones que desde el mundo privado, el Estado y la ciudadanía se están realizando en la materia, y el rol que le compete a las instituciones de educación superior en este contexto.

La importancia de la “huella hídrica”

El profesor Corvalán, del Departamento de Industria y Economía de la Facultad de Ingeniería de la UPLA, presentó un breve análisis sobre las implicancias que tiene “la despreocupación por la huella hídrica”. En ese sentido, expresó que “si las empresas, el gobierno y el poder legislativo no atienden lo que actualmente está pasando con el agua, tendrán que asumir las consecuencias de afectar  a uno de los países con mayor producción agrícola y minera del mundo”.

La directora del DMA, Eva Soto, destacó en su charla “Escasez hídrica en la región de Valparaíso” que los gobiernos en general han tomado medidas sólo en casos de emergencia, “por lo que el tema no consigue ser tratado, ya sea a escala regional o nacional, como un tema a largo plazo, con políticas claras al respecto”.

La académica planteó que “universidades como la nuestra se han dado a la labor de constatar, investigar, fiscalizar y poner a disposición estudios para posibilitar la mejor toma de decisiones en esta materia”.

Más agua, mejor calidad de vida

El estudiante José Aravena explicó basado en la legislación actual que “le compete al aparato estatal velar porque el acceso a este bien sea un derecho y no un servicio”.

Agregó que “la falta de agua provoca la reducción de la calidad de vida de las personas. Lo podemos ver en los campos, donde a la gente de menores recursos se le obliga a usar menos agua, en pos del aseguramiento de afluentes de los grandes agricultores y de la minería”.

De acuerdo al futuro ingeniero “a las personas se les está forzando para que abandonen la ruralidad y habiten las ciudades, donde en lugar de mejorar su estilo de vida, se empobrecen, y ello tiene mucho que ver con el agua: El Estado les habla de bonificaciones, de subsidios, pero esos beneficios no son para asegurar que las personas cuenten con sus derechos, sino para confirmar el pago a las grandes empresas”.

Desabastecimiento hídrico en Casablanca

El periodista del diario “El Espejo” de Casablanca, Danilo Alarcón, presentó en imágenes y con documentos oficiales el desabastecimiento de las fuentes hídricas del Valle.

Alarcón dio a conocer su inquietud por la pasividad popular, factor al que se suman elementos tales como las diferencias políticas que se han gestado en las últimas décadas y que posibilitan que los grandes empresarios agrícolas, los mayores consumidores de agua de la zona hagan que Casablanca esté reseca, en estado crítico”.

Pin It on Pinterest

Share This