56 kilómetros cuadrados de la costa de Tarapacá en riesgo por cambio climático

Un informe titulado “Determinación del Riesgo de los Impac­tos del Cambio Climático en las Costas de Chile” arrojó que más de 15 mil kilóme­tros cuadrados del territo­rio nacional podrían sufrir diversos fenómenos como inundaciones, trombas ma­rinas y pérdida del litoral por erosión. A nivel regio­nal, los sectores más afecta­dos serían las comunas de Iquique y Huara.

En ese sentido, en este texto se desprende que 56 kilómetros cuadrados del territorio costero de la re­gión de Tarapacá estarían ex­puestos a las consecuencias del denominado cambio cli­mático de aquí a mitad de este siglo.

Según detalló uno de los investigadores de este tra­bajo y profesor titular de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Playa An­cha, Manuel Contreras, este fenómeno climático tendrá un potente impacto de nor­te a sur, el que se concentra­rá en los terrenos costeros situados a menos de 10 me­tros sobre el nivel del mar (msnm), que es el estándar acordado internacional­mente para estos casos.

Remarcó que en la zona expuesta de la región, 178 kilómetros de red vial de Iquique se verían afectados en 30 años más por los fenó­menos marinos. En esta área habitan más de 26 mil personas.

“Nosotros hacemos un inventario de toda el área que está expuesta al cambio climático y de ahí sale toda la información que se está haciendo, no solo a nivel de estructura, sino que hume­dales, playas, rnonu mentos patrimo­niales”, preci­só.

Contó que para sa­car las cifras se levantó un modelo de elevación digi­tal para todo Chi­le, tecnología que cruzaron con la informa­ción que poseen sobre el área costera baja de todo el litoral chileno.

“En Chile pasa que el ni­vel del mar no está subien­do como en el resto del mundo. A nosotros nos do­mina el ciclo sísmico; la tie­rra se alza más rápido que el mar. El pro­blema que tenemos es el in­cremento de las marejadas y eso es lo que está ocasionando los problemas de erosión coste­ra (…) el mar podría llegar a los niveles (de las 34 edificaciones que tiene Iquique en la zona de riesgo) o erosionar los entornos”, argumentó el experto.

El trabajo, que concluirá en septiembre, fue encarga­do por el Ministerio del Me­dio Ambiente y elaborado por las universidades de Valparaíso, Playa Ancha, Católica de Valparaíso, Ca­tólica del Maule, en conjun­to con los centros de investigación medioam­biental Costa-R, el Centro de Cambio Global UC y Cigiden.

Intensificación

Guillermo Guzmán, biólo­go marino y académico de la UNAP, comentó que la zo­na norte de Chile está some­tida a variaciones océanográficas frecuentes, como las del Fenómeno del Niño y la oscilación del sur. En ese contexto, explicó que ac­tualmente están tratando de explicar cómo el cambio climático podría intensifi­car cada uno de los eventos anteriormente menciona­dos.

“Hemos estado apreciando que cada vez más las mare­jadas son más frecuentes. En Iquique podemos tener un día de sol, con la playa espectacular y el mar tran­quilo y al día siguiente vie­nen marejadas. Esto impli­ca que la gente de mar no puede salir a realizar sus faenas y hay un efecto di­recto en la población”, con­cluyó el profesional.

 

Fuente: La Estrella de Iquique, 31 de julio de 2019.

 

Pruebe también

Cueca en tiempos de pandemia del Conjunto Folklórico Puerto Claro de la UPLA

El trabajo artístico-musical de la agrupación, que dirige el profesor de la Facultad de Arte Carlos Núñez, fue realizado técnicamente por la docente e integrante Lorena Huenchuñir.