Un total de 707 tesis de pregrado, postgrado, educación virtual e Instituto Tecnológico, realizadas entre 2011 y 2015, corresponden a investigaciones que evidenciaron una clara relación con el entorno, de acuerdo a un estudio que realizó la Dirección General de Vinculación con el Medio, que dirige Margarita Pastene.

La socióloga Christine Bailey Catalán, profesional de la mencionada unidad, precisó que en el marco del reciente informe de autoevaluación, se realizó un levantamiento de todas las tesis, a partir de sus objetivos, lo que permitió identificar a los actores relevantes que se impactaron a través de estos trabajos.

De acuerdo a los resultados del estudio, el 85% de las investigaciones clasificadas (equivalentes a 599), corresponde a tesis de pregrado, lo que da cuenta de la sólida producción de las carreras pertenecientes a las ocho facultades de nuestra universidad y de su alto compromiso con el entorno. En relación a las publicaciones por año, se detectó que en 2013 se registró el mayor número de tesis (172); seguido de 155 tesis en 2012. Las principales áreas que abordaron estas investigaciones son: Educación, con 24%; Ingeniería, con 17%; y Salud con 15%.

Christine BeilyActores relevantes

En relación a los actores relevantes que se detectaron en las investigaciones figuran: Establecimientos educacionales, centro de salud familiar, Cesfam, centros de rehabilitación, centros de adultos mayores, organizaciones sociales comunitarias, y municipios, entre otros.

“La tesis es un hito fundamental en la formación del estudiante, y vemos que allí sí se genera una relación importante con el entorno. Son investigaciones que responden directamente a una problemática del medio, lo que da cuenta de la responsabilidad social de la universidad”, comentó Christine Bailey.

Sostuvo, además, que es importante que los egresados que están en proceso de elaboración de tesis, tengan claridad de que sus investigaciones pueden implicar un impacto potente en el entorno, desde donde a su vez se nutren para realizar los estudios. Esto acorde al nuevo enfoque de bidireccionalidad, que constituye un modo de interacción que contribuye a la construcción compartida de conocimiento y de propuestas transformadoras.

La socióloga precisó que la segunda parte de este trabajo, considera la profundización del estudio, a fin de determinar cuáles de ellas tienen cierta concordancia con los objetivos estratégicos de desarrollo de la región. “En el fondo, todo el conocimiento de todas estas tesis pueden contener soluciones a problemas muy puntuales y significativos, que sin duda ayudan a mejorar la calidad de vida (educación y salud), la calidad de producción y de los servicios, etc.. Por lo tanto, es importante visualizar que la formación del estudiante permite responder a las necesidades y requerimientos que demanda la sociedad, lo que es un tema muy potente”, apuntó la profesional.

Pin It on Pinterest

Share This