Rectores de universidades estatales proyectan desafíos pendientes de 2021

El rector de la Universidad de Los Lagos, Óscar Garrido, en su calidad de vicepresidente del organismo, dio inicio a la reunión mensual de rectores del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech) este miércoles 24 de noviembre. En la ocasión, la directora ejecutiva del Consorcio, Alejandra Contreras, moderó la discusión que abordó temas relevantes para las instituciones de educación superior pública.

La Casa Central de la Universidad de Chile fue el punto de encuentro de los líderes de las instituciones públicas, quienes enfrentan un agitado fin de año en medio de la incertidumbre electoral.

Frente a la Ley de Presupuesto 2022, las universidades destacaron las indicaciones que fueron acogidas en el parlamento. Sin embargo, asumen que el escenario político actual dificulta en gran medida tanto la solicitud de fondos públicos como el diálogo parlamentario.

Rol de las universidades para impulsar las artes, cultura y patrimonio

En este contexto, la nueva Constitución es un tema de agenda e interés permanente para las y los rectores, y esta reunión fue escenario de la presentación de los avances de la Red de Arte, Culturas y Patrimonio del Consorcio.

Fernando Gaspar, director de Creación Artística de la U. de Chile, y Eduardo Castro, representante de la Universidad de Los Lagos para la Red, presentaron el documento que el Cuech entregó a la Convención Constitucional con propuestas e ideas recogidas de las universidades estatales que buscan aportar en la toma de decisiones para la nueva carta magna en materia artística.

Para Eduardo Castro, este es un proceso que viene gestándose desde 2016, año en que se conforma la Red para “estimular un proceso de cooperación cultural entre las universidades; no solo para hacer gestión sino también para pensar la cultura a nivel del país, y cómo lo asumimos desde las universidades estatales”.

El documento incluye datos en materia de gestión cultural, educación artística, derecho a la cultura, inclusión, territorio y diversidad. Castro enfatiza la responsabilidad que el Cuech tiene en esta materia: “Es una demanda de las comunidades, de la sociedad, de los pueblos originarios. Tiene que ver con un avance en materia de legislación y acuerdos internacionales a los cuales el país se ha suscrito. En ese sentido, ocuparnos de esto tiene que ver con una nueva misión que le ha encomendado la ley a las universidades estatales”.

Algo que sin duda tiene relación con la realidad de Chile el último par de años. Gaspar, desde la U. de Chile, asegura que “las universidades son sensibles y perceptivas a lo que ocurre en el país en años recientes, se hacen eco de los movimientos sociales de los últimos años” y, en ese sentido, recogen una voz ciudadana que va más allá de la educación, y tiene que ver con una necesidad de la nación: “En los movimientos sociales, las artes y las expresiones populares fueron muy relevantes, y a través de las mismas la ciudadanía pedía un mayor protagonismo de las artes y la cultura en la vida de las chilenas y chilenos”.

Indicadores en conjunto para agilizar la gestión

Otra de las iniciativas del Consorcio que tuvo un espacio protagónico en esta reunión fue el Sistema Integrado de Información, liderado por la ingeniera informática y experta en sistemas de gestión Ingrid Grunewald. Se trata de un proyecto que continúa un trabajo de desarrollo de indicadores elaborados en red.

Hoy, el proyecto se enfoca en el desarrollo de sistemas de indicadores transversales para todas las universidades que faciliten el acceso de las mismas a cifras, evidencias y datos útiles para la toma de decisiones.

El proyecto está enmarcado en el Plan de Fortalecimiento de la Educación Superior con apoyo del Banco Mundial, e implica un trabajo colaborativo y en conjunto de todas las unidades de análisis de las universidades públicas, algo que ayuda a relevar el sistema y la necesidad de cooperación, pero que también presenta obstáculos significativos: “Hay mucha heterogeneidad. Tenemos diferencias y buscamos a través del sistema tener un estándar que permita a todas las universidades por igual acceder a esta información y poder hacer uso de sus datos”.

Cotejar y coordinar datos de 18 casas de estudio de norte a sur no es tarea fácil y requiere de la participación de varios estamentos universitarios. Por lo mismo, el trabajo cuenta con una complejidad ineludible: “Los análisis requieren de un involucramiento de todos los actores y niveles de la universidad, tanto estratégicos como tácticos y operacionales, para poder avanzar en el manejo de información y datos, y poder llegar a una gestión basada en evidencia”.

Para Grunewald, es fundamental la ayuda de las comunidades representadas en sus líderes. De ahí la importancia de esta presentación de avance: “Es importante que los rectores miren al interior de sus universidades cómo están los componentes que deben estar presentes en una gestión basada en datos: las políticas institucionales, la gobernabilidad de los datos, los sistemas de información, la gestión estratégica y el aseguramiento de la calidad”.

 

Fuente: Comunicaciones – Consorcio de Universidades del Estado, 26 de noviembre de 2021.

 

Pruebe también

UPLA se adjudica 11 proyectos de investigación Fondecyt 2022

Iniciativas financiadas por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID, apuntan al fomento y fortalecimiento del desarrollo de la investigación científica y tecnológica de excelencia en las áreas de las artes, la química, el medio ambiente, la microbiología, la sociología, la filosofía, la historia y la literatura.