Facultad de Ciencias de la Salud hace positiva evaluación de clases híbridas en asignaturas prácticas

Una positiva evaluación de las clases híbridas realizó el cuerpo académico de la Facultad de Ciencias de la Salud de las carreras de Enfermería, Nutrición y Dietética, Terapia Ocupacional, Kinesiología y Fonoaudiología, que desarrollan esta modalidad en todas las asignaturas prácticas.

Así lo informó la decana Luzmarina Silva, quien precisó que se adquirieron 17 equipos tecnológicos (computador y cámara), equipamiento clave para realizar las clases híbridas de los laboratorios disciplinares de las cinco carreras de la Salud.

“El equipamiento que adquirimos nos permite realizar los pasos prácticos. Para ello se habilitaron los laboratorios con estos aparatos tecnológicos, con un aforo limitado y, además, con todas las medidas de precaución y elementos de protección personal, tanto para los que profesores como para los estudiantes”, sostuvo la decana, quien agregó que estas clases se transmiten en vivo, de manera sincrónica.

OPINIONES

Gloria López Coloma, académica Enfermería: “Lo primero, decir que los estudiantes estaban muy entusiasmados de volver a las clases presenciales, porque tengo alumnos de primero y segundo año que no se conocían. Lo ventajoso es que quienes están en la casa pueden participar al mismo tiempo, a la par de los que están allí. Entonces, creo que para las carreras de la salud, que son tan prácticas, hacía mucha falta mostrar y conocer de forma concreta los procedimientos, así es es que ha sido una muy buena experiencia”

.

Joselyn Godoy, académica Kinesiología: “Al principio me encontraba muy reacia a la clase híbrida, por dividir el nivel de atención entre los estudiantes que están presenciales y los que están online. Sin embargo, al llevarlo a cabo, te das cuenta que es una muy buena modalidad de enseñanza-aprendizaje, en donde los estudiantes pueden beneficiarse de los aspectos prácticos presenciales, tan importantes en nuestra carrera- kinesiología-. A su vez, es posible entregar ese conocimiento a nuestros estudiantes que, por algún motivo, no pueden asistir a la universidad. Es una forma de garantizar una educación de calidad en su formación profesional, entregan igualdad de oportunidades a todas y a todos de aprender”.

Fabián Rodríguez Briceño, académico Nutrición y Dietética:  “Las clases híbridas son una buena modalidad de enseñanza. Realmente es una muy buena instancia que beneficia, especialmente, a quienes no pueden optar en estos momentos por las clases presenciales. A los estudiantes que han podido estar en las clases prácticas, los veo muy motivados, muy participativos. Estamos abordando contenidos clave para su futuro desempeño como profesionales, por ello, siempre espero que quienes deben asistir en forma virtual, se sigan sumando”.

 

Diana Tello Guerra, académica Terapia Ocupacional: “Creo que lo más importante ha sido ver la motivación de los estudiantes frente a las clases híbridas. Es interesante ver cómo se genera la participación entre quienes están presencialmente, y quienes los hacen a través de la pantalla. Es muy positivo cómo, desde sus casas, los estudiantes interactúan con quienes están en la sala de clases. Realmente, ha sido muy gratificante para mí como docente, y también para los y las estudiantes”.

 

Pruebe también

Experiencia y desafíos para las prácticas inclusivas fueron analizados en coloquio interuniversidades.

El Grupo de investigación en Diversidad e Inclusión en la Formación Docente (DIFOD) invitó a cuatro especialistas, incluida la Premio Nacional de Educación 2021 a reflexionar sobre las estrategias que les le han permitido hacer avanzar hacia un enfoque inclusivo en la formación inicial docente.