Una bibliotecóloga como gestora cultural y jurado de concursos

“El bibliotecólogo es un gestor cultural que dinamiza distintos espacios culturales, más allá de las bibliotecas y de lo que el imaginario popular reconoce como pasalibros o ratones de bibliotecas”.

Lo afirma Cecilia Jaña Monsalve, académica de Bibliotecología en la UPLA, quien, además de enseñarlo a sus alumnos, lo pone en práctica constantemente. Por ejemplo, acaba de actuar como jurado en el I concurso “Microrrelatos de Cine”, que organizaron el Cine Arte Normandie y el Fondo de Cultura Económica.

No fue su primera vez en esta tarea. Desde 2016, también ha sido jurado en el concurso del Programa de Mejoramiento Integral (PMI), que anualmente realiza el Estado para mejorar las bibliotecas públicas municipales. Además, ha sido evaluadora del Fondo del Libro y por supuesto ha participado en numerosos seminarios de Bibliotecología. “Me agrada y además me desafía”, dice con énfasis.

En el caso del Cine Arte Normandie, el principal de Santiago y ubicado en plena Alameda, ya tenía una relación previa, que se inició en junio de 2019 con un proyecto para la organización y puesta en valor de su colección bibliográfica, que incluye catálogos de festivales, libros, revistas y otros materiales.

Además, junto a la gestora cultural de ese cine, Elena Stephens, ya había trabajado hace casi una década en esa función que ella estima parte del bibliotecólogo. Cecilia Jaña recuerda especialmente que “en 2012 y 2013 organizamos actividades musicales en espacios no convencionales, como fue la Cripta de la Iglesia de los Sacramentinos en Santiago”.

Síntesis y manejo literario

En cuanto a su participación en el concurso de microrrelatos, la académica de la UPLA la considera una grata experiencia. A pesar de que fue algo complejo evaluar 150 trabajos recibidos en plena pandemia, con la coordinación del jurado a través de correo electrónico. Compartió la responsabilidad con el dibujante de humor gráfico Malaimagen, la periodista especializada Rossana Montalbán y el escritor Ricardo Vargas.

Este jurado eligió como ganadores y premió con libros a:

  • Primer lugar: Gonzalo Andrés López Ríos, con el relato “Consistencia involuntaria de la idea de quererte”.
  • Segundo lugar: Juan Pablo Astudillo Mora, con “8 ½”.
  • Tercer lugar: Carlos Enrique Acevedo Pérez, con “Recuerdo”.

Pese a la pandemia y las Fiestas Patrias (el jurado trabajó entre el 6 y el 21 de septiembre), se cumplieron los plazos y los objetivos. Incluso se pudo desarrollar -la semana pasada- una pequeña ceremonia de premiación en el mismo cine, limitada a los ganadores, unos pocos familiares, los jurados y algunos representantes del Normandie.

Con toda su experiencia, Cecilia Jaña tiene una opinión positiva sobre los concursos relacionados con libros y fomento de la lectura, pero destaca que “sobre todo en este formato de microrrelatos, ya que requiere síntesis y manejo literario”.

Además, destacó específicamente que “este concurso del Cine Arte Normandie cumple un doble rol: potenciar la escritura, además de difusión del cine como una marca. Normandie es un cine arte independiente, que ha apostado por la calidad, pero también por hacer las cosas a escala humana. Un cine antiguo, con buena acústica, mejores películas y a un precio amable. Sin estridencias y sin popcorn”.

 

Pruebe también

Dirección de Equidad y Género cierra año académico con curso sobre género e inclusión

Actividad se inició el 18 de este mes y continúa el 20 y 21. Participación será certificada por las universidades del CRUV.