Patrimonio estelar del Aconcagua. Una nueva alternativa turística para el valle

Imagen: recursosenelcarmen.blogspot.com

 

“El cambio climático que afecta al sistema terrestre ha alterado y distorsionado, entre otros parámetros, la tipología climática de la cual el valle del Aconcagua no está exento, y los demostrativos más evidentes son que la mediterraneidad de la costa y litoral está en una fase no solo de los elementos del clima, sino en los nuevos paisajes semiestepáricos, paisajes que se observan en el trayecto por la caja del río.

Desde esta perspectiva, el cielo se ha ido descubriendo de su capota de nubes y dejado en evidencia el maravilloso espectro de una bóveda celeste en que los planetas, la luna y otros cuerpos espaciales han podido ser vistos a simple vista en aquellos lugares donde la noche está libre de contaminación lumínica, que es generada por las ciudades y otros asentamientos.

Sin embargo, en varios sectores de la precordillera  de las provincias de San Felipe y Los Andes, la sequedad atmosférica ofrece un espectáculo estelar de increíble e indescriptible belleza,  que si se dan los debidos complementos como vías de comunicación adecuadas para la movilidad nocturna, señalética turística temática, equipamiento para la observación astronómica, capacitación a las comunidades en las que se podría implementar el desarrollo de un turismo de intereses especiales, lugares donde se puedan vender y/o alojar a visitantes y turistas interesados la generación de un producto turístico, es posible de realizar.

En cuanto al patrimonio astronómico, si hay voluntad entre los municipios aconcagüinos que han evidenciado una gobernanza turística -que se expuso en el reciente encuentro de estas direcciones y otros agentes privados-, en la que la idea central es la de gestionar acciones que permitan actuar como “bloque turístico”, es lógico pensar que la exploración de nuevos escenarios en particular rurales sería una idea a desarrollar. Para estos efectos lo trascendente es no solo geolocalizar puntos de observación dispersos, sino que propender a la creación del primer “Parque Estelar” de la región de Valparaíso, iniciativa que se puede describir como “una ventana abierta al firmamento que designa cada comunidad, con el fin de disfrutar del cielo estrellado en todas las posibles dimensiones”.

En atención a la función de este parque universal y de libre acceso, se puede indicar que es la de “reclamar y afirmar el derecho a disfrutar de la luz de las estrellas, especialmente, de las nuevas generaciones”.

En base a lo indicado se puede agregar el gran ejemplo que se está desarrollando en el Centro Cultural Pedro Aguirre Cerda de la comuna de Rinconada de Los Andes, donde esta propuesta es ya un acierto de aplicación y un expresivo de la irradiación de este organismo municipal no solo a los residentes, sino también a quienes deseen experimentar esta alucinante experiencia.

Acerca de proposiciones declarativas sobre el valor patrimonial del cielo y según la investigadora Cristina Moreno, estas se asientan en  “la importancia del firmamento para las civilizaciones que han poblado la Tierra desde la Antigüedad , como instrumento generador de la cultura de éstas, es uno de los valores que han llevado a pedir a la UNESCO la declaración del cielo Patrimonio de la Humanidad, con lo que se podría realizar una protección efectiva de éste”.

Ahora bien, hay plataformas en línea y de libre acceso – como es el caso del programa Stellarium – que mediante una enseñanza logran identificar y crear diversas posibilidades de entendimiento y reconocimiento del cielo que nos cobija. A ello se unen universidades regionales que pueden aportar con especialistas en la enseñanza de astronomía  e integrar en este proceso a los pueblos originarios, que mediante sus relatos propios de su cosmovisión, se logre una sinergia de saberes que validará aún más al Aconcagua como un destino turístico con alternativas desestacionalizadas, que de ser puestas en práctica, beneficiaría socioeconómicamente a las familias y/o grupos de personas que hagan del mirar al cielo un tributo al sideral espectáculo y un aporte sustantivo a sus realidades locales”.

***Gastón Gaete Coddou,  geógrafo y académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Universidad de Playa Ancha.

Columna de opinión publicada en diario El Trabajo de San Felipe, el miércoles  25 de agosto de 2021

Pruebe también

Promueven el autocuidado en el Día Mundial sin Alcohol

Equipo Gestor de Promoción de la Salud y Calidad de Vida de la Universidad de Playa Ancha y la Secretaría Regional Ministerial de Salud, realizan seminario para concientizar sobre este problema social, como parte de un ciclo de encuentros realizados este año.