Universidad, ciudad y Playa Ancha

Una vez más, la Universidad de Playa Ancha tiene buenas noticias para su propia comunidad, pero con un impacto positivo para todo Valparaíso, especialmente para el cerro en que se ubica y que le da su nombre.

Hace poco creamos la Mesa Territorial de Desarrollo de Playa Ancha, junto a más de 30 organizaciones sociales, deportivas, culturales y vecinos, con el objetivo de construir un plan común de trabajo. Se han hecho seminarios, conversatorios, investigaciones, un diplomado en innovación social, exposiciones, publicaciones y se instaló una forma de trabajo en comunidad a través de redes y de procesos de innovación social.

Ahora se trata de la remodelación del edificio Gran Bretaña, ubicado en la esquina de las avenidas Playa Ancha y Gran Bretaña. Hasta el año pasado, albergaba oficinas administrativas de la universidad, pero está siendo renovado totalmente y en los próximos días quedará listo para su habilitación como nueva sede para la academia. Contará con auditorio, biblioteca, tecnología 5G, laboratorios y oficinas para docentes e investigadores, centros de estudios e investigación y salas de clases.

Los beneficiados directos serán los estudiantes, que contarán con más espacio y nuevas comodidades. También los académicos y los funcionarios que se trasladen a las dependencias remodeladas. Los investigadores de la UPLA aprovecharán especialmente el Laboratorio 5G, que les permitirá trabajar con esta tecnología del futuro, antes de que se implemente en nuestro país.

A la vez, el nuevo uso del inmueble debería causar un impacto positivo en su entorno y tal vez en toda Playa Ancha. Estimamos que más de 600 estudiantes y cerca de cien funcionarios realizarán allí sus labores diariamente, lo que se traducirá en mayor dinamismo intelectual y cultural, entre otras positivas externalidades para el sector.

Este nuevo foco académico abierto a la comunidad reforzará el compromiso de la universidad con el territorio, con las personas, y esperamos que solo resulten beneficios de esta interacción que cada año se profundiza.

En un marco más amplio, es también otra contribución de la Universidad de Playa Ancha a Valparaíso.

La inversión de más de 500 millones de pesos en el edificio Gran Bretaña se suma a otros 1.700 millones en el Cerro Alegre con apoyo del GORE, donde la UPLA recuperó un edificio del siglo XIX para transformarlo en el Museo Universitario del Grabado. Solo esperamos que cambien las condiciones sanitarias para abrirlo por fin a la comunidad tanto de Valparaíso como del resto del país y del mundo. Con sus casi diez mil obras de arte, será la mayor colección de esa especialidad en Sudamérica.

La UPLA también recuperó un extraordinario edificio en calle Blanco, centro de Valparaíso, que es donde se trasladaron sus oficinas administrativas. Además, continúa los trabajos en el histórico inmueble que perteneció a los Padres Franceses, que se transformará en un centro académico de alcance internacional, pues recibirá a académicos de universidades extranjeras.

Aportes reales como el que ahora hace la Universidad de Playa Ancha a Valparaíso tal vez sean menores ante la amplitud de las necesidades, pero representan una señal significativa del compromiso que tenemos con la ciudad.

 

Patricio Sanhueza V.
Rector Universidad de Playa Ancha

 

Fuente: Columna publicada en El Mercurio de Valparaíso, domingo 22 de agosto (enlace para suscriptores).

 

Pruebe también

Rectores de universidades estatales proyectan desafíos pendientes de 2021

En su segunda reunión presencial tras pandemia, equipos académicos y de investigación presentaron al cuerpo de autoridades los avances más recientes en sus respectivas líneas de trabajo.