Cecilia Arriagada: “La AUGM es una red estratégica para nuestra universidad”

Hace 30 años, el 9 de agosto de 1991, ocho rectores de universidades sudamericanas se reunieron para buscar formas de cooperación y defender, en conjunto, la educación superior pública en los países de la región. Ese día firmaron el “Acta de Intención Fundacional” que originó la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), que actualmente suma 40 instituciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

La Universidad de Playa Ancha se unió formalmente a la AUGM en diciembre de 2010, como parte de su proceso de internacionalización, y es actualmente un miembro activo en sus distintos espacios, programas y actividades. Un hecho significativo es que el rector Patricio Sanhueza fue elegido recientemente como vicepresidente de la Asociación, por lo que tendrá un papel destacado en este año del 30° aniversario.

Después de él, la representación de la UPLA está en manos de la directora general de Relaciones Internacionales, Cecilia Arriagada Correa, en calidad de Delegada Asesora. Con ella conversamos sobre la estrecha relación entre las dos instituciones.

—¿Qué importancia podemos atribuir a la participación de la UPLA en esta Asociación?
—La AUGM es una red estratégica para nuestra universidad en virtud de sus principios fundacionales: trabajar por la excelencia, la calidad, la pertinencia y cumplir con los cometidos que la educación superior pública requiere. También por los objetivos que persigue, entre los cuales es central el de impulsar un proceso de integración a través de la creación de un espacio académico común ampliado, con base en la cooperación científica, tecnológica, educativa y cultural entre todos sus miembros. Sin duda, ser miembro de esta prestigiosa y reconocida red de universidades públicas, autónomas y autogobernadas del Cono Sur ha sido una gran oportunidad para avanzar en forma sostenida en los procesos de internacionalización de nuestra institución en los ámbitos de docencia, investigación, creación e innovación, vinculación con el medio y gestión, además de incrementar el grado de visibilidad y posicionamiento de nuestra institución y contribuir al proceso de integración regional.

—¿En qué se traduce el trabajo en todos estos ámbitos?
—La Asociación cuenta con un número significativo de programas e iniciativas donde la UPLA tiene activa participación. Nuestros estudiantes de pregrado y postgrado, docentes e investigadores, gestores y administradores pueden acceder a las convocatorias en los cuatro Programas ESCALA (de movilidad): Escala Docente; Escala de Grado, que corresponde al pregrado; Escala de Postgrado y Escala de Gestores y Administradores. Estos programas nos han permito ampliar las posibilidades de intercambio de experiencias y movilidad, contribuyendo al desarrollo de competencias interculturales y de ciudadanía global. Por ejemplo, en el ámbito del trabajo disciplinar, multi e interdisciplinario, académicos y académicas adscritos a distintas facultades participan en seis comités académicos y cuatro núcleos disciplinarios.

—Tal vez lo más conocido sea el programa de movilidad estudiantil. ¿Se ha visto afectado, para bien o para mal, debido a la pandemia?
—Aunque la pandemia impuso restricciones a la movilidad presencial, también abrió oportunidades para responder a estos escenarios nuevos y cambiantes. Uno de ellos ha sido el programa de movilidad virtual de la AUGM. Cualquiera sea la modalidad, presencial o virtual, el estudiante tiene una experiencia distinta que sin lugar a dudas es enriquecedora, desde el punto de vista académico y personal. Sale de su contexto de la UPLA, establece nuevas relaciones con estudiantes de otras latitudes y culturas, amplía sus redes, conoce otros modelos educativos, otras aulas, otros académicos, sumado a la oportunidad de aprender una segunda lengua si va a Brasil. Contrario a lo que se podría pensar, este complejo contexto sanitario ha generado nuevas iniciativas, ampliando y diversificando las oportunidades para nuestra comunidad. Ha sido gratificante recoger las impresiones de nuestros estudiantes en el programa de movilidad virtual. Todos sin excepción valoran la oportunidad.

—Entiendo que hay otras formas de participación dirigidas a los estudiantes…
—En el área de la investigación, tenemos las Jornadas de Jóvenes Investigadores de la AUGM, que se realizan cada año en una sede rotativa y han contribuido a promover el relacionamiento temprano entre científicos (noveles y seniors) de la región e impulsar su trabajo conjunto en el marco de los fundamentos de la Asociación. En el año 2014, nuestra universidad fue la primera chilena en ser sede, un evento que convocó a más de 600 investigadores.
”Otro programa académico en que tanto docentes como estudiantes UPLA participan (en calidad de expositores o asistentes) son las Escuelas de Verano e Invierno, cuyo objetivo central es la construcción de un Espacio Académico Común Ampliado, que aporte a la consolidación y profundización de los procesos de integración regional, utilizando los modos habituales de la internacionalización de la educación superior.

—Lo que me lleva a preguntar cómo participan los otros estamentos de la UPLA…
—A lo largo del año, la AUGM lleva a cabo una nutrida agenda de eventos académicos e iniciativas abiertos a toda nuestra comunidad, mediante congresos, seminarios, cursos, talleres, conferencias… Sumados a sus programas, dan sentido a la creación de un espacio académico común ampliado (ESCALA), donde los obstáculos son superados y se multiplican las posibilidades de acción. Además, en el ámbito de la gestión institucional, directivos UPLA participan en tres comisiones permanentes: Ciencias, Tecnología e Innovación; Extensión Universitaria; y Postgrado. Estas comisiones tienen como objetivo central estudiar, elaborar y desarrollar propuestas y acciones institucionales y académicas, en temáticas de carácter estratégico y transversal.

—¿Algunos hitos o acciones recientes que destacaría?
—Uno de los más recientes e importantes ha sido la elección del rector Sanhueza como vicepresidente de la Asociación, cargo que ocupará por un año. También resalto su participación en el Consejo Consultivo, uno de los órganos de la asociación que ha tenido un rol central en el seguimiento del Plan Estratégico, definido para el período 2020-2030. En la elaboración de este Plan, no puedo dejar de destacar el rol de liderazgo de nuestra directora general de Análisis y Planificación Estratégica, María Francisca Briones, a quien le correspondió organizar y conducir este proceso. En mi calidad de Delegada Asesor, además de los espacios de representación que cumplo en el Grupo de Delegados Asesores y en otras comisiones ad-hoc, he sido designada por el Consejo de Rectores de AUGM como integrante del Comité Operativo del Observatorio de Autonomía y Presupuestos Universitarios, creado recientemente. Este año también fui nominada como representante de los delegados asesores ante la Cátedra de Derechos Humanos. Ambas nominaciones son un voto de confianza, que valoro muchísimo.

—Destacaba la elección del rector Patricio Sanhueza como vicepresidente de AUGM. ¿Qué significado le podemos dar a este hecho?
—Su nominación como representante de las universidades chilenas y luego su elección por unanimidad es un hecho significativo, no solo para nuestra institución sino también para las otras tres universidades públicas chilenas que forman parte de la AUGM (U. de Chile, U. de Valparaíso y USACH). También para nuestro país. Su elección constituye un reconocimiento a su destacada trayectoria y liderazgo, y a su claro y firme compromiso con la educación pública como un bien social. Es también un reconocimiento a la activa participación de la UPLA en la Asociación desde que nos integramos en 2010.

 

 

Pruebe también

Director del HUB Ambiental UPLA expone en comisión de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía del Senado

Su participación junto a autoridades de ESVAL y de la Superintendencia de Servicios Sanitarios de la región se debió a los estudios de análisis de agua potable rural y aguas servidas realizados por la UPLA a principios de este año, que arrojaron presencia de arsénico y coliformes fecales sobre la norma permitida.