Íconos patrimoniales del Valle del Aconcagua. Décima parte: Tercera sección. Ciudad de Limache

Imagen: www.diariocronica.cl

“Traspuestas las dos primeras partes del Aconcagua se inicia su tercer tramo, que inicia y termina respectivamente el oeste de la comuna de Quillota y finaliza en la de Concón, en uno de los parajes más complejos propios de la desembocadura de un río de la zona central del país.

Así pues, este sector del valle tiene una variedad de paisajes donde predomina hacia la costa una extensa área de colinajes costero litorales, que se encuentra circundada por el oriente por una maciza sección, la Cordillera de La Costa, que tiende a cimentarse con el tronco andino en un intrincado sistema de cordones  transversales y nudos montuosos, que dejan entre sí depresiones en las que su humanización ha sido posible por las favorables  condiciones naturales.

En este caso, surge la comuna de Limache y su ciudad homónima, que según diversas fuentes debe el origen del topónimo a diversas acepciones, entre las que están lli (peñasco) y machi (brujo) “Peñasco del Brujo”, versión que se apoya en una antigua tradición indígena.

El relato indica que,  en lejanos siglos el cono del cerro La Campana era un peñasco (Lli) reluciente, por estar constituido  de oro y pedrerías, tesoro que fue muy codiciado por una nación extranjera que vino a conquistarlo, sin embargo,  los líderes espirituales del lugar determinaron  burlar la apetencia de los afuerinos, pidiendo a sus deidades cósmicas que, en una noche cayera sobre el encantado cerro, una potente capa de granito que ocultó para siempre su fastuosa cima.

Otra suposición del nombre indica que el nombre de Limache podría provenir de Lima (Perú) y che (gente en lenguaje mapudungun), es decir, “gente de Lima”.

En cuanto a la fundación, la Subsecretaría de Desarrollo Regional indica que “Limache fue fundada el 27 de enero de 1857 como Santa Cruz de Limache (Limache Viejo). Es la única comuna de Chile que tiene dos ciudades. La primera San Francisco de Limache, fundada en 1634, se encuentra al norte del Estero de Limache y, hacia el sur, se encuentra Limache Viejo, fundada en 1857”.

En referencia al patrimonio urbano del casco histórico (1856) correspondiente a Limache viejo, hay que indicar que, en su trama urbana muchas construcciones propias de inicios del siglo pasado eran usadas como segundas residencias en época de verano, y deben su presencia ya que el diseño original de este polígono se hizo siguiendo la lógica de un asentamiento planificado, considerando el trazado del tren Valparaíso -Santiago. Dicha idea urbana impulsó un proyecto innovador para ese período, porque incluía una propuesta innovadora de espacios públicos y casonas, con estilos arquitectónicos de gran valor estético, que se exaltan con paisaje naturales de indudable belleza escénica.

Así pues, con este contexto un grupo de vecinos acompañaron recientemente al subsecretario del Patrimonio Cultural, quien en una visita técnica junto a profesionales del Ministerio de las Culturas y el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) recorrieron el casco histórico de San Francisco de Limache. Afirmó para esos efectos que “hemos venido para ver en terreno, junto a la comunidad local, el valor patrimonial de este sector (…). Hay un movimiento ciudadano que ha impulsado con mucha fuerza la protección de este lugar como un patrimonio nacional”.

A lo señalado hay que resaltar una vía estructurante de esta parte de la ciudad, cual es la avenida, que debe su nombre a don Tomás Urmeneta, empresario chileno que a mediados de 1850 invirtió con éxito en la hacienda Limache, en ganado, y en una viña de cepa francesa. Se encuentra flanqueada por un extenso linde forestado por plátanos orientales, que en su conjunción de follaje le otorgan la categoría de arteria abovedada o túnel florístico de mucha utilidad para refrescar no solo el deambular peatonal, sino también para crear una suerte de ingreso muy de fundo a la estación del tren.

Con este pintoresco marco iniciamos el recorrido por el último recodo del Aconcagua, que demuestra en su intrincada morfología una pléyade de sugerentes e interesantes lugares, que no dejan de asombrar al visitante de este transversal portal de paisajes”.

 

***Gastón Gaete Coddou,  geógrafo y académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Universidad de Playa Ancha.

Columna de opinión publicada en diario El Trabajo de San Felipe, el miércoles  21 de julio de 2021

Pruebe también

Palacio Baburizza inaugura exposición “50 años de la carrera de Pedagogía en Artes Plásticas de la UPLA”

La muestra testimonial reúne 90 obras de artistas formados, entre 1971 y 2021, en la carrera que se dicta en la Facultad de Arte UPLA. Las visitas se extenderán hasta el 24 de octubre en la Sala Extensión, de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.