Los íconos patrimoniales del Valle del Aconcagua. Cuarta parte: El valle de Putaendo

Fuente: www.putaendo.cl

“Al avanzar por el Aconcagua y al norte de la ciudad de San Felipe, se descubre el valle del río Putaendo que, según especialistas, es uno de los primeros atisbos morfológicos del gran valle central de Chile, que se desarrolla desde la VI región hacia el sur.

En atención a la geoforma de Putaendo, se puede indicar que su nombre es propio del mapudungun, que identifican a este sector como putraintú o puthrayghentú, se traduce como “Manantiales que brotan de pantanos”, aunque hay otros significados que lo interpretan como lugar soleado, los manantiales, estero pedregoso o, finalmente, como lugar de Pataguas.

Sobre sus características geográfico–físicas se puede indicar sucintamente, que el origen de las estructuras se debe a la acción erosiva de los cursos hídricos superficiales del sector. Asimismo, en la superficie comunal (1474 kms2) es posible reconocer y observar tres subunidades, a saber, la montaña, fondo de valle y rinconadas y microcuencas. En ellas se desarrollan diversas actividades propias de la ocupación de estas, en este sentido resalta la minería y ganadería en la montuosidad del paisaje, a lo que unen en las terrazas y llanuras aluviales del sector plano del valle agricultura intensiva, y es el lugar de asentamiento de la mayoría de la población local. Finalmente, en las rinconadas de Silva y de Guzmanes, se ha generado, respectivamente, una fabril actividad agrícola.

Es dable pensar que lo indicado para la valoración y explotación de los recursos putaendinos, la presencia del ser humano por estos lares, en palabras del arqueólogo Rubén Stehberg (1995), Putaendo “posee una historia muy rica, en lo que respecta a asentamientos prehispánicos,  ejemplo de ello son la gran cantidad de vestigios de arte rupestre existentes en la comuna, también existen antecedentes de  que prácticamente toda la comuna, fue recorrida por los Incas, a través del camino del Inca, el cual ingresaba a lo que es el actual limite comunal, por el morro el Cuzco, en dicho camino existía una bifurcación, en la que se formaba un camino longitudinal que recorría la comuna y conectaba el valle del río Aconcagua, y otro transversal que se dirigía hacia Argentina”. Apreciación que se confirma con la expresada por otros investigadores como Daniel Pablovic (2003), quien aseveró “la existencia de los restos de un Pucará Incaico”.

Profesor Gastón Gaete Coddou.

Por su parte y desde la Colonia hasta el presente, hay una ampliación de la humanización en la espacialidad territorial, lo que aumenta y enriquece los diversos estratos socioculturales que, por la variedad y calidad de los mismos, influyen decisivamente en la cultura comunal y el reconocimiento de visitantes y turistas acerca de ella.

Teniendo en consideración el nutrido plantel patrimonial comunal, en esta ocasión y sin desmerecer a muchos de los íconos,  nos vamos a referir a los propias del ámbito rural  y, en particular, a las tradiciones campesinas intangibles. Dentro de las últimas están los rituales religiosos, tal como es Semana Santa y, en Rinconada de Silva, la representación del Vía Crucis, manifiesto al que se unen otros eventos con trasfondo histórico de raigambre colonial y los propios del proceso de la independencia nacional. Destacan en estos aspectos, respectivamente, la trilla y el carnaval de la Chaya, añadiéndose para el mes septiembre lo  referido a la fiesta huasa del parque del huaso de Sahondé, actividad en la que se realizan rodeo, carreras a la chilena, juegos típicos y presentación de artistas locales.

En atención al patrimonio del campo cultural tangible, se distingue la gran explanada de El Llano, lugar donde se emplaza el Parque Escultórico Cementerio de Carretas, que exhibe de manera permanente al menos 40 esculturas.

En síntesis, la dispar escenificación del plantel patrimonial de Putaendo hace de su existencia un destino de indudable valor cultural que cautivará al visitante, que puede hacer presencia todo el año y que de seguro se llevará un atesorado recuerdo de este atrayente recodo aconcagüino”.

 

***Gastón Gaete Coddou,  geógrafo y académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Universidad de Playa Ancha.

Columna de opinión publicada en diario El Trabajo de San Felipe, el miércoles  9 de junio de 2021.

Pruebe también

Los caminos de Claudio Puga: Entre la docencia y el arbitraje profesional

El profesor de Educación Física titulado en la Universidad de Playa Ancha en 1994, y árbitro profesional de fútbol desde 1995, Claudio Puga Briones, conversó con los estudiantes de primero y quinto año de la carrera.