Patricio Ibáñez León: “La Universidad de Playa Ancha tiene una presencia importante en el Valle del Aconcagua”

Seguir respondiendo a las necesidades del entorno, así como asegurar la entrega de una sólida formación para sus cerca de 800 estudiantes, son dos de los principales desafíos del campus San Felipe de la Universidad de Playa Ancha, según precisó el Dr. Patricio Ibáñez León, vicerrector.

La autoridad académica subrayó que, a lo anterior, se suma mantener en óptimas condiciones la infraestructura y potenciar el clima organizacional que caracteriza al campus: un clima de respeto y de diálogo que siempre ha sido valorado y defendido por toda la comunidad universitaria.

Con una planta docente de 27 académicos y 30 funcionarios, el campus se encuentra en pleno proceso de acreditación, en el cual se busca mantener o ampliar los cinco años que le asignó durante el último proceso la Comisión Nacional de Acreditación, CNA.

OFERTA ACADÉMICA

—¿Cuál diría usted que es la principal característica de la oferta académica que ofrece la Universidad de Playa Ancha, a través del campus San Felipe?
—Es importante mencionar que la Universidad de Playa tiene un compromiso social y territorial con la Región de Valparaíso y esto, entre otras cosas, se refleja en la presencia de nuestra universidad en el Valle del Aconcagua desde  hace 30 años. Hoy en día, más que hablar de carreras, estamos desarrollando un proyecto en distintas áreas del conocimiento y que tienen directa relación con ese territorio.

—¿En qué áreas se focaliza la presencia de la UPLA en el Valle del Aconcagua?
—En el Instituto (Universidad de Playa Ancha) hay carreras en la línea de administración y de la producción industrial. En las carreras profesionales, tenemos educación e ingeniería. Lo anterior permite que nuestros egresados tengan una excelente empleabilidad. Por tanto, si tuviese que decir cuál es la principal característica de nuestra oferta, es que responde a las reales necesidades del Valle de Aconcagua y de la región. Se trata de una oferta pertinente a la realidad del territorio.

—¿Cómo se vincula la UPLA con la comunidad del Aconcagua?
—Históricamente, el campus San Felipe ha tenido una activa vinculación con el entorno. Actualmente, hemos tratado de profundizar este lazo. Por ejemplo, nuestras dependencias han sido un centro de vacunación para apoyar en el combate del covid-19. Tenemos un Consejo Asesor Empresarial muy activo, que apoya al Instituto Tecnológico. Estamos desarrollando un proyecto con el Obispado de la diócesis de San Felipe y con la Pastoral de Inmigrantes de San Felipe, para apoyar a estas comunidades que se asentaron en esta zona. Hemos llevado adelante convenios  de articulación con establecimientos educacionales. Con el apoyo de las direcciones generales de Vinculación con el Medio y de Comunicaciones, uno de nuestros académicos desarrolló un canal virtual,  para apoyar emocionalmente a las comunidades educativas.

—¿Los estudiantes se han involucrado en esta vinculación con el medio?
—Claro que sí. Recientemente, otro académico, en conjunto con alumnas de la carrera de Pedagogía en Educación diferencial, ganó un proyecto en la Dirección General de Asuntos Estudiantiles para trabajar en temas de integración. Pero además de los académicos y estudiantes, nuestros profesionales también se vinculan con el medio, pues las asistentes sociales durante el año anterior se reunieron con cientos de alumnos de cerca de 50 liceos del valle, para dictar charlas sobre los beneficios estudiantiles. El encargado de deportes y recreación del campus organizó un ciclo de charlas con establecimientos educacionales, para relevar la importancia de la actividad física durante la pandemia. Estos son solo algunos ejemplos del vínculo con la comunidad de Aconcagua.  La Universidad de Playa Ancha tiene una presencia importante en el valle. Lo significativo es que, a pesar de la pandemia, hemos buscado  fórmulas para seguir conectados con la comunidad.

DESAFÍOS

—¿Cuáles son los desafíos principales que debe enfrentar el campus San Felipe?
—Sin duda que hay muchos. En primer lugar, seguir respondiendo a las necesidades del entorno, así como también asegurar nuestro compromiso de entregar una sólida formación a nuestros estudiantes.

—Desde el punto de vista administrativo, la Vicerrectoría del Campus San Felipe vive una transición a una Dirección General. ¿Cómo visualiza este proceso?
—Como una oportunidad, pues debimos hacer algunos cambios, como por ejemplo realizar un nuevo reglamento para el campus, que está muy pronto a ver la luz. Esto nos permitió actualizar nuestro reglamento para responder de mejor manera a esta nueva realidad, lo que significó buscar caminos  menos burocráticos, tener  mayores atribuciones administrativas y, a la vez, estar más cercanos y coordinados con las facultades de la universidad.  Otro desafío muy importante es mantener y ojalá aumentar nuestra matrícula. Este año, con cuatro carreras técnicas y cuatro profesionales, ingresamos a más de 220 alumnos.

—¿Se visualiza la creación de nuevas carreras en el campus?
—Sí, es posible contar con oferta académica más amplia, tanto en el ámbito técnico como profesional, lo que está en pleno proceso de evaluación. Por ello no puedo adelantar más.

—Respecto a la presencialidad, ¿de qué manera el campus San Felipe se está preparando?
—Formamos una comisión triestamental para abordar este tema. Debemos revisar y complementar el protocolo que ya hemos preparado. También estamos participando en la comisión central de retorno seguro. Si las condiciones sanitarias lo permiten, debemos estar preparados para retornar en forma presencial y a la vez  cuidar la salud de nuestra comunidad.

VINCULACIÓN CON EL MEDIO

—¿Cuál es el valor de las alianzas que el campus San Felipe (Instituto Tecnológico incluido) establece con las distintas organizaciones e instituciones? ¿Las puede mencionar, por favor?
—Tal como mencioné anteriormente, tenemos muchas alianzas, con entidades publicas y privadas, con establecimientos educacionales y con distintas organizaciones y sin lugar a dudas son muy importantes para nosotros. Siempre hemos dicho que no podemos estar encerrados en cuatro paredes, debemos ser un agente de desarrollo para el Valle del Aconcagua y para eso debemos conformar alianzas, con las universidades, con las municipalidades, con las empresas y por supuesto con los establecimientos educacionales. Actualmente, mantenemos convenios de colaboración con los 10 municipios de las provincias de San Felipe y Los Andes.

—¿Cómo se proyecta el campus San Felipe para los próximos dos a tres años?
—Tenemos un plan de desarrollo que acabamos de actualizar y que describe cuáles son nuestras proyecciones. Esperamos ir  sumando nuevas  carreras, queremos aumentar nuestra matrícula, seguir mejorando nuestra infraestructura, seguir mejorando nuestra vinculación con el medio. Pero, junto con referirme a nuestras proyecciones, quiero dirigirme a toda la comunidad del campus San Felipe, a nuestros académicos y funcionarios para decirles que deben esta tranquilos, porque este proyecto universitario seguirá adelante con más fuerza que nunca.

 

 

Pruebe también

Los caminos de Claudio Puga: Entre la docencia y el arbitraje profesional

El profesor de Educación Física titulado en la Universidad de Playa Ancha en 1994, y árbitro profesional de fútbol desde 1995, Claudio Puga Briones, conversó con los estudiantes de primero y quinto año de la carrera.