Sobre investigación aplicada para una educación de calidad conversaron académicos UPLA

En el webinar “Panorama científico” de abril, organizado por la Seremi de Ciencia de la Macrozona Centro con el tema principal “Educación de Calidad”, tuvieron destacada participación los académicos de la Universidad de Playa Ancha, doctores José Alejandro González y Tomás Reyes Amigo.

“Investigación y Formación: un diálogo necesario” fue la exposición desarrollada por el académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas  y coordinador de la Unidad de Análisis y Estudio de la Progresión Académica de la Vicerrectoría Académica, Dr. José Alejandro González, en la que afirmó que las universidades han olvidado para qué investigan, “nos hemos convencido de que es para acreditación y ranking”.

Destacó que la investigación debe retribuir y regresar a las prácticas de aulas y a la propia universidad, orientando la toma de decisiones, basadas en un soporte formal.

El Dr. González compartió, en la oportunidad, resultados de un estudio realizado en universidades de la región, en el que concluyó que existe una baja contribución de la investigación que genera la propia universidad en los programas de estudios analizados.

“Lo anterior -recalcó- podría tener consecuencias directas en la formación de los profesionales, ya que existen numerosas evidencias que indican que la investigación contribuye a la formación de mejores profesionales, y en educación no es la excepción. Las prácticas de investigación deben ser parte de la formación inicial docente, no para transformar a los futuros profesores en expertos investigadores, sino para que utilicen sus herramientas para mejorar sus propias prácticas pedagógicas, los procesos de enseñanza-aprendizaje, y con ello contribuir a mejorar la educación en el país”.

Actividad física vigorosa

En tanto, el académico de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte e investigador del Centro de Estudios Avanzados, Tomás Reyes Amigo, doctor en Educación Física y Deporte, se refirió a la “Clase de educación física de alta intensidad: Una propuesta didáctica”.

La clase de educación física, expresó, es un eje central en el desarrollo de los y las estudiantes del país y, como foco investigativo, el Dr. Reyes ha liderado estudios en los que han analizados dos variables muy importantes: la intensidad de las actividades de la clase de educación física y el tiempo de compromiso motor, es decir, cuánto tiempo se mueve el cuerpo.

“Y encontramos problemas, pues no se cumple lo que recomiendan las instituciones internacionales sobre la intensidad y los tiempos en los cuales niños y niñas debieran moverse en la clase. Una clase de calidad debe tener entre otros factores, una intensidad adecuada y un compromiso motor relevante”, sostuvo.

Durante la charla presentó una propuesta didáctica inclusiva con ciertas variables, estudiada en un establecimiento educacional particular subvencionado de Valparaíso, que considera actividades de relevo, de colaboración y oposición, optimizando el tiempo y en una intensidad alta.

“Las clases de alta intensidad fueron más beneficiosas que las clases de educación física de moderada intensidad. Es decir, los estudiantes que tuvieron clases más intensas, después de la jornada seguían más activos, se movían más, lo que retribuye en beneficios psicológicos y sociales, a diferencia de los estudiantes que realizaron actividad moderada, que bajaron su movilidad”, concluyó el profesor.

Pruebe también

Juan Álvarez: “Nuestra filosofía es que estos cursos estén abiertos a todos”

Director general de Vinculación con el Medio fue entrevistado en varias radioemisoras acerca de la Universidad Abierta UPLA, pronta a inaugurarse.