Planes rectores del territorio. El ejemplo de la comuna de Putaendo

“El territorio, tal como se ha expresado en varias ocasiones en esta columna de opinión, es una figura geométrica cuya forma depende de los límites que se han establecido para esos efectos, determinando con ello diversas áreas político-administrativas en las que habitan y ocupan sus recursos la comunidad viva.

Respecto de los instrumentos rectores del territorio, se establecen cuatro que son esenciales para la funcionalización, valoración, gestión, ordenamiento y otras variables tanto en el contexto urbano (P/e Plano regulador) y rural (P/e Plan de Desarrollo Comunal), aunque de estos documentos hay dos en los que muchas de las municipalidades no poseen por diversos motivos, aun cuando su existencia y operativa son vitales para los fines de su aplicación, me refiero al Plan de Desarrollo Cultural (PLADECU)  y el Plan de Desarrollo Turístico (PLADETUR).

En cuanto al desarrollo y seguimiento de los planes indicados es responsabilidad del municipio y diversas direcciones ver el cumplimiento de las normativas, escenarios propuestos, programas y otros aspectos para así tener una visión actualizada del dinámico y cambiante escenario espacio – territorial.

Profesor Gastón Gaete Coddou.

En el contexto aconcagüino, nuevamente la pujante y activa comuna de Putaendo ha dado un ejemplo digno de destacar y que se refiere a la puesta en acción de su Plan de Desarrollo Turístico, que viene a responder a la amplia variedad de hitos patrimoniales naturales y culturales, cuyo uso se ha abocado al turismo y, por lo mismo, el valor y trascendencia que tiene este hito de la gestión municipal. En ese sentido y luego de un esfuerzo de una década, recientemente el Concejo Municipal aprobó este citado plan posicionando a Putaendo como la primera comuna de la Microrregión de Los Andes- San Felipe en tener este documento a disposición de los usuarios del contenido, alcances y manifiestos de su legado histórico que, en palabras de muchos expertos, han constituido una multiplicidad de estratos socioculturales que, en su integrado, transforma a esta comuna como un “destino turístico de intereses especiales”.

Sobre lo manifestado y en opinión profesional, he destacado el valor del concierto cultural putaendino, que se expresa no solo por un clima, que permite desestacionalizar el flujo de visitantes y turistas, sino también por la conectividad adecuada y cercanía que tiene respecto de los centros de emisión que originan y sostienen este movimiento de personas; la calidez de la atención local, que refuerza la amistad que se le otorga al afuerino; las cercanías en la distribución espacial de los hitos patrimoniales que posibilitan interesantes y diversos circuitos turísticos; el respeto a la herencia cultural que ha influido poderosamente en el arraigo de la comunidad, lo que en conjunto a otros hechos destacados, hacen de Putaendo un nodo de interés y atracción que ha trascendido fronteras y que por su valioso plantel de recursos tangibles e intangibles como soporte expresivo de manifiestos ha sido hábilmente trabajado en la sustentabilidad y sostenibilidad de los mismos, garantizando  sin duda con este direccionamiento razonado, que estas acciones contribuirán y posibilitarán a la población una  alternativa de desarrollo socioeconómico respecto de sus ingresos y de mejoramiento de su calidad de vida.

Vaya pues, nuevamente, mis congratulaciones a la I.M. de Putaendo y a todas y todos quienes aportaron desde sus ideas y fecundo trabajo a la puesta en escena de su Plan de Desarrollo Turismo”.

 

***Gastón Gaete Coddou,  geógrafo y académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Universidad de Playa Ancha.

Columna de opinión publicada en diario El Trabajo de San Felipe, el miércoles  17 de marzo de 2021.

Pruebe también

Dirección de Equidad y Género cierra año académico con curso sobre género e inclusión

Actividad se inició el 18 de este mes y continúa el 20 y 21. Participación será certificada por las universidades del CRUV.