Hitos esperanzadores para 2021

Iniciamos 2021 con fe en el futuro y con nuestras comunidades aun planificando lo que será el año, luego de un 2020 que quedará en la historia por una pandemia despiadada que deja una larga estela de tristeza y duros momentos, así como un cúmulo de reflexiones sobre la sociedad que hemos construido e importantes logros científicos, lo que permite visualizar algunos hitos que deberían generar signos de esperanza los próximos meses.

En estos últimos tiempos se han develado diferencias y desigualdades humanas y territoriales. Los duros efectos de un individualismo cruel que ha horadado el sentido de comunidad y solidaridad. Existe más consciencia de los roles que deben cumplir el Estado, las familias, las instituciones, el sector productivo y los grupos sociales. Conocemos la urgente necesidad de avanzar en equidad de género, en integración social y en respeto a los pueblos originarios, y de repensar Chile en un proceso constitucional participativo. Para nuestras universidades, estos son grandes desafíos que convocan al pensamiento crítico y a la reflexión.

Sin duda, la ciencia y la tecnología, como también las humanidades, el arte y las culturas continuarán siendo protagonistas en los procesos de desarrollo y en nuestras aulas virtuales. Para ello se han hecho importantes esfuerzos en equipamiento y en capacitación, que han facilitado que miles de estudiantes, profesores/as y personal administrativo prosigan con sus labores desde sus hogares. Por esos esfuerzos notables estamos y seguiremos estando profundamente agradecidos.

A objeto de permitir la realización de ciertas actividades al interior de los planteles, pero cuidando la salud y la integridad física de las personas que integran nuestras comunidades, las universidades han estado desarrollando estrategias y estrictos protocolos que permitan su materialización. Se trata de actividades puntuales, que requieren necesariamente presencialidad.

Las universidades continuarán dando una dura batalla al Covid-19, aportando investigación, operación en laboratorios y trabajo de académicas/os y de estudiantes. En la Universidad de Playa Ancha, seguiremos integrando la red de laboratorios universitarios para realizar exámenes para detectar el virus, considerando que somos laboratorio de referencia para la región y trabajamos con robots proporcionados por Sofofa, y mantendremos nuestra alianza operativa entre el Laboratorio de Análisis de la Facultad de Ciencias de la Salud y el IST de Viña del Mar. Seguiremos también investigando en proyectos de alto impacto como, por ejemplo, el observatorio satelital de las nieves, que entrega valiosa información sobre glaciares.

Finalmente, en la Universidad de Playa Ancha nos tiene muy orgullosos que, a nuestra oferta habitual de carreras de pregrado y programas de postgrado -además de opciones técnicas-, sumamos este año tres nuevas carreras: Derecho, Ingeniería Comercial e Ingeniería Civil Informática, todas con un fuerte acento y compromiso social, que es parte de nuestro sello.

Sin duda, se trata de hitos que debieran motivarnos a iniciar el año con una mirada distinta, de fe y optimismo, y con la esperanza que, en algún momento, dejaremos atrás esta pandemia.

 

Patricio Sanhueza
Rector Universidad de Playa Ancha
Presidente Agrupación de Universidades Regionales (AUR)

 

Fuente: columna publicada en El Mercurio de Valparaíso, sábado 2 de enero de 2021 (enlace para suscriptores).

 

Pruebe también

Dirección de Equidad y Género cierra año académico con curso sobre género e inclusión

Actividad se inició el 18 de este mes y continúa el 20 y 21. Participación será certificada por las universidades del CRUV.