De-Constrúyete, un juego tremendamente transformador

Dos juegos “tremendamente transformadores” fueron descritos y comentados en el marco del conversatorio “El juego como estrategia de aprendizaje”, organizado por el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS). Uno de ellos fue De-Constrúyete, el juego de tablero nacido en el seno de la Universidad de Playa Ancha, mientras el otro fue Sustentópolis, del propio CEDEUS.

De-Constrúyete fue presentado por una de sus impulsoras, la socióloga Macarena Trujillo, académica e investigadora de la Universidad Playa Ancha. Además de explicar su dinámica y posibilidades, describió cómo y por qué nació este juego, cuyo objetivo es visibilizar y combatir la desigualdad de género y su reflejo, la violencia. Destacó que no se planeó aisladamente, sino que la idea surgió como resultado de una investigación sobre esa problemática y una visión política: “Cómo incidimos en las comunidades con las cuales nos vinculamos y con las cuales queremos trabajar, en una realidad que queremos cambiar”.

Respecto al impacto que ha tenido este juego, que ella ha podido ver en establecimientos de enseñanza media y en cursos de la propia universidad, Macarena Trujillo destacó que permite a los jóvenes conversar sobre un tema que normalmente no abordan y que así conocen a mujeres que han sido referentes en distintos campos.

Sustentópolis nació ante la necesidad de contar con material didáctico para los cursos del programa Ciudadanía Activa del CEDEUS. También aborda una problemática social de gran importancia actual, en este caso la sustentabilidad urbana. Uno de sus presentadores durante el conversatorio virtual, Maximiliano Molina, explicó que este juego “se basa en preguntas que los estudiantes deben responder en cuanto a si están de acuerdo o en desacuerdo a alguna temática, donde ellos deben argumentar esa respuesta, y así dar a conocer su posición acerca de elementos referidos al diseño de la ciudad”.

En cuanto al impacto entre los estudiantes, Alicia Santi, también parte del equipo de Ciudadanía Activa que creó este juego, destacó lo que ocurrió antes y durante el largo proceso de creación. “Nos dimos cuenta de que los estudiantes eran capaces de generar críticas hacia la ciudad, que ellos se sentían parte de la ciudad y en los distintos espacios generaban ciudadanía, por lo que nosotros también queríamos incorporarlo”. Destacó que “para los participantes era más importante el proceso de la discusión, la creación de argumentos y toda la dinámica detrás de ello que el resultado final del juego”.

Comentarios

El conversatorio fue moderado por Johanna Ortiz, también profesional del CEDEUS, y tuvo como comentaristas a Nicolás Carvajal, profesor de historia del Liceo Polivalente Presidente José Manuel Balmaceda (Santiago), y a Daniel Opazo, director del PAR Explora de La Araucanía.

Fue Carvajal quien opinó que ambos juegos son “tremendamente útiles y tremendamente transformadores, pues ambos apunta a un para qué común: transformar la cultura; desde la sustentabilidad, en un caso, y de la violencia de género en el otro”.

Opazo también mencionó la coincidencia al abordar problemas de gran importancia social. En el caso específico de De-Constrúyete y su enfoque en las relaciones de género, destacó su aporte “no solo porque es un problema grave sino porque cambiarlo puede cambiar el modo en que hacemos sociedad”.

Ambos juegos comparten otras características, además de su objetivo social: usan tableros y tarjetas; están dirigidos a los estudiantes, pero se pueden usar en familia o en otros grupos; y se pueden descargar gratuitamente: De-Constrúyete en su propio sitio y Sustentópolis en la web del CEDEUS.

El conversatorio fue transmitido en directo a través de YouTube, donde es posible verlo completo en este enlace.

 

 

Pruebe también

Escuela de Música Popular de la UPLA culminó con la formación de 60 jóvenes de la región

El proyecto, liderado por el docente de Pedagogía en Educación Musical José Godoy Valenzuela, involucró a estudiantes del Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué y de la Universidad de Playa Ancha.