Un rol social invariable

La Universidad de Playa Ancha formalizó un acuerdo con la Municipalidad de Viña del Mar que, en términos generales, se traduce en un inicial traspaso de conocimientos desde la academia a los vecinos. No hablamos de cursos sino de videos con información relevante y muy práctica, de gran interés, especialmente en la actual situación de confinamiento.

Esta tarea, que cumplimos en el marco de nuestra misión y rol social como universidad estatal y regional, es una muestra más del amplio abanico de tareas en que se desenvuelven las universidades. La docencia es una de nuestras principales tareas, agregándose la investigación, la innovación, creación y vinculación con el medio. A veces actuamos solos, pero generalmente en alianzas, en Chile o el extranjero.

Así, tenemos una universidad que se esfuerza por apoyar a los vecinos de la Ciudad Jardín y muchas otras comunidades y, al mismo tiempo, lo hacemos a través de 149 convenios de vinculación y cooperación internacional, en coordinación con instituciones de educación superior y centros de investigación en América Latina, Norteamérica, Asia, África y Europa. Si contamos las cuatro redes interuniversitarias más activas que integra la UPLA, sumamos cerca de mil quinientas instituciones. Esas redes también están presentes en todo el mundo: la Organización Universitaria Interamericana (OUI), la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), el Grupo de Universidades Iberoamericanas La Rábida y la Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF).

¿Cómo pasamos de hablar de un nuevo convenio local a la larga tradición de vínculos internacionales? En realidad, hablamos de lo mismo: una universidad multidimensional, compleja, cumpliendo un rol social, en apoyo a la comunidad.

En la internacionalización, hay un claro beneficio. Estudiantes y académicos obtienen los frutos de la movilidad con universidades extranjeras; la participación activa en redes, núcleos u organizaciones asociadas a la cooperación internacional, indicadores cienciométricos como coautorías internacionales; la implementación de mecanismos como cotutelas; la doble graduación u otros mecanismos semejantes en los postgrados. En el proyecto educativo, tenemos como competencia transversal el aprendizaje de lenguas extranjeras, sellos misionales, aplicación de las TIC en las competencias profesionales e incorporación del sistema de créditos transferibles.

Para la Universidad de Playa Ancha, la internacionalización es un objetivo estratégico y transversal. Así, desde nuestros claustros académicos, esos bienes tangibles se difunden a toda la sociedad. Académicos, académicas y estudiantes que obtienen alguna de esas experiencias internacionales crecen y se les amplia el campo profesional. Ellas y ellos son quienes contribuyen a la docencia, investigación, innovación, creación y vinculación con el medio. Son quienes preparan los videos que se difunden entre vecinos de Viña del Mar, enseñando cómo nutrirse mejor, cómo resguardarse en el mundo virtual, cómo mantener la actividad física en pandemia o cómo manejar el estrés o la ansiedad. Esos mismos problemas que se viven en el mundo serán parte de nuestra contribución a otras realidades y sociedades.

La universidad es siempre la misma. Su rol y compromiso social son invariables.

 

Patricio Sanhueza
Rector

 

Fuente: columna de opinión publicada en El Mercurio de Valparaíso, domingo 9 de agosto de 2020 (acceso para suscriptores).

 

 

Pruebe también

Patrimonio ferroviario del Valle del Aconcagua. Tercera parte: De La Calera a Los Andes

Columna del geógrafo y profesor de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Gastón Gaete Coddou, publicada en diario El Trabajo de San Felipe, el miércoles 16 de septiembre de 2020.