Patrimonio regional. Primera parte: Costa

“El concepto de patrimonio tiene variadas acepciones y, por lo mismo, cabida en diversas materias del quehacer social y, en este contexto, hay que indicar que la apropiación y uso patrimonial abarca tanto el espacio privado como  los expresivos públicos y, en cada  uno de estos espacios, la o las personas, le asignaran un valor de trascendencia e importancia.

En relación a lo indicado y haciendo referencia a realidad de la V Región de Valparaíso y su extenso territorio físico (15.396.1 kms2), que abarca dos dimensiones, a saber: Insular (Archipiélago de Juan Fernández e isla Rapa Nui) y sudamericana, contexto este último en que centraremos nuestro análisis y, en particular, a su línea de costa, la que exhibe diversos aspectos de interés patrimonial.

Como características generales la línea costera regional, es parte de la llamada “línea de costa compleja y pareja del país”, teniendo un frente oceánico aproximado  de  205 kms. lineales, en los que se disponen de norte a sur: 12 bahías, 26 asentamientos poblacionales de diversos tamaños, una población permanente de 914.837 personas (que crece cuantiosamente en época estival como consecuencia de las vacaciones), alrededor de  22 caletas  de pescadores artesanales, 10 clubes de náutica y cofradías incluidas, líneas de playa, campos de  dunas, vegetación nativa, humedales, desembocaduras de ríos y  esteros, entre otros antecedentes, que en su integrado, dan consistencia a paisajes naturales y culturales. Es precisamente en este ordenamiento paisajístico, que el poblamiento de los mismos ha hecho uso de los recursos naturales presentes, dejando diversas evidencias que, en su proceso de la permanencia, han mutado desde los conchales a las actuales ciudades.

Profesor Gastón Gaete Coddou.

Cabe señalar que la presencia y  apropiación del hombre de estos sectores data desde de un aproximado de 6000 años antes del presente, dejando registro de permanencia en al menos 11 conchales, los que se localizan en las cercanías de los actuales asentamientos, lo que relata la relación entre el medio que tenían los pretéritos habitantes y, que es casi coincidente con la de los actuales residentes. Es decir, el medio propicio para la instalación situacional de los lugares de permanencia se ha mantenido casi sin variaciones, revelando la antigua sapiencia de los pueblos originarios sobre el ambiente en que se desenvolvieron.

Pese a existencia de registros de recursos de interés patrimonial en esta franja costera – litoral, los riesgos que enfrenta esta data está afecta a una serie de riesgos naturales y antrópicos, resaltando para el primero de estos aspectos los terremotos, tsunamis,  marejadas inusuales, inundaciones u otros sucesos,  que han dañado con su existencia (en diversos grados) estos testimonios, degradando su sostenibilidad y estado de conservación. Si a esto se anexan los peligros culturales, a saber: Incendios forestales, presión inmobiliaria, grafiteros, robo, práctica de deportes en arena, microbasurales, entre otras cosas, es dable pensar y estimar que la existencia de estos antecedentes de herencia están en grave situación de desmedro y, es probable, que muchos de ellos se hayan perdido para siempre.

No obstante lo indicado, la responsabilidad de la comunidad y de los organismos públicos y privados en pro de la defensa y  subsistencia del acervo patrimonial es fundamental y, en ese sentido, hay un esfuerzo promovido por  geógrafos que, asimismo son académicos tanto de la Universidad de Bretaña Occidental (UBO), Francia y  Playa Ancha, Valparaíso, orientado a la investigación  náutica y su vínculo con el medio local. A la par,  el Estado creó en la V Región de Valparaíso, la institucionalidad que tiene a su cargo parte de estos considerandos, aunque pese al esfuerzo que esta unidad técnica hace, es preciso e indispensable que la ciudadanía sea proactiva en la cultura tanto tangible como intangible, demostrando esa intención y actuar, posibilite una gobernanza cultural, que se avoque al cuidado y proyección del legado de quienes nos antecedieron, demostrando una actitud y acción de respeto que será, sin duda, bien considerada y evaluada por aquellos que nos precederán”.

 

Gastón Gaete Coddou,  geógrafo y académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Universidad de Playa Ancha.

Columna de opinión publicada en diario El Trabajo de San Felipe, el miércoles 8 de julio de 2020.

Pruebe también

Instituto Tecnológico UPLA llegó a más de 250 estudiantes de 14 liceos del valle del Aconcagua

En los últimos dos meses, impartió cuatro charlas en 15 establecimientos de enseñanza Media Técnico Profesional respecto a distintos temas que se relacionan con los programas formativos que ofrece.