Sea un estratega químico en casa y destruya al coronavirus

Han pasado 4 meses desde el registro del primer caso de COVID-19 en Chile, por lo que la carrera de Pedagogía en Química y Ciencias de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha llama a no bajar la guardia  frente a este mortal virus.

En términos de desinfección de manos y superficies, sepa por qué deben utilizarse jabón y agua, alcohol, cloro y agua oxigenada para destruir al SARS-CoV-2, causante de la enfermedad.

La académica de Pedagogía en Química y Ciencias, Dra. Macarena García, explica que la estructura de este virus se compone de material genético envuelto en una capa de lípidos (grasas) y glicoproteínas. Sobresalen de esta envoltura las denominadas proteínas “spike”, que son las que fijan el virus mediante interacciones químicas con células humanas.

Por lo tanto, las estrategias químicas para destruir al SARS-CoV-2 se basan en las interacciones de los agentes desinfectantes con la estructura química externa del virus, diferenciando aquellos que pueden aplicarse sobre manos y superficies.

Limpieza de manos y superficies

Los jabones tienen una estructura general compuesta por una cabeza hidrofílica, es decir afín con el agua, y por una cola hidrofóbica, cercana a las grasas. Esta cola es la que es capaz de disolver la envoltura lipídica del virus, rompiendo su estructura e inhabilitándolo para fijarse a las células.

“Con ayuda de la parte hidrofílica del jabón, es decir con la parte cercana al agua, es que se establecen precisamente interacciones con el agua que, finalmente, permiten la eliminación de los residuos. Para que la reacción sea eficiente, el lavado de manos  debe ser mínimo de 20 segundos. Es importante destacar que cualquier jabón sirve para este propósito”, sostiene la Dra. Macarena García.

En tanto, los alcoholes como el etanol (alcohol etílico) o isopropanol (alcohol isopropílico) son capaces de disolver la envoltura lipídica del virus, así como romper su estructura de proteínas. La académica García afirma que, como mínimo, para la desinfección de manos debe considerarse el uso de alcohol al 60%, es decir 600mL de alcohol puro más 400mL de agua, y para las superficies, alcohol de 70% (700mL de alcohol puro más 300mL de agua).

Limpieza de superficies

Para la desinfección de superficies considere cloro y agua oxigenada.

El cloro es capaz de oxidar y destruir las proteínas y el material genético del SARS-CoV-2. “Para que esto ocurra, debemos dar tiempo a la reacción, por lo que se recomienda dejar actuar la solución por al menos 10 minutos. Es importante destacar que no se debe mezclar cloro con otros agentes desinfectantes, ya que se pueden producir reacciones químicas peligrosas, algunas de las cuales pueden producir desprendimiento de gases con efectos nocivos para la salud. Se recomienda preparar soluciones de cloro comercial de a lo menos 0,1%, que quiere decir 1mililitro de hipoclorito concentrado en 1litro de agua”, precisa la académica.

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno, también sirve para desinfectar, porque oxida y destruye las proteínas y el material genético del virus, por lo que es adecuado dejarlo actuar sobre las superficies durante mínimo 10 minutos. Al igual que con el cloro, no es recomendable la mezcla de esta sustancia con otros desinfectantes o vinagre, porque son altamente tóxicos.  Se recomienda la utilización de una solución acuosa de a lo menos 0,5% de concentración.

Pruebe también

Instituto Tecnológico UPLA llegó a más de 250 estudiantes de 14 liceos del valle del Aconcagua

En los últimos dos meses, impartió cuatro charlas en 15 establecimientos de enseñanza Media Técnico Profesional respecto a distintos temas que se relacionan con los programas formativos que ofrece.