En la UPLA se realizó taller de ciberacoso y seguridad digital

El carácter triestamental marcó el reciente taller de Ciberacoso, que organizó la Dirección de Equidad e Igualdad de Género de nuestra casa de estudios. El objetivo de la cita fue generar espacios de diálogo al interior de la Universidad para hablar sobre ciberacoso, autocuidado, acompañamiento y herramientas de seguridad digital. La idea fue nombrar y reconocer este tipo de violencia a fin de establecer estrategias para enfrentar este tipo de experiencias.

Así lo explicó Tania Sandoval Silva, trabajadora social de la mencionada instancia, quien precisó que esta actividad surgió desde la Comisión de Estudiantes contra el Ciberacoso de la Universidad, como una instancia de formación, donde se potencia una línea de promoción y prevención de la violencia en línea.

“Si bien era un solo taller, metodológicamente lo dividimos en cuatro grupos, porque finalmente hubo más de 80 inscritos. Por lo tanto, para que se pueda generar un diálogo más enriquecedor, decidimos formar estos grupos los que resultaron muy diversos. La idea fue poder realizar un diagnóstico sobre este tema y visibilizar el trabajo que estamos haciendo desde esta dirección”, dijo Tania Sandoval.

CONTENIDOS

En el taller se presentaron tres relatoras: Ann Timm Hidalgo, directora de Equidad e Igualdad de Género, quien abordó el tema desde los derechos humanos y entregó una perspectiva jurídica sobre el ciberacoso; Alejandra Calderón Martínez, psicóloga, quien expuso sobre las estrategias de autocuidado frente a la violencia en línea y qué hacer frente a ella; y Tania Sandoval Silva, quien se refirió a la seguridad digital, términos de uso y plataformas que permiten un mayor cuidado en internet.

En relación al valor que este tema tiene para la Universidad de Playa Ancha, Tania Sandoval enfatizó que la violencia en línea se debe considerar como una extensión de la violencia estructural que viven las mujeres y disidencias en los espacios comunes que hoy se expresa en la virtualidad. Por ello, es necesario reflexionar, informarse y establecer claros protocolos de acción frente a ella.

“Creemos que tanto el acompañamiento como las estrategias para abordar la violencia de género y hacia las disidencias, deben ser medidas íntegras, que actúen como un protocolo de acción. Es decir, que aborden distintas dimensiones: jurídicas, psicosocial, red de apoyo, las herramientas tecnológicas y todos los factores de la vida de las personas”, afirmó la profesional.

Pruebe también

UPLA inicia primer curso de capacitación para beneficiarios del programa sociolaboral de Senda

Formación autoinstruccional lo ejecuta el Organismo Técnico de Capacitación de la universidad, en el marco de un convenio suscrito entre esta casa de estudios y Senda Región Valparaíso.