Tuna de la Facultad de Arte UPLA participó en inédito encuentro virtual

Bajo el eslogan #quédateencasa se desarrolló el primer “Encuentro nacional virtual de tunas y estudiantinas de Chile”, instancia donde la Tuna de la Facultad de Arte de la UPLA fue parte de las 40 agrupaciones que participaron de manera virtual en este inédito certamen que reunió a representantes de todas las regiones de nuestro país.

En siete días, del 14 al 20 de mayo, distintos conjuntos tuneros mostraron su trabajo virtual en dos horarios (20:00 y 22:00 horas) como una manera de enviar un mensaje de apoyo y alegría a la ciudadanía que ya está pronta a cumplir tres meses en cuarentena.

Stefano Pino Pastén, director de la agrupación de la Facultad de Arte UPLA, complementó que esta instancia musical le permitió a las tunas y estudiantinas recopilar e interpretar desde los hogares, antiguos y reconocidos temas que forman parte de sus destacados repertorios.

En ese sentido, la agrupación UPLA participó con las melodías más características de sus presentaciones: “La Joya del Pacífico” (Víctor Acosta), “Isa de la Ventana” (del folclor canario) y un compilado de Foxtrot compuesto por clásicas canciones relacionadas con las oficinas salitreras.

“Estamos muy contentos de haber participado de esta instancia y ansiosos de volver a encontrarnos en eventos similares. Como conjunto no podíamos estar ausentes de este inédito encuentro, por lo que fue necesario adaptarnos nuevamente a los tiempos de emergencia sanitaria que vivimos para mantener en pie la costumbre de mostrar y fomentar esta linda tradición tunera”, finalizó el director de la agrupación UPLA.

Revisa la presentación en los siguientes link

“La Joya del Pacífico”: https://youtu.be/GnuIWxpAIZk
“Isa de la Ventana”: https://youtu.be/ARt9QtwvI9g
Compilado de Foxtrot: https://youtu.be/jW3GirTvLsM

Pruebe también

¿Sabe cómo identificar si usted es víctima de ciberacoso?

Profesionales de la Universidad de Playa Ancha realizaron un taller sobre el tema y explicaron que el no consentimiento es clave para identificar si una persona sufre violencia digital, especialmente si el mensaje o publicación le resulta intimidante y perturbador.