Especialista UPLA entrega claves para evitar dolores de espalda si trabaja desde casa

De acuerdo a un estudio que realizó la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), que excluyó a grandes compañías en Chile- un 95,3% de las empresas en nuestro país tiene trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en modalidad de teletrabajo, a propósito del COVID-19.

En este contexto, resulta fundamental tener presente ciertas precauciones para evitar los dolores de espalda, tan común en estos días. Así lo aseguró la directora del Departamento de Kinesiología, Roxana Tapia Allende, quien sostuvo que hay una serie de factores que es necesario considerar para desarrollar el teletrabajo en buenas condiciones.

OJO AL AMBIENTE

Lo primero es contar con un ambiente adecuado en cuanto al espacio, ventilación,  luz natural y tranquilidad, a fin de favorecer la concentración. Una vez que estas condiciones están aseguradas, es importante que el escritorio y la silla sean ergonómicas. Es decir, que el diseño y la forma de estos muebles permitan una cómoda y adecuada postura de quien los utiliza.

En el caso del escritorio, lo ideal es que su altura permita que la silla ingrese bajo éste y que su ancho sea suficiente para que el computador pueda estar sobre ella cómodamente. Además, éste  debe estar a la altura de la vista, así como también,  los brazos (codo y muñecas) deben quedar sobre el escritorio.

La especialista subrayó la necesidad de utilizar todos los dedos a la hora de escribir en el teclado, pues de lo contrario, se corre el riesgo de generar un sobreesfuerzo en  determinados tendones y músculos. Las consecuencias de usar solo uno o dos dedos para escribir generan impacto en los tendones de muñeca y codo culminando en tendinopatías de  extremidades superiores.

En cuanto a la silla, debe ser una cuyo diseño permita ajustar la altura. Además,  la cabeza y espalda debe estar totalmente apoyadas en el respaldo. En realidad, la idea es que toda la estructura del cuerpo se pueda apoyar, lo que incluye  los pies, pues de este modo se evitará que se produzcan compresiones vasculares y nerviosas en determinadas zonas.

“Si nuestra estructura no cuenta con los apoyos necesarios, como la espalda y los pies, en el caso de estos últimos se va a producir compresión en la zona posterior inferior del muslo y eso va a generar problemas de circulación, comenzará el hormigueo, se enfriarán los pies, etc., especialmente si esta mala posición se mantiene por una largo período. Por eso, además del respaldo, los apoya pies son fundamentales, no solo porque permiten el descanso, sino también porque el usuario puede utilizar el ángulo adecuado. La idea es quitar carga en la estructura, que se produce cuando hay suspensión”,  dijo la kinesióloga.

Agregó que es recomendable, además, que la silla cuente con apoyo lumbar para la espalda para no provocar sobrecarga, pues la flexión lumbar en forma sostenida y movimientos repetitivos durante el teletrabajo, generará dolor en la zona lumbar, zona dorsal, o cérvico-torácico. Tras esto, los tejidos comienzan a inflamarse aparece el dolor y si este proceso se perpetua se hace crónico y produce la lesión.

“Es necesario que las personas (especialmente aquellas que están trabajando desde casa), tengan presente que deben preocuparse de las condiciones en que realizan sus labores frente al computador, porque de lo contrario, pueden generar  un dolor crónico, una lesión que es totalmente evitable. Me refiero a las famosas lumbalgias, que se producen por malas posturas y movimiento repetitivos sostenidos en el tiempo”.

Otro aspecto que destacó Roxana Tapia Allende es la realización de pausas ergonómicas (pausas activas), entendidas como aquellos descansos que se realizan cada 45 minutos de trabajo. De este modo, durante este recreo de 10 a 15 minutos, se sugiere hacer ejercicios de elongación, estiramiento, relajación, respiración y fortalecimiento de los músculos de piernas, brazos y cuello.

También es importante al final de cada jornada laboral, ideal es hacer alguna actividad aeróbica en casa, como bicicleta elíptica, trotadora (si tiene disponibilidad de ella) o bailar ayuda a mantener condición aeróbica y elimina ansiedad y estrés.

Y lo último, prohibido trabajar en el computador acostada en la cama, pues aunque se utilicen cojines, porque éstos ceden al peso de la estructura corporal generando una compresión importante sobre los discos intervertebrales, que se traduce en dolor lumbar.

Ya sabe entonces, si eres de las personas que trabaja desde casa, toma en cuenta estas recomendaciones y aprenda a cuidar tu espalda.

Características de una silla ergonómica

-Asiento regulable en altura

-Respaldo reclinable

-Apoyo lumbar y de cabeza

 

-Apoyo de antebrazos

 

 

 

 

Pruebe también

Profesor Carlos Moreno UPLA

“Mientras no se invierta en tecnología, mucha de la educación formal en los territorios rurales, estudiantes y familias sufrirán de una situación de desigualdad muy significativa”

Al igual que los estudiantes de las ciudades, los estudiantes del mundo rural han visto afectado su proceso formativo por el Covid-19 y los cerca de 25.000 profesores que trabajan en estos establecimientos han enfrentado serias complicaciones para impartir docencia, por problemas de conectividad y aislamiento.