“Universidades estatales debiesen contar con estructura de financiamiento que resguarde a sus estudiantes de estas contingencias”

La necesidad de apoyo para las universidades que han implementado medidas de emergencia por la pandemia fue el eje de la exposición del presidente del Consorcio de Universidades del Estado (CUECH) y rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi Véjar.

Durante la sesión, el rector informó de los esfuerzos que desde mediados de marzo se están realizando en las universidades estatales para mantener la actividad académica, docente y administrativa, siempre resguardando la salud de la comunidad universitaria y sus familias.

Al respecto, el rector de la Universidad de Chile enfatizó que “nuestras instituciones han puesto al servicio del país su infraestructura, equipamiento y las más elevadas competencias científicas, profesionales y técnicas de sus académicos y funcionarios, para que Chile pueda enfrentar la amenaza de salud más grave que ha vivido el mundo contemporáneo”, acotó.

Agregó que “las universidades estatales debiesen contar con una estructura de financiamiento que mantuviese a sus estudiantes resguardados de estas contingencias”.

La autoridad académica detalló las medidas que las dieciocho universidades públicas han implementado, incrementando sus gastos en más de $ 9.000 millones solo por conceptos de conectividad, equipos, licencias de software para docencia virtual y reforzamiento de infraestructura TIC, informó Vivaldi.

Esto ha sido posible gracias al desarrollo que las universidades en Chile han logrado en el área informática, lo que ha puesto a nuestro país en la primera línea a nivel regional, siendo reconocido su trabajo en el mundo: “en Brasil, de las 50 universidades públicas, sólo seis han podido desarrollar sus actividades en línea”, puntualizó el rector.

En este contexto, el presidente del CUECH presentó, ante la Comisión de Educación del Senado, propuestas específicas de apoyo para las universidades en siete ámbitos distintos. Las principales medidas consideran el uso de los excedentes del Fondo Solidario, un financiamiento basal de emergencia Covid-19, acceso a endeudamiento de largo plazo con garantía estatal, ampliar la cobertura de la gratuidad y extender el plazo en a lo menos un año para que los estudiantes no pierdan el beneficio, “porque de mantener que se pierde el beneficio al primer año de atraso, las universidades estatales perderán 30 mil millones de pesos al 2021”, alertó el presidente del CUECH.

La máxima autoridad académica de las universidades estatales, sostuvo que una vez que el país salga de la pandemia, los chilenos deben abordar diversos temas de fondo y levantar propuestas de largo plazo para el sistema de educación superior.

 

* Puede descargar la presentación del rector Ennio Vivaldi en la Comisión de Educación del Senado desde este enlace.

 

Fuente: Comunicaciones CUECH.

 

Pruebe también

Tomás Infestas: “Antes que ser profesores de educación física somos educadores”

El actual director de la sede Viña del Mar del colegio Seminario San Rafael, y profesional formado en la Facultad de Educación y Letras, sede Valparaíso de la Universidad de Chile, compartió su experiencia de vida con los futuros docentes de Educación Física.