2019: año del salto tecnológico de la UPLA

La Universidad de Playa Ancha está en medio de una modernización de sus telecomunicaciones que tendrá un gran impacto en la eficiencia de sus procesos, que va mucho más allá de una conexión a internet ultrarrápida. Según el director general de Informática de la UPLA, Roberto Álvarez Marín, “es claramente el mayor avance tecnológico y el principal desafío que ha tenido la universidad en esta área en muchos años”.

Los avances se darán en cinco aspectos: servicio de internet, cloud computing (virtualización de los principales servidores de la universidad), modernización de la telefonía fija, renovación de la telefonía móvil institucional y enlaces de sede con fibra óptica para cada edificio, mejorando la conectividad de la red UPLA.

Todo esto está incluido en una misma licitación de servicios, que se asignó el 4 de noviembre a la empresa Claro Chile y cuya implementación se encuentra en plano desarrollo, por lo que conversamos con Álvarez para conocer más detalles.

-¿Cuál es la importancia de esta modernización?
-Destacaría tres puntos importantes. Uno es que, por primera vez, la universidad ha efectuado una licitación de nuestros servicios y, por lo tanto, este cambio ya está ligado a un contrato formal que tiene una duración de 28 meses, con la posibilidad de prolongar 12 meses más con el mismo proveedor, siempre y cuando las condiciones sean favorables para la institución. Segundo, es un avance tecnológico sobre todo en lo relacionado con la telefonía fija, la virtualización de los servidores y el acceso a internet. Y tercero, que todos estos servicios y esta modernización tecnológica le van a significar a la universidad un ahorro mensual, en promedio, de 30 por ciento en relación a la facturación actual.

-Este cambio tan extenso, ¿causará algún problema a estudiantes o funcionarios?
-Para el usuario, va a ser transparente. Cuando, por ejemplo, un funcionario cargue el Sistema Integral Institucional (SINTE), no se va a dar cuenta de que ahora se está conectando a una empresa externa, así como antes no se daba cuenta de que se estaba conectando a nuestros servidores en Gran Bretaña. Va a ser más rápido y habrá un proceso diferente, pero al usuario general no le producirá mayores alteraciones. Desde esta Dirección, siempre hemos procurado que todo cambio cause el menor impacto a los usuarios, aunque eso nos implique trabajar de noche o fines de semana. Y nuestras tasas de falla, en conectividad por ejemplo, son solamente por cortes eléctricos.

-¿Eso se solucionará con estos cambios?
-Sí, gracias al cloud computing o virtualización de los 20 servidores principales de la universidad. Antes, si había un corte de energía en Gran Bretaña, se nos caía toda la red. Ahora eso será imposible, ya que la empresa proveedora garantiza un servicio casi permanente gracias a la categoría Tier III de su datacenter, con respaldo de todos los datos institucionales y un sistema de contingencia. ¿Qué significa esto? Que en caso de que ellos fallaran por algún motivo, el datacenter de Gran Bretaña comienza a operar. Esa es la contingencia y estará a cargo de un tercero. El nuevo centro, contratado, tiene los mejores estándares mundiales en seguridad y los riesgos se minimizan. Es imposible que lleguen a cero, pero se minimizan.

-¿Solo los servidores institucionales estarían en la nube?
-También la telefonía fija se va a la nube, incorporando 670 anexos nuevos. Esto no significa cambios de numeración sino recibir aparatos nuevos, con visor, capacidad de ver quién llama y full IP. Todos los aparatos actuales se desechan, porque viene una nueva tecnología con nuevos aparatos, con un plan de 40 mil minutos para llamadas a celulares y una serie de ventajas que trae el cambio de sistema, como mensajería y otros.

-¿Y novedades en la telefonía móvil?
-Se mejoran los planes de datos y de voz. Por ejemplo, cada celular tenía una bolsa fija, sin límites solo para los teléfonos de la institución. El nuevo plan tiene minutos ilimitados a todo destino, con redes sociales libres, con planes de datos de 35 y 20 Gb (según categoría) y 400 mensajes de texto al mes. Más los aparatos telefónicos mismos, que serán una mejora respecto a lo que teníamos.

-Lo que me recuerda a internet. ¿Cuáles son los cambios en ese tema?
-Tenemos todavía dos proveedores, que en conjunto y promedio nos dan un ancho de banda 250 megas por segundo, nacional e internacional, de subida y bajada. Con la nueva licitación, llegamos a 600 megas. Por lo tanto, vamos a tener un mejor ancho de banda para el servicio de internet.

-Más del doble… Eso sí debería notarse, tanto por estudiantes como por funcionarios…
-Sí, pero hay que tomar en cuenta que a mayor velocidad, mayor consumo. La tasa de uso siempre está casi en el tope.

-Con esto, solo nos falta saber sobre el enlace entre las sedes…
-Se relaciona con lo que ya hablamos, porque la idea es que cada sede o campus sea independiente, sin necesidad de conectarse al nodo central en Gran Bretaña para sus servicios. Ahora cada uno se conecta a la empresa proveedora, con todas sus ventajas. Y para ello ya se terminaron las conexiones vía fibra óptica a todos los puntos de la red de la UPLA, faltando solamente unir el edificio Independencia y el edificio de Ciencias e Ingeniería, que estarán pronto.

-¿Cuándo se completará la implementación de toda esta modernización?
-Ya está todo muy avanzado y en realidad falta muy poco. Sin embargo, el paso final va a ser la virtualización de servidores y la dejaremos para finales de marzo o abril, porque preferimos hacerla después del proceso de matrículas para evitar inconvenientes y hacer más pruebas entre tanto. Insisto en que siempre trabajamos con la idea de reducir el impacto y la invasividad para nuestros usuarios. Igual pido paciencia y comprensión, ya que todo cambio tecnológico de esta magnitud puede presentar algunos inconvenientes en sus inicios, pero estamos seguros de que va a ser un muy buen servicio para la institución.

-Lo importante es el resultado…
-Y en ese sentido quiero reiterar que esta licitación va a permitir a la universidad tener un ahorro, en la facturación mensual, de aproximadamente 30 por ciento, y eso con todos los servicios incorporados, nueva tecnología, mejor equipamiento, mayor seguridad. Todo apunta a mejorar, asegurar y optimizar los recursos tanto técnicos como económicos, para que cada día sea más agradable trabajar o estudiar en la universidad.

 

 

Pruebe también

GRÁFICO: ¿Cómo saber si califico como contacto estrecho?

Aporte de la Dirección General de Prevención de Riesgos.