Agenda
Inicio / Destacados / Los desafíos de las universidades estatales para reconstruirse como sistema

Los desafíos de las universidades estatales para reconstruirse como sistema

Los países de tradición republicana depositan en sus universidades estatales el rol de educar a la ciudadanía para que ésta participe activa y comprometidamente en la defensa y promoción del interés general. Para cumplir de mejor manera su rol, las 18 universidades estatales de nuestro país iniciaron un proceso de cambio que las llevará a superar la individualidad para conformar un sólido e integrado sistema.

Reconstruir el sistema de universidades estatales como un todo articulado es el objetivo que se propusieron en el 2016 las 18 universidades del CUECH, lo que ha implicado detenerse, auscultarse, reconocerse y erigir un nuevo modo de ser y hacer, basado en la confianza, la cooperación y el trabajo en red.

Recuperar el espíritu colaborativo entre las universidades del Estado, luego de años de competir por recursos, preferencias y prestigio, no ha sido fácil.  Se trata de un inédito esfuerzo por dejar la lógica de las rivalidades y las competencias, para dar paso al verdadero espíritu de un sistema integrado de universidades: colaborar, compartir y fortalecerse para proveer de educación universitaria pública, laica y de calidad a todas y todos los chilenos y las chilenas, sin exclusión.

Tejiendo la red de cooperación

La decisión de transitar de una lógica competitiva hacia una colaborativa, puso en marcha un profundo cambio cultural en cada una de las 18 instituciones que hoy conforman la Red.

Si bien cooperar parece simple, no lo es tanto, menos cuando por años se ha actuado en la lógica de la competencia. Fue así como, buscando impulsar a las universidades del Estado hacia una nueva forma de operar, fue necesario desplegar una estrategia de implementación que articulara tres dimensiones: una estructura funcional de trabajo, una metodología de trabajo en red y, finalmente, una estrategia de comunicación que acompañara el cambio.

Desde la puesta en marcha del Convenio Marco en Red, el mayor desafío ha sido fortalecer la dinámica de las 6 áreas estratégicas priorizadas: Aseguramiento de la Calidad; Análisis Institucional; Pregrado; Artes, Cultura y Patrimonio; Vinculación con el Medio; Investigación.

Los primeros pasos consistieron en favorecer el conocimiento y la comprensión mutua de las 18 instituciones, condición básica para avanzar hacia efectiva materialización de un Sistema Integrado de Universidades Estatales. Se requirió, entonces, trabajar en la generación de confianzas, complementariedad, trabajo en equipo y liderazgos convocantes que, progresivamente, han ido dando paso a una dinámica relacional basada en la cooperación y la reciprocidad.

Hoy, 835 personas son parte del trabajo en red, seis veces más de los que en el 2016 atendieron el llamado a reunirse en una Red de las Universidades del Estado. La integración de nuevos académicos y profesionales al trabajo colaborativo ha hecho posible la ejecución de 69 proyectos oficiales en los últimos dos años, cifra que se complemente con otras 53 iniciativas de trabajo en red, totalizando 122 proyectos en curso.

Gracias a estos avances, las universidades estatales han ido recuperando el espíritu histórico de colaboración y dotando esta nueva fase de su desarrollo, de entusiasmo y esperanza en un futuro que, basado en su fortalecimiento, acompañe al país en sus sueños y desafíos.

Cadem: Ues Estatales, de las más creíbles
La última encuesta Cadem, del 07 de octubre de 2019, cifró la confianza en las Universidades Estatales en el 70% (3 puntos más que en mayo de 2019), ubicándolas como una de las instituciones que generan mayor nivel de confianza en Chile.
Manifiesto de las Universidades del Estado

Somos sus Universidades Estatales,
las universidades de todas y todos
los chilenos y las chilenas.

Adscribimos con ustedes
el compromiso de fortalecer
nuestro rol como garantes del bien común,
de la educación como un derecho social;
de la calidad como un estándar irrenunciable.

Para lograrlo
fue necesario mirarnos sin complacencia,
identificar nuestros errores,
examinar nuestros valores,
reconocer nuestra identidad
y enorgullecernos de ella.

Es verdad;
no es fácil superar el individualismo
y la lógica de mercado,
pero estamos convencidos que se puede,
con unidad y sentido colectivo.

No estamos solas.
Contamos con ustedes,
una ciudadanía que defendió
con convicción
la educación como un derecho.

A un año de la promulgación
de la Ley de Universidades del Estado,
trabajamos arduo
para desaprender y reaprender,
para restablecer las confianzas mutuas,
para dejar atrás la lógica competitiva,
para conformar un sistema integrado de universidades
que comparte,
intercambia,
colabora
y trabaja en red.

Estamos tejiendo la red de Universidades Estatales
Estamos rescribiendo nuestra historia.
Estamos renaciendo para servir mejor a Chile.

 

Fuente: La Tercera, domingo 12 de octubre de 2019, páginas 38 y 39.

 

Pruebe también

Aportes desde las universidades

Columna de opinión del rector Patricio Sanhueza, publicada en El Mercurio de Valparaíso, sábado 9 de noviembre de 2019.