Inicio / Academia / UPLA recuerda a sus detenidos desaparecidos con ceremonia en el patio de su Casa Central

UPLA recuerda a sus detenidos desaparecidos con ceremonia en el patio de su Casa Central

Cerca de 80 personas se hicieron presente en el patio de la Casa Central de la Universidad de Playa Ancha para rendir un homenaje en memoria de los funcionarios académicos, no académicos y estudiantes  de esta Casa de Estudios, víctimas de violación a los Derechos Humanos, al cumplirse 46 años del golpe militar.

Presidió la ceremonia el rector Patricio Sanhueza Vivanco, quien resaltó la importancia de recordar uno de los hechos más trágicos de nuestra historia.

“Es imposible dejar pasar este día (11 de septiembre) sin conmemorar los 46 años de uno de los hechos más trágicos que ha vivido la historia de Chile. Quizás el más complejo, porque se produce una división, pero también una persecución de carácter político-ideológico en contra de un sector de nuestra sociedad… Por lo tanto, esta tragedia deja una herida muy fuerte y en nuestra institución deja mártires que están inscritos en un monumento en el patio de la institución”, dijo el rector, quien  agregó que este acto da cuenta de que este tipo de hechos nos se puede volver a repetir.

Con el mismo énfasis, Luis Bork Vega, contralor de la Universidad de Playa Ancha y director de la Cátedra de Derechos Humanos, calificó este homenaje como una instancia de profunda reflexión, que no debe generar más divisiones.

No puede ser que personas que en 2019, en sus alocuciones e intervenciones públicas, evoquen con orgullo el día 11 de septiembre y, al contrario, hay algunos que definitivamente con mucha honradez, sostienen qué es lo que nos falta hoy día. Es decir, creo que estos actos van construyendo no solamente la emotividad, evocación y el dolor, sino también la esperanza que nunca más suceda lo que ocurrió con este pronunciamiento cívico militar del 11 de septiembre, sostuvo Luis Bork.

Katrina Sanguinetti Tachibana, académica de la UPLA, cuyo padre fue docente de esta casa de estudios, torturado y muerto en  1973, destacó el valor de este acto que calificó como un rito que ayuda a mantener viva la memoria de un país.

“Siento que hay un valor en este acto, porque es un rito permanente que tiene por fin mantener viva la memoria. Nuestros familiares no van a  morir si estos ritos se mantienen, pero además, porque se va generando el patrimonio inmaterial de la historia de Chile, cosa que es súper importante no perderlo. No es una cosa que pasó y que se pueda olvidar, es un hecho de la historia que es parte de nuestro patrimonio de la cual debemos aprender y proyectar”, afirmó la académica.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia se vivió durante la interpretación del destacado pianista y exestudiante, José Riveros Donoso, quien se ha presentado en más de 25 países del mundo de los cinco continentes. Con un repertorio basado en el folclor chileno y Latinoamericano, interpretó una de las piezas musicales, en compañía de su alumno de seis años, Renato Chávez Rojas.

La ceremonia concluyó cuando los presentes depositaron rosas a los pies del monumento que recuerda a quienes el golpe militar arrebató sus vidas.

 

 

 

 

Pruebe también

Exitosa feria continuó el diálogo academia-ciudadanía en la UPLA

Muestra de organizaciones productivas y editoriales independientes de la región tuvo lugar como parte del seminario internacional de PROCOAS.