Inicio / Destacados / Agrupación recibe estudio UPLA que cuestiona a Copec

Agrupación recibe estudio UPLA que cuestiona a Copec

La agrupación “Un parque para Las Salinas” recibió un estudio realizado por académicos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) que analiza el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por la Inmobiliaria Las Salinas para la remediación del terreno del mismo nombre de Viña del Mar, el que concluyó que no hay claridad de hacia dónde se trasladarán los desechos de las biopilas a usar en el proceso, del impacto de las bacterias que serán parte de la limpieza y mencionó la presencia de pesticidas en el lugar.

En las conclusiones del estudio, firmado por Ximena Espinoza, magíster e ingeniera civil química, y Verónica Meza, magíster e ingeniera agrónoma de la UPLA, se expone, entre otras cosas, que “no existe claridad técnica referida a caracterización o volumen de lixiviados provenientes de las biopilas, como es observado por los servicios públicos; tampoco se menciona cómo y dónde se realizará su disposición final, por lo que constituye otro riesgo para las personas”.

También advierten que “existe una gran cantidad de contaminantes en el suelo” y que hay “variados metales pesados en altas concentraciones y pesticidas agrícolas tipo drines (aldrin, dieldrin, endrin), DDT, entre otros”, para los cuales “el proponente no señala remediación asociada”.

¿Peligro por bacterias?

Añaden que “de las bacterias externas que se usarían en las biopilas y/o en la bioaumentación no existe información” y aunque se cree que se podría tratar de una del género cinetobacter y pseudomonas “presentan gran cantidad de especies y peligros de infecciones, siendo resistentes a antibióticos y extremadamente difíciles de controlar”.

Finalmente, dicen que “no sería posible asegurar que no existiría emisión de gases en la remoción de suelo, operación de biopilas, bioaumentación u otro trabajo”.

Al respecto, Hernán Madariaga, vocero de la agrupación “Un parque para Las Salinas”, dijo que “para nosotros este respaldo es muy importante, puesto que viene desde una universidad pública que de manera voluntaria se acercó a nosotros y quiso involucrarse, poniendo el interés público por delante, en contraposición al comité de científicos pagados con los que la empresa ha buscado dotar de una validez que no es tal su proyecto”.

Por su parte, el gerente de la inmobiliaria, Esteban Undurraga, comentó que “todas las observaciones enriquecen el proceso y nos permite despejar dudas que genuinamente pudieran tener muchos de los interesados, pero es importante recalcar que el diseño de este proyecto de biorremediación fue realizado mediante un trabajo mancomunado con científicos de las principales universidades de la región” y que “sería muy valioso que este comité científico pudiera recibir directamente a quienes participaron en la investigación señalada y poder abrir un diálogo con altura de miras”.

 

Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 23 de agosto de 2019.

 

Pruebe también

Exitosa feria continuó el diálogo academia-ciudadanía en la UPLA

Muestra de organizaciones productivas y editoriales independientes de la región tuvo lugar como parte del seminario internacional de PROCOAS.