Agenda
Inicio / Entrevistas / Víctor Silva, director regional de Patrimonio: “La UPLA es visionaria y comprometida con el rescate patrimonial”

Víctor Silva, director regional de Patrimonio: “La UPLA es visionaria y comprometida con el rescate patrimonial”

Víctor Patricio Silva Ipinza es profesor de Historia y Geografía; graduado con distinción máxima, licenciado en Educación de la Universidad de Playa Ancha de Valparaíso, con estudios en Derecho y especialización en materias de educación e infancia. Su experiencia laboral le ha permitido aportar con sus conocimientos desde el ámbito privado al público, desempeñando el cargo de director regional de servicios públicos y asesor regional en fundaciones e instituciones de diversos ámbitos, así como integrante de equipos directivos. Recientemente, fue nombrado a través del sistema (ADP) Alta Dirección Pública, como director regional del Servicio Nacional de Patrimonio Cultural (Región de Valparaíso), instancia pionera en sus materias a nivel nacional, tras la creación del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Hoy nos habla de su estrecha vinculación con la Universidad de Playa Ancha, y de cómo ésta lo marcó positivamente en distintos aspectos. Destaca, además, la calidad de su formación académica y valórica, expresada principalmente en su compromiso con el entorno, con la diversidad, la inclusión y la responsabilidad social.

SELLO PROFESIONAL Y PERSONAL

– En su calidad de exalumno, ¿De qué manera lo marcó su estada en la Universidad de Playa Ancha?¿Cuál es el sello con el que se identifica?

“Mi estada en la Universidad de Playa Ancha fue marcada desde distintas aristas; en relación a lo académico, tuve el beneplácito de ser formado por grandes historiadores y docentes-pedagogos de diversas disciplinas relacionadas con mi carrera (Pedagogía en Historia y Geografía), verdaderos maestros, los cuales me nutrieron tanto con conocimientos académicos como con valores universales y transversales. Respecto a lo social, logré vivenciar (en el quehacer universitario) una serie de actividades de aporte a la comunidad que desarrollaba la Casa de Estudios (trabajo con internos penitenciarios, personas con capacidades diferentes, tercera edad, entre otros); participación en jornadas de estudio con otras universidades del país, diálogos reflexivos, seminarios, congresos, conversatorios, participación en claustros triestamentales, debates, discusión política y académica. Lo mencionado me permite comentarles que el sello que logró plasmar la Universidad de Playa Ancha en mí, fue el de ser una persona y profesional íntegro, que respeta la diversidad, tolerante e inclusivo, con apertura y responsabilidad social, que empatiza con las necesidades de la comunidad en donde vive y trabaja, y que busca soluciones efectivas a las problemáticas que se presenten a través de un liderazgo aplicable a distintos escenarios”.

-¿Cuál es el aporte que -en su opinión- hace la universidad a su región, especialmente en el ámbito patrimonial?

“La Universidad de Playa Ancha ha realizado un aporte significativo y sistemático al ámbito patrimonial, no solo en Valparaíso sino que a nivel regional desde hace más de una década, siendo fundamental el interés presentado por docentes, académicos y alumnos de distintas sedes. Pero esto no ha sido azaroso, nos habla de una política que está dentro de un plan estratégico de la Universidad, que es precisamente la divulgación y la creación de nuevos conocimientos, con un acercamiento hacia la realidad local. Un ejemplo es lo desarrollado como aporte a la conservación del patrimonio histórico-religioso en el valle del Aconcagua, con trabajos de conservación, mantención patrimonial y registro documental, sumado a la realización de talleres de rescate del patrimonio local, publicaciones de libros, textos de estudios y revistas, ya que el rol activo de la educación no se limita a sus obligaciones de impartir enseñanza formal; en este caso la universidad se convierte en un ente colaborador de una de las gestiones de mayor significación ciudadana para Valparaíso y la región”.

-La Universidad de Playa Ancha ha realizado un intenso trabajo de restauración y recuperación del edificio que albergará el Museo Universitario del Grabado ¿Qué le parece?

 “Es fabuloso, digno de reconocimiento por la preocupación de rescatar nuestro patrimonio material e inmaterial. Sin lugar a dudas, el valor patrimonial del inmueble, marcado por su sello de Educación artística (anteriormente albergó a un fragmento de la Facultad de Artes de la misma Universidad), les motivó a habilitar el lugar. Tengo entendido que no fue una inversión menor; eso habla de lo visionaria y comprometida que es esta Casa de Estudios con el rescate patrimonial, pues no queda solo en máximas teóricas, sino que realiza acciones concretas de rescate y puesta en valor de un edificio monumental. Ello  permitirá que la comunidad académica y artística se instale en un lugar patrimonial, el cual dignificará aún más la labor que realiza la Universidad. Destaco también el trabajo profesional de quienes adaptaron el inmueble, rescatando y reutilizando materiales originales de la casona y, por supuesto, su operatividad la cual se enfoca a atender un público universal, inclusivo (con tecnología adaptada) y que incluye idioma de pueblos originarios como el mapudungún en sus dispositivos”.

LO QUE SE VIENE

-¿Cuál diría que son los principales desafíos que enfrentó al momento de asumir como director regional de Patrimonio?

“Son diversos y cubren distintas líneas de trabajo. Por ejemplo, desde el punto de vista  institucional, destaco la creación de una dirección regional y como soporte un servicio público prácticamente nuevo en donde, si bien es cierto, nos basaremos en la exitosa existencia previa de la ex DIBAM (Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos), es necesario dar una nueva institucionalidad. Con ella nos enfocaremos en la creación de  un servicio descentralizado y desconcentrado. Para ello, el DFL 35 y la Ley 21.045 nos amparan”.

-¿Qué es lo que está haciendo actualmente?

“Nos encontramos en la proyección de tres etapas. En estos momentos estamos en la activación de las direcciones regionales, siendo la Dirección Regional de Valparaíso la primera en implementarse a nivel país. Puntualmente nos enfocaremos en:

-Potenciar y posicionar la institucionalidad del servicio en la región.

-Coordinar las distintas unidades del servicio; bibliotecas regionales en convenio, museos adosados al servicio, Departamento de Pueblos Originarios, Unidad de Patrimonio Cultural Inmaterial y Unidad de Consejo de Monumentos Nacionales (nivel regional incluyendo lógicamente Rapa Nui).

-Coordinar cooperación entre organismos públicos y privados de la región en materias patrimoniales.

-Implementar políticas, planes y programas del Servicio”.

-¿Cuál es el desafío entonces?

“Cubrir con nuestro servicio diversos puntos de la región, relevando a nuestra ciudad patrimonial (Valparaíso), pero sin olvidar que en otras latitudes de nuestra región históricamente acontece una serie de sucesos relevantes relacionados con el patrimonio inmaterial y los pueblos originarios”.

-¿Considera que hay una cultura del cuidado del patrimonio en Valparaíso? (a propósito de la condición de Patrimonio Cultural asignado por  la Unesco).  ¿Por qué?

“Si bien es cierto existen normativas de resguardo, protección y puesta en valor de sitios patrimoniales, zonas típicas, y monumentos nacionales amparadas en la ley 17.288 (y la normativa internacional que resguarda sitios patrimoniales de interés mundial),  pienso que aún nos queda el gran desafío no solo en la región, sino que en nuestra ciudad (Valparaíso) de crear mayor conciencia de resguardo y protección de nuestro patrimonio en distintos enfoques (material, inmaterial). No siempre los recursos monetarios permiten mejoras, pues la gestión estatal, la educación y la sensibilización en la ciudadanía aportan”.

-¿Cómo se logra aquello?

“A través de la transformación del pensamiento y enfoque de cómo miramos y vivimos nuestra ciudad. Es por ello que abogamos por instancias de reflexión, conversatorios, convenios de colaboración entre organismos del Estado y la empresa privada, de manera que, a través de un trabajo intersectorial, logremos fortalecer el resguardo de nuestra riqueza patrimonial; insisto no solo monumental sino que también inmaterial”.

Pruebe también

Matías Asún: “La solución para Quintero y Puchuncaví es cerrar las fundiciones y centrales termoeléctricas”

El director de Greenpeace Chile acusó al gobierno de complacencia con las empresas que lucran con la destrucción del medio ambiente.