Estudiantes de universidades porteñas fueron certificados como monitores en prevención de sida

54 estudiantes pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Valparaíso, Universidad Técnica Federico Santa María y la Universidad de Playa Ancha fueron certificados como monitores en prevención de VIH/SIDA por el Programa Interuniversitario Alerta, perteneciente al Consejo de Rectores de Valparaíso.

Esta nueva versión se compuso de cinco sesiones efectuadas en el Centro de Atención al Estudiante (CIAE) de la UV, en las cuales se preparó a los jóvenes en torno a materias como el VIH, ITS, género, diversidad, habilidades sociales, entre otras, para que sean capaces de entregar estos conocimientos a sus pares universitarios.

La idea es que los jóvenes logren incentivar la toma de conciencia en relación a la salud sexual y afectiva, relevar el tema de la prevención y que formen parte del trabajo que desarrolla Alerta en las casas de estudios del CRUV, representado por Elizabeth Jorquera en la PUCV; Scarlet González y Bárbara Huequelef en la USM; Cynthia Acevedo y Priscilla Flores en la UV; y Patricia Correa en la UPLA.
En la última sesión, se dieron a conocer las calificaciones obtenidas por los alumnos y se hizo una muestra de las intervenciones de prevención y orientación realizadas por los estudiantes en universidades y diversos sectores de Valparaíso, Viña del Mar y del país, en las cuales a través de actividades didácticas pudieron educar a la comunidad sobre la relevancia del autocuidado.

Posterior a la exhibición de las piezas audiovisuales que dieron cuenta de los trabajos grupales, se hizo la entrega del certificado de aprobación del curso y luego se finalizó con un cóctel y fotos grupales de los nuevos monitores Alerta.

Testimonios

Sobre la experiencia, Daniel Levican, estudiante de Trabajo Social de la UV y también monitor del Programa Interuniversitario Consciente del CRUV, aseguró que fue bastante buena.
“A pesar de que en la prueba de diagnóstico tuve una mala calificación, subí a una nota sobre seis. Siento que había cosas que conocemos, pero que no las manejamos bien, así que saber un poquito más sobre ellas es mejor, ya que se puede dar una respuesta concreta a la gente que te pide un consejo. El hecho de trabajar con los compañeros, con personas del mismo rango de edad, es fantástico, porque puedes usar el vocabulario que empleas todos los días”, detalló Levican.

Gabriela Fuentes, estudiante de Enfermería de la UPLA, agregó: “El curso me gustó mucho ya que la dinámica fue diferente, trabajamos tanto al interior como fuera del aula con todos los compañeros y fue una muy bonita experiencia. A la vez, me gustó porque el conocimiento que obtuve aquí me va a servir a futuro con lo que estudio, que es la enfermería. Por ello, quiero seguir haciendo capacitaciones e intervenciones, para que la gente se proteja de esta enfermedad que es tan común el día de hoy”.

Matías Chaparro, estudiante de Ingeniería Civil Industrial en la USM, manifestó sobre su participación en la capacitación que le pareció “una buena experiencia, porque me pude instruir más sobre la prevención y el tratamiento del VIH, que es un problema que está latente en la sociedad actual, por lo que es importante que toda la gente se pueda informar. En este curso nos entregaron las herramientas necesarias para orientar a nuestros pares y así poder prevenir el VIH”.

 

* Más fotografías se pueden ver en la página de la Dirección General de Desarrollo Estudiantil en Facebook.

 

Pruebe también

“Espero que en un futuro proyectos sociales como el mío sean más frecuentes”

Egresado Diego Ramírez Machuca se refiere a pulsera inteligente que alerta ocurrencia de crisis epilépticas, que elaboró en el marco de su proyecto de titulación.