Dr. Alberto Saladino García:“El movimiento estudiantil chileno generó un nuevo perfil de la universidad latinoamericana”

Los movimientos sociales son la expresión de los intereses y de las preocupaciones de la sociedad para resolver sus problemas más inmediatos, los cuales posteriormente se traducen en organizaciones cívicas, políticas, sociales y no gubernamentales. Por lo tanto, cumplen un rol clave en el mejor desarrollo de los países.

Así lo afirmó el Dr. Alberto Saladino García, de la Universidad Autónoma del Estado de México, cuya conferencia abrió la X Reunión Anual del Comité Académico de Historia, Regiones y Fronteras, de la Asociación de Universidades del Grupo de Montevideo, cita que se desarrollará entre el miércoles 24 y viernes 26 de abril en la Universidad de Playa Ancha.

El investigador mexicano comentó que existe una dinámica en la que, por un lado, está el gobierno, responsable de generar todas las acciones para lograr el desarrollo de la sociedad, y, por otro lado, están los deseos de cada miembro de esa sociedad que exige que ese gobierno favorezca el funcionamiento de sociedades más armónicas y progresistas.

“Hoy en día, los movimientos sociales son una expresión de las sociedades civilizadas, de las sociedades modernas que resultan producto de la falta de atención de partidos políticos y del gobierno y que se han convertido en el principal motor para impulsar el progreso de cualquier sociedad”, dijo el académico, quien sostuvo que este tipo de organización civil es un fenómeno de gran valor para el estudio de las ciencias sociales.

Advirtió que en América Latina, el movimiento social más antiguo (desde la llegada de los españoles hace 500 años), es el de la organización de los pueblos originarios que surgió para liberarse del yugo y lograr reconstruir su propia historia, además de superar los efectos del desarrollo modelo capitalista. Ejemplificó esta afirmación con la presidencia de Benito Juárez en México y de Evo Morales, en Bolivia.

Tipos de movimientos

El especialista precisó que los movimientos sociales surgen de acuerdo a distintas realidades y contextos, es por ello que descartó que llegue a América Latina el movimiento que hoy hace noticia a nivel nacional en Francia (los Chalecos amarillos), puesto que responde a una realidad muy concreta que tiene que ver con los cobros desmedidos del impuesto que aplica el gobierno. En su opinión, son demandas muy localistas que no se han logrado reproducir en otros países de Europa.

Si bien los movimientos indigenistas le dan más identidad a América Latina, el Dr. Alberto Saladino García, advirtió que hay otros emergentes, como los movimientos por los Derechos Humanos, los ecologistas, feministas y los estudiantiles, entre otros. Respecto a este último, destacó la experiencia chilena, donde la generación de los `Pingüinos’ y los universitarios han marcado hitos en América Latina.

“Aquí en Chile, los estudiantes están luchando por una educación gratuita, en todos los niveles, especialmente en la universidad. Entonces, no necesitamos importar movimientos. Los tenemos, pero necesitamos estudiarlos aquí ´in situ´. Yo creo que ese tipo de movilizaciones y exigencias, las victorias o fracasos que se han tenido en estas luchas, están ayudando a dar un nuevo perfil de la universidad latinoamericana”, dijo el académico, quien advirtió que la lucha no es contra los gobiernos o instituciones, sino a favor de una universidad más plural, más universal y más inclusiva.

La cita internacional congregó a 72 asistentes, quienes participaron en 21 mesas, con académicos e investigadores de universidades estatales de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile.

Las palabras de bienvenida las dio el decano electo de la Facultad de Humanidades, Alessandro Monteverde Sánchez, quien destacó que este encuentro reunirá a importantes y destacadas historiadoras, a quienes invitó a analizar y proponer termas de género, feminismo y educación no sexista, a través de sus capacidades, tanto en lo individual como en lo colectivo.

 

Pruebe también

Cueca en tiempos de pandemia del Conjunto Folklórico Puerto Claro de la UPLA

El trabajo artístico-musical de la agrupación, que dirige el profesor de la Facultad de Arte Carlos Núñez, fue realizado técnicamente por la docente e integrante Lorena Huenchuñir.