Agenda
Inicio / Egresados / Egresada UPLA obtiene el primer lugar en concurso InnovaSalud 2017

Egresada UPLA obtiene el primer lugar en concurso InnovaSalud 2017

Foto: Hospital Dr. Exequiel González Cortés

Una oportunidad para desplegar potencialidades, talentos y capacidades de los equipos de trabajo que permitan avanzar hacia una mejor salud en los servicios y establecimientos hospitalarios de alta, mediana y baja complejidad del país, fue la premisa de la convocatoria del Concurso InnovaSalud 2017, que busca reconocer formalmente innovaciones generadas por funcionarios de la administración del Estado.

Fue el caso del “Laboratorio Tecnológico de Productos de Apoyo a Bajo Costo”, iniciativa ganadora del certamen que representa al Hospital de Niños Dr. Exequiel González Cortés (HEGC) y que ejecutan las profesionales María Paz Salinas, Valentina Pereira y María Ignacia Sáez Agurto. Ésta última, titulada de la carrera de Terapia Ocupacional de la Universidad de Playa Ancha y que desde el 2012 se desempeña en la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del recinto capitalino.

Este proyecto consiste en la elaboración de ayudas técnicas con productos reciclados, a bajo costo. El concepto de ayuda técnica es precisado por la Ley Nº 20.422, que establece normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad, que las describe como elementos y/o implementos requeridos por una persona con discapacidad para prevenir la progresión de la misma, mejorar o recuperar su funcionalidad, a fin de mejorar su autonomía personal y desarrollar una vida independiente.

Foto: www.medicina.uchile.cl

Para ello, el equipo del HEGC utiliza tecnología de modelado digital e impresión 3D para crear órtesis personalizadas de alta complejidad, que son dispositivos externos que le permiten a los pacientes modificar los aspectos funcionales o estructurales de su sistema neuromusculoesquelético.

Este trabajo fue reconocido con el primer lugar en el InnovaSalud 2017 por cumplir con criterios de innovación, resultados (efectos positivos) y replicabilidad, entre otros. Premio que se traducirá en una pasantía para todo el equipo ganador en un servicio público afín y/o alguno líder en modelos de gestión o innovación pública en el extranjero, con un monto máximo de US$ 20 mil dólares, lo que como referencia alcanza para siete (7) días, dependiendo el destino a elegir.

-La egresada UPLA comentó cómo se gestó este proyecto que lleva más de un año y medio ejecutándose en el recinto hospitalario capitalino. María Ignacia, ¿de dónde surge la idea de desarrollar este proyecto?

“En la salud pública, uno cuenta con pocos recursos, y además la posibilidad de acceder a una ayuda técnica es muy compleja, muy burocrática, son escasas y hay que cumplir con muchos requisitos, entonces como trabajo con niños, los niños no pueden esperar a que se abra una postulación o concursar para una ayuda técnica. Además ellos están en tiempos que son críticos, que influyen en su mejoría y rehabilitación. De ahí surge la necesidad.

Nosotros quisimos cubrir esa necesidad con pocos recursos porque el hospital tampoco cuenta con grandes posibilidades de comprar materiales que son caros. Por eso empezamos a usar cartón, principalmente, ya que se bota una cantidad impresionante en los hospitales así que lo reutilizamos.

A eso se sumó que el HEGC estaba transitando de un recinto viejo a uno nuevo y mucho más moderno, que quería -en esta nueva etapa- ser un hospital lo más verde posible e incluir el tema del reciclaje. Así empezamos a trabajar con la Escuela de Diseño de la Pontificia Universidad Católica de Chile en impresión 3D usando material reciclado o de bajo costo. Para ir en ayuda de las necesidades de los niños: desde sillas hasta prótesis, lentes, adaptadores para comer o para tomar lápices, en realidad todo lo que necesiten es lo que diseñamos y entregamos a nuestros pacientes”.

-¿En qué situación están los niños que atienden?

“Los niños están en proceso de rehabilitación física, principalmente. En esta etapa no pueden adquirir más habilidades, pero requieren de un apoyo como un bastón para poder caminar o una órtesis que apoye la marcha del niño o una silla para tener una postura adecuada. Ahí es donde uno utiliza las ayudas técnicas”.

-¿Cuántos pacientes se han visto favorecidos por los productos elaborados en el Laboratorio Tecnológico?

“Hasta la fecha, en un año y medio de trabajo, se han desarrollado 69 ayudas técnicas específicas, que van en ayuda de su rehabilitación o de la adquisición de habilidades funcionales que les permitan mejorar su autonomía y desarrollar una vida independiente. También nosotros estamos diseñando productos que son de requerimiento hospitalario de bajo costo, para ello se hace un prototipo, se licita y luego se compra, pero de mucho menor costo”.

-El principal premio del InnovaSalud apunta al perfeccionamiento, ¿cómo lograron financiar esta iniciativa y mantenerla en el tiempo?

“El hospital nos ha ido comprando algunas cosas, pero lo importante es el convenio que pudimos hacer con la Pontificia Universidad Católica de Chile, lo que se traduce en que recibimos alumnos que están haciendo su práctica y son supervisados por un profesor especialista, de este modo hacemos equipo. También recibimos alumnos de Terapia Ocupacional, lo que nos permite producir más rápido y mejorar las técnicas, eso lo hace bien interesante”.

-Respecto a la pasantía, ¿a qué país esperan viajar?

“El InnovaSalud nos pide presentar tres lugares y de acuerdo a la evaluación que ellos hagan, determinan el país. Para nosotros en primer lugar está Japón, que es donde han desarrollado estas ayudas técnicas a bajo costo; después podría ser España por un tema más idiomático y porque se manejan harto en la rehabilitación.

Lo más probable es que viajemos en noviembre, el equipo compuesto por María Paz que es Terapeuta Ocupacional, y Valentina que es Fonoaudióloga, aunque el equipo es más grande. Creemos que va a funcionar lo de Japón porque este país tiene convenio de hermanamiento (JICA) con otros países y ellos ya estuvieron capacitando en Chile. Creo que es mucho más fácil reactivar ese contacto, así que esperamos poder viajar”.

Foto: www.medicina.uchile.cl

-¿Qué significa para Ud. este logro?

“Es un tremendo orgullo porque es un trabajo que iniciamos sin postular a nada, y comenzó porque los niños lo necesitaban y ha sido bien beneficioso para el hospital en general. Para nosotros también, porque nos permite disminuir los tiempos de confección, los productos quedan más bonitos, más estéticos y con este premio se consolida este proyecto que venimos trabajando. Nuestras expectativas son capacitarnos, aprender más y la idea es capacitar al resto de la red asistencial de salud también. Estamos abiertas a otros hospitales para que puedan desarrollar esta estrategia que es fácil de hacer, es replicable a nivel hospitalario en general”.

-¿Conoce experiencias de este tipo en otros recintos hospitalarios?

“Hay algunos, pero en el caso de nosotros lo hacemos con el apoyo de diseñadores -no solo gente de la salud- entonces lo estético o el uso de la materialidad es distinto porque hay cosas que uno desconoce y ahí los diseñadores influyen mucho.

Nosotros tratamos de hacer ayudas técnicas lo más bonitas posibles, que nuestros pacientes puedan participar y elegir algún diseño en relación a sus intereses para que se identifiquen, entonces también el uso es más personalizado y los motiva a utilizarlos, que son aspectos que le importan a la familia de los niños también. Estos últimos también participan harto, son parte del equipo, las mamás saben qué es lo que les gusta, qué es lo más funcional para ellos, opiniones que se toman en cuenta al momento de diseñarlas y elaborarlas. Eso es lo que nos diferencia de los otros laboratorios, que también hacen cosas muy bonitas pero el valor está en el trabajo interdisciplinario con otras áreas que no tienen nada que ver con la Salud, sin embargo, aportan al mejor desarrollo de los productos”.

-Como egresada de la carrera de Terapia Ocupacional, ¿cuál cree que es el sello distintivo de los estudiantes de la Universidad de Playa Ancha?

“Creo que el sello como terapeutas ocupacionales es que aprendemos a trabajar con pocos recursos. Eso nos diferencia de otras universidades y eso lo veo con mis colegas que son de mi generación que sabemos trabajar con nada. Estamos siempre buscando nuevas opciones y lo bueno de la Terapia Ocupacional es que permite desarrollar cualquier estrategia que uno necesite para ayudar a la persona, cualquier cosa que uno quiera indicar en favor del paciente, uno lo puede hacer.

La libertad que da nuestra carrera es muy amplia, ya que al trabajar con la integralidad, con la función y con que el paciente se sienta feliz, uno puede utilizar todas las herramientas que quiera y para eso está también la incorporación de otras profesiones, eso también es importante: darle valor a los otros, porque uno solo no puede trabajar. O si trabaja no va a tener el mismo efecto que tiene trabajar en equipo y ojalá con personas que sean de otras profesiones, que no tengan relación con la salud, ya que potencian mucho las soluciones a través de su trabajo. Ahora estamos trabajando con ingenieros, cirujanos, entonces se ha querido incorporar gente de otros lados, eso es importante, pero para mí el sello de la UPLA es trabajar con pocos recursos.

Como HEGC estamos abiertos a recibir consultas sobre este trabajo o si necesitan capacitación o algún taller estamos abiertos a realizarlos. Esto lo digo porque tenemos ganas de que este proyecto se siga masificando, para que otros niños puedan acceder más fácil a ayudas técnicas y se sigan beneficiando con este trabajo. Nosotros felices de aportar en eso”.

Nota: Las fotografías utilizadas en esta entrevista son del sitio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile correspondiente a la nota “Hospital Dr. Exequiel González Cortés imprime en 3D su primera órtesis pediátrica”

Pruebe también

UPLA cuenta con Política de Sustentabilidad Ambiental, Gestión Energética y Seguridad y Salud Ocupacional

La presidenta del Comité de Sustentabilidad y Eficiencia Energética de la institución, Eva Soto Acevedo, se refiere a los alcances de esta nueva carta de navegación.