UPLA mantiene su esfuerzo en favor de damnificados

Voluntarios01Alrededor de 20 millones de pesos ha destinado la Universidad de Playa Ancha para apoyar el trabajo de sus voluntarios en la parte alta de Valparaíso, afectada por un incendio de grandes proporciones el sábado 12 de abril y los días siguientes.

La cifra aparece en un informe preparado por la Dirección General de Desarrollo Estudiantil (DGDE) al cumplirse un mes del inicio de la tragedia, cuyas consecuencias se mantienen hasta el día de hoy, obligando a un trabajo que sigue sin interrupciones.

La UPLA fue la primera universidad en abrir sus puertas a los voluntarios, que han estado trabajando en terreno desde el 13 de abril, el día siguiente al comienzo de la destrucción. Si bien los estudiantes han llevado la mayor parte del peso del trabajo voluntario, la universidad les ha brindado su apoyo institucional desde la DGDE.

Es así como, hasta el 12 de mayo, más de once millones de pesos se gastaron en la contratación de un servicio de colaciones para los voluntarios. Más de cuatro millones se destinaron a la contratación de dos vehículos, que también fueron puestos a disposición de los jóvenes.

Además, la universidad puso sus propios transportes: el bibliobús, un camión tres cuartos y un furgón. Seis funcionarios UPLA entregaron su ayuda como choferes, a jornada completa e incluso haciendo horas extraordinarias.

Para garantizar la seguridad de los voluntarios en terreno, cien de ellos que están haciendo una labor casi permanente han recibido cascos, botines, overoles, antiparras, mascarillas y otros implementos, valuados en un millón y medio de pesos.

También en materia de seguridad, se aplicaron 700 vacunas contra el tétano. Fueron conseguidas gracias a una gestión del profesor Danilo Ahumada ante la Seremi de Salud y se aplicaron en el Servicio Médico, incluso a voluntarios llegados de otras universidades.

Voluntarios02COORDINACIÓN Y MÁS

El apoyo institucional al voluntariado no se queda solamente en gastos cuantificables. También se está dando en aspectos más intangibles, como la disponibilidad de seguros de accidentes desde el mismo domingo 13 de abril.

O la permanente coordinación que ha desarrollado la Universidad de Playa Ancha con el Gobierno Regional y el Consejo de Rectores, ante los cuales ha llevado las inquietudes de los estudiantes.

La coordinación también se ha dado con la mesa interina del estudiantado, para lograr acuerdos que permitieran la entrega del material acopiado en los primeros días y la realización del trabajo en terreno. Actualmente, dos estudiantes actúan como coordinadores entre la DGDE y los voluntarios que trabajan en los distintos cerros. Hay grupos en La Cruz, El Vergel, Las Cañas, Ramaditas y Rocuant.

En el cerro La Cruz, en el sector Las Guaitecas, la universidad instaló un gran domo que sirve como centro logístico para las acciones del voluntariado UPLA y permite el desarrollo de operativos y actividades en favor de la población cercana.

La DGDE también ha gestionado y conseguido donaciones del sector privado y entidades públicas como algunas municipalidades. Así se han conseguido herramientas, apoyo sicológico y médico, insumos y distintos enseres de ayuda a los damnificados.

Son ellos, los damnificados, el foco principal del voluntariado UPLA. Especial atención se ha prestado a los 44 estudiantes, tres funcionarios y un académico directamente afectados, cuyos casos reciben además el debido respeto en estos momentos.

 

 

Pruebe también

Educar más que prohibir resulta clave para prevenir el ciberacoso

Roberto Álvarez Marín, Director General de Informática de la UPLA, entregó varias recomendaciones para evitar que nuestros hijos sean víctimas de ciberbulling.