Averiguar cuál es el fin de nuestras acciones para decidir qué hábitos hemos de asumir, cómo ordenar las metas intermedias, qué valores nos orientarán, qué modo de ser o carácter emplearemos para actuar con prudencia, es lo que implica el saber práctico de la ética.

Y fue justamente la “Importancia de la Ética en los Proyectos”, el tema central sobre el cual reflexionaron estudiantes de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Playa Ancha, en el segundo coloquio organizado por el PMI: Comunidad de Valparaíso, con el patrocinio de la UPLA.

El director de Departamento de Industria y Economía de la Facultad de Ingeniería de esta casa de estudios, Luis Espinoza Brito, destacó la red que se ha formado con las universidades de Valparaíso y Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, orientada a promover la integración de los conocimientos de aula de los estudiantes, las visitas a empresas y las experiencias de profesionales del área ingenieril.

El académico UPLA e ingeniero civil industrial, José Meza Guzmán, se refirió al “Código de Ética y Conducta Profesional del PMI” (Project Management Institute), puesto que como futuros ingenieros los jóvenes deberán manejar grandes presupuestos y tendrán que tomar decisiones que no afecten a las personas ni al medio ambiente.

“Existe un ideal de cómo debe ser un profesional para esta organización internacional, que asocia a profesionales relacionados con la gestión de proyectos, y existen obligaciones que deben asumir en términos éticos, que les servirán a lo largo de todo el quehacer laboral”, explicó Meza.

La “Ética en el manejo de la información de las partes interesadas en un proyecto” fue otro de los temas abordados en el coloquio, a cargo del ingeniero naval electricista, expresidente del PMI Chile e integrante del Comité Global Profesional Award de PMI, Hermann Noll.

Crear expectativas respecto de los resultados de los proyectos -dijo Noll- implica ser lo suficientemente honesto y equilibrado para que las iniciativas sean lo más cercanas a los resultados. “Si un proyecto afecta a parte de la sociedad, cómo podemos trabajar y darnos cuenta del impacto que generará en la comunidad y que ésta lo está percibiendo como un problema. Se trata de trabajar en conjunto con el conocimiento de los probables resultados, por ambas partes”.

El Rbdo. Roberto Pinto Urzúa, ingeniero civil industrial (PUCV) con experiencia en empresas de servicio eléctrico, expuso sobre “Ética y Responsabilidad Social”, en el que aportó una mirada desde la Iglesia, a partir de la “Laudato si”, segunda encíclica del papa Francisco, referida al medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Hay iniciativas en las que prima el beneficio hacia el entorno, otras en las que la rentabilidad es lo que subyace, entonces preguntó el religioso, si es ético desarrollar un proyecto que afecte a las personas y al medio ambiente, aunque sea altamente rentable. “Cuando miro solo las ganancias y los réditos, es porque no estamos midiendo los efectos sobre las personas y el entorno, frente a ello como Iglesia podemos aportar para evitar que todo lo que hagamos se vuelva en contra la persona humana”.

El próximo coloquio se desarrollará en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y se espera desarrollar un seminario a fines de año sobre Manejo de Postdesastres Naturales.

Pin It on Pinterest

Share This