César Pacheco y Doris JohnsonPróxima a cumplir los primeros diez años de vida se encuentra la Revista Faro, cuya principal misión es constituirse en una instancia de difusión de las actividades investigativas y de reflexión acerca de los temas propios de las ciencias sociales.
Esta publicación surge en 2005, en el contexto del Congreso Internacional de Comunicación, que organizó el  Departamento de Ciencias de la Comunicación, Bibliotecología e Información, en ese entonces, perteneciente a la Facultad de Humanidades de nuestra universidad.

Fruto de esta cita internacional, se elaboró un CD con todas las ponencias que se presentaron,  cuyo primer responsable fue el actual decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Dr. Felip Gascón y el Dr. Víctor Silva.

Con todas las limitaciones propias del escaso desarrollo tecnológico de ese momento, los académicos lograron obtener un formato digital de la revista con dos impresos. Fueron ocho años en los que  con escasos recursos, la revista tuvo una existencia más bien de carácter  artesanal.

La Dra. Doris Johnson Barella, directora de la publicación, explica que en ese entonces, se trabajaba con la idea de generar un espacio de difusión del conocimiento, enfocado a redes muy acotadas. Sin embargo, a partir de 2012, en conjunto con su colega César Pacheco, asumió la dirección de la revista, lo que significó que ésta tomara nuevos bríos. El nuevo liderazgo se tradujo en una etapa de madurez, graficado por el surgimiento de la plataforma digital Open Journal Sistem (OJS) de acceso abierto, gracias a la colaboración de la docente María de Los Ángeles Miranda. En este contexto, los nuevos responsables también comenzaron a trabajar para optimizar la estructura, los sistemas de evaluación y las normas de edición, entre otros, lo que  dio un nuevo impulso a esta publicación, cuyo origen fue circunstancial.

“Todos estos cambios se tradujeron en que se profesionalizó la revista. Sin duda, esto significó un cambio importante y muy positivo”, afirmó la directora.

AREA DE ESTUDIO

Revista FAroSobre el campo disciplinar que aborda la revista Faro, el académico César Pacheco es claro: Inicialmente partió como una publicación vinculada a la comunicación y los estudios culturales. Sin embargo, con el paso del tiempo y tras la reflexión del equipo editorial, asumieron que es una revista de la Facultad de Ciencias Sociales y, por ello, debía reflejar las disciplinas que se imparten en ella.

“Más de algún ejercicio monográfico que se ha publicado aquí ha pretendido un vínculo con  la sociología, a las ciencias de la comunicación, a las ciencias de la información y, como ahora se sumó un nuevo departamento, seguramente  incorporaremos a la sicología. Pero es justo precisar que trabajamos con temas, más que con campos disciplinares”, sostuvo Pacheco, quien agregó que algunos de ellos son: patrimonio, memoria, interculturalidad, movimientos sociales, etc..

La revista es de carácter semestral y tiene dos áreas de publicación: Faro científico y Faro Fractal. El primero corresponde a investigaciones y estudios científicos general, y el segundo se vincula, más que nada, a un corte monográfico y ensayístico.

“El trabajo en ciencias sociales y las ciencias humanas tiene esa dinámica. Es decir, que el conocimiento se puede abordar desde una perspectiva metodológica clásica, pero también desde la reflexión teórica y, por ello, la Revista Faro no se cierra a las distintas formas de construcción del conocimiento”, aclaró Pacheco.

En cuanto a las normas básicas que rigen esta publicación, la Dra. Johnson subrayó que, para evitar la “endogamia” y responder así a los requerimientos que suelen exigir los portales de indexación internacional,  no está permitido que se publique más del 20 por ciento de  autores  pertenecientes a la propia universidad.

Pantallazo_RevistaFaro“Esto obedece a que la normativa  la imponen las bases de datos a las que la revista está indexada: es decir Ebsco, Clase, Latindex catálogo, Dialnet y Redalyc (a la espera de la resolución de la postulación que se hizo hace ya más de un año), lo que sin duda da cuenta del nivel de profesionalización de nuestra revista”, sostuvo la académica, quien añadió que están trabajando para incorporarla  a otras bases de datos como Scielo, Doaj y Scopus.

En relación al impacto de la revista en el exterior, los investigadores advirtieron que hay un alto número de autores de Argentina, Brasil y España que envían artículos. Ello, porque la consideran como una revista de corriente principal. Algo similar ocurre con las instancias donde se reúne la comunidad científica sobre comunicación en Chile, como INCOM-Chile.

Finalmente, como este año la revista Faro celebrará diez años de existencia, el equipo editorial ha resuelto organizar diversas actividades, entre las que destaca un coloquio durante el segundo semestre, en el que se buscará reunir a distintas revistas científicas que comparten un enfoque crítico de la comunicación a fin de conocer experiencias, enfoques editoriales y visualizar debilidades que son transversales en este tipo publicaciones.

Sin embargo, más allá de las actividades que se realicen en el marco de la primera década de existencia de la revista, es necesario subrayar que sus responsables ya están trabajando para potenciar su visibilización fuera de nuestras fronteras. En este contexto, destaca la labor del profesor Felipe Venegas, quien ha trabajado constantemente para posicionar esta publicación en las redes sociales,  reconstruyendo, además,  los contactos  internacionales de investigación para hacer llegar las convocatorias de la revista Faro en  círculos de investigación que están más allá de nuestro país.