Youtube
  • La académica de la carrera de Periodismo UPLA, María de los Ángeles Miranda Bustamante dio a conocer este miércoles los resultados de la asignatura “Fotografía Digital Periodística”, que imparte a estudiantes de primer año en la disciplina asociada a la Facultad de Ciencias Sociales.

    Objetivos de la asignatura

    Según precisó la académica, “durante el primer semestre trabajamos en la construcción de una exhibición fotográfica colectiva y virtual que narra la experiencia de los estudiantes con la pandemia producto del Covid-19”.

    El resultado -que puede verse en esta cuenta de Instagram– consiguió de acuerdo a la docente el objetivo trazado para el primer semestre de 2020 en la asignatura antes mencionada.

    Imágenes resultantes

  • Con la integración de los Dres. Lorena Godoy, académica del Departamento de Pedagogía en Educación Diferencial y Felip Gascón, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales, en el proyecto Horizontes Convergentes: Producción, mediatización, recepción y efectos de las representaciones culturales de la marginalidad” http://converginghorizons.ufro.cl/dirigido por el Dr. Carlos del Valle, de la Universidad de la Frontera, y financiado por el Programa de Investigación Asociativa (PIA), Proyecto Anillo de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades (SOC180045), se profundiza una relación de colaboración interuniversitaria de larga trayectoria.

    En efecto, esta asociación académica, liderada por el nuevo Doctorado interuniversitario en Ciencias de la Comunicación de las Universidades de la Frontera y Austral de Chile (UFRO-UACH), junto a los Grupos de Trabajo en Comunicación y Estudios Socioculturales de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC) y el de Comunicación Política y Ciudadanía del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), tiene entre sus antecedentes una dilatada trayectoria y múltiples hitos. Al respecto, el decano Felip Gascón recuerda con especial reconocimiento al grupo de académicos que unieron sus fuerzas para potenciar la investigación en comunicaciones en nuestro país.

    Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UPLA, Felip Gascón i Martin

    “Esta entusiasta alianza académica partió de un grupo de compañeros que estudiaron juntos su Doctorado en la Universidad de Sevilla, y con el que tuvimos la fortuna de que nuestros caminos se cruzaran. Mi incansable compañero y amigo entrañable, Víctor Silva, que tras ejercer parte de su carrera académica en la Upla se integró en la Universidad de Zaragoza, después de  desarrollar varios postdoctorados; Rodrigo Browne, titulado de periodismo en la Upla y exalumno mío -de hecho fue gracias a su ayuda que Víctor Silva concursó a la Upla, regresando de Sevilla-; y, Carlos del Valle, con quien prontamente construimos una relación de gran amistad y colaboración académica. Los tres me merecen una profunda admiración y reconocimiento, pues su trabajo se ha constituido en referente internacional en los estudios de comunicación”.

    Entre los hitos de esa asociación académica, el decano de Ciencias Sociales recuerda la co-organización del I Congreso Internacional de Comunicación, Información y Culturas. La Comunicación ante los desafíos del Patrimonio y las Identidades, celebrado en nuestra universidad el año 2005, y que dio a luz a la Revista F@ro, “en aquel entonces publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación y de la Información de la Facultad de Humanidades http://web.upla.cl/revistafaro/n2/02_presentacion_.htm;  que desde ya hace unos años atrás se transformó en la revista interdisciplinaria de la Facultad de Ciencias Sociales, con 30 números ya publicados http://revistafaro.cl/index.php/Faro e indexada en Latindex Catálogo, EBSCO, CLASE, DIALNET y Google Académico. Posterior a esa cita académica, que constituyó un verdadero hito internacional, con más de 300 participantes,  se fueron multiplicando múltiples iniciativas en red”. Entre ellas, el Dr. Gascón menciona varios proyectos de investigación financiados por CONICYT, un proyecto de la Unión Europea http://www.culturalnarratives.co.uk/, publicación de varios libros y monográficos de revistas internacionales, el intercambio de profesores en los programas de posgrado de las tres universidades, el trabajo conjunto para la constitución de la Asociación Chilena de Investigadores en Comunicación (INCOM-Chile http://incomchile.cl/), la constitución de la Red Latina de Teorías Críticas en Comunicación y Cultura (CRITICOM) https://criticom.blogs.uv.es/, entre otras importantes iniciativas.

    Dr. Carlos del Valle

    Sobre la importancia de este nuevo desafío investigativo, el Dr. Carlos del Valle, investigador principal del proyecto Anillo, especialista en comunicación intercultural, exdecano de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades, actual director del Doctorado en Ciencias de la Comunicación, director de Bibliotecas y Publicaciones de la Universidad de La Frontera, destaca que el mismo “aborda los diferentes modos de exclusión y de marginalización que desde las estructuras sociales, políticas y económicas hegemónicas se ejercen sobre los grupos o colectivos de pueblos originarios, de disidencia sexual, migrantes y reos, para lo cual se avanza de manera comparativas en Chile, Argentina y Brasil, que creo es la principal particularidad del proyecto. En este mismo sentido, integra experiencias de investigadorxs y estudiantes de otros países que se han sumado, como Georgia, Marruecos, España, Italia, El Salvador, Colombia, Ecuador y Perú. El intercambio de experiencias de trabajo a nivel internacional es un eje central del proyecto, que durante sus tres años de implementación se ha comprometido no sólo con un trabajo de aplicación de métodos y técnicas científicas como lo hace cualquier proyecto; sino que tiene como objetivo, además, relevar las voces de lxs actorxs sociales y culturales. Por esta razón es que además de publicaciones en revistas indexadas el proyecto contempla la publicación de un libro pensado en un público amplio, la realización de un documental y la elaboración de material educativo dirigido a estudiantes de educación media”.

    Dr. Rodrigo Brown

    Por su parte, el Dr. Rodrigo Browne, exalumno de la Upla, actual director de Estudios de Postgrado de la Universidad Austral de Chile, y co-director del Programa de Doctorado en Ciencias de la Comunicación, ya aludido, considera que “el proyecto se plantea desde un carácter regional, nacional e internacional, consolidando una propuesta en red entre colegas e instituciones que llevan más de diez años trabajando en conjunto y que cruza regiones del país y también diferentes universidades de varios continentes. La relación y proyección en el tiempo entre investigadores e investigaciones es una de las fortalezas centrales de la propuesta, como también, su capacidad de concentrar los esfuerzos en las voces menos escuchadas de nuestras sociedades”.

    La comunicación en tiempos de pandemia
    La comunicación en tiempos de pandemia

    Una de las primeras grandes producciones de esta red internacional de investigadores es la reciente publicación del libro Covid 19: La comunicación en tiempos de pandemia http://www.doctoradoencomunicacion.cl/files/la-comunicacion-en-tiempos-de-pandemia.pdf, volumen que reúne a 55 autores y autoras(264 páginas), bajo la edición de los Dres. Browne y del Valle, y en la que los Dres. Lorena Godoy y Felip Gascón publicaron juntos el trabajo “Covid-19: del fantasma autoritario del enemigo interno a la biopolítica del distanciamiento social”.

    Doctoraa Lorena Godoy

    La Dra. Godoy señala al respecto que “el volumen recoge una importante cantidad de ensayos coyunturales sobre la pandemia, escritos por las y los investigadores que participamos del proyecto financiado por la ANID, y que desde ese sistema-mundo en crisis socio-sanitaria y este otro micro-mundo interior de encierro, cordones sanitarios, cuarentenas y distanciamiento social, quisimos abrirnos a la reflexión crítica desde miradas distintas geográfica y disciplinarmente hablando, pero no distantes sobre sus causas y consecuencias”.

    La importancia de que además de los académicos Gascón y Godoy, ellos mismos sean los encargados de convocar a esta red de investigadores e investigadoras a otros colegas de la Upla, como son los Dres. Violeta Acuña, actual Vicerrectora Académica, Silvia Sarzoza, Directora de la Escuela de Postgrado, y Pablo Saravia; ayudantes de investigación y egresados de la Upla, como Consuelo Dinamarca, Débora Vega y Luis Espinoza Almonacid, cercanos al Observatorio de Participación Social y Territorio https://participacionsocialyterritorio.cl/, así como otros doctorantes vinculados a nuestra Universidad, como César Pacheco, Horacio Arros y José Miguel Burgos, la corroboran los académicos Del Valle y Browne.

    “En la UPLA existe una fuerte tradición de trabajo con la comunidad, que he logrado observar en las distintas oportunidades que he estado compartiendo personalmente. Este trabajo comunitario, de tipo emancipador y liberador es uno de los desafíos importantes del proyecto y, por lo tanto, se requería la incorporación de investigadorxs que, como los Doctores Felip Gascón y Lorena Godoy, cuenten con experiencia en estas prácticas y así el Anillo se va potenciando”.

    Y en ese mismo sentido, el Dr. Browne pone en valor lo que fue su propia experiencia formativa en nuestra universidad y el vínculo que siempre ha mantenido con su alma mater. “La Upla ha sido una Universidad aliada desde el siglo pasado, momento en el cual cursé la carrera de Periodismo en esta casa de estudios porteña. La base de los contenidos investigativos que desarrollamos en este proyecto proviene de esta experiencia Upla, como propuesta formativa que siempre se abre dialógicamente a todas las miradas, posturas, estilos, pensando permanentemente en términos de quienes quedan en los márgenes de los ejercicios de poder. La Upla, desde sus bases, no deja de proyectar y pensarse desde esta perspectiva. Luego, ya de profesional, han sido interminables los proyectos que hemos llevado entre varias universidades del país y donde siempre ha estado involucrada la Universidad de Playa Ancha.” Los aportes que desarrollarán en el proyecto los académicos Godoy y Gascón, se orientarán, desde sus líneas de trabajo en epistemología de las diferencias y en ecología política de la comunicación, respectivamente, líneas que pondrán en diálogo con la experiencia de diversos actores y actrices excluidos o marginalizados, quienes en su opinión “son los verdaderos protagonistas, no solo de nuestras escrituras y ocupaciones académicas; pues, por encima de todo, son ellas y ellos los verdaderos protagonistas de una historia que, desde un punto de vista ético, político y de la propia generación de conocimiento, tiene todo el derecho de liderar su propia emancipación para liberarse de la invisibilidad y el olvido impuestos por el saber-poder hegemónico.”

  • La Universidad de Playa Ancha (UPLA), a través de la Facultad de Ciencias Sociales, es una de las entidades colaboradoras del 8th International Congress of Educational Sciences and Development (presencial y en línea) que se celebrará en Pontevedra (España), del 28 al 30 de octubre de 2020.

    Los miembros de la universidad, tendrán una tarifa reducida de inscripción en la modalidad en línea de 70 euros para profesionales (en lugar de 260 euros, tarifa normal) y 30 euros para estudiantes en lugar de 110 euros (tarifa normal), información a la que se puede ingresar a través de https://www.educationcongress8.com/inscripcion).

    La presentación de trabajos se realizará a través de modalidad online y presencial, y se podrán enviar propuestas para presentación de simposios, comunicaciones escritas (pósteres) y comunicaciones orales.

    Se publicará un libro de abstracts y otro de capítulos con ISBN. La fecha límite para la recepción de trabajos es el 1 de julio de 2020, Online y Presencial (ver: https://www.educationcongress8.com/call-for-papers-journals); y la fecha límite de presentación de trabajos es el 4 de septiembre de 2020, Online y Presencial (ver https://www.educationcongress8.com/presentacion-de-trabajos).

    Por cualquier duda, puede comunicarse con la Dra. Claudia Carrasco Aguilar, Coordinadora de Investigación de la Facultad de Ciencias Sociales a claudia.carrasco@upla.cl y/o consultar los siguientes links de interés:

    Publicación de libro
    https://www.educationcongress8.com/libro-de-capitulos https://www.educationcongress8.com/libro-de-resumenes

    Consultar toda la información:
    https://www.educationcongress8.com/

    Avance del programa científico preliminar:
    https://www.educationcongress8.com/programa-cientifico

    Inscripción:
    https://www.educationcongress8.com/inscripcion

    Sede presencial del congreso

    Palacio de Congresos y Exposiciones de Pontevedra (España)
    https://www.educationcongress8.com/sede

  • “Sólo sabemos que se nos fue por una senda clara diciéndonos: Hacedme un duelo de labores y esperanzas…”

    Antonio Machado, a la muerte de su maestro, Francisco Giner de los Ríos

    Sirva el epígrafe precedente del poeta andaluz Antonio Machado, dedicado a la muerte de su maestro, Francisco Giner de los Ríos, quien fuera una de las figuras principales de la Institución Libre de Enseñanza, baluarte de la educación laica, liberal y republicana, para rendir un último homenaje al profesor Guillermo Briones, recientemente fallecido.

    A través de estas breves líneas, la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha quiere expresar el reconocimiento a su trayectoria y aporte a la sociología nacional. 

    La obra intelectual de Guillermo Briones es la de un maestro sabio y generoso, formador de generaciones de investigadores e investigadoras de las Ciencias Sociales. Destacado en el campo de la sociología chilena y latinoamericana, fue distinguido como Profesor Emérito de la Universidad de Chile y Profesor Visitante de la Universidad de Concepción.

    Fue Director del Instituto Central de Sociología de la Universidad de Concepción y  profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile. 

    En 1972, fue elegido Presidente de la Asociación Latinoamericana de Sociología, durante el X Congreso de ALAS, realizado en Santiago y Concepción, por el período 1972-1974. Vivió exiliado en Colombia entre 1974  y 1978, regresando a Chile a fines de 1978.

    Desempeñó labores docentes y de investigación en las Universidades de Chile, de Concepción, de San Marcos de Lima, Nacional de Colombia, Pedagógica Nacional de Colombia y en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

    Profesor visitante en los Programas de Doctorado en Educación en las Universidades Católica de Chile, Metropolitana de Ciencias de la Educación, de Santiago de Chile y en la Universidad de Extremadura de España.

    Consultor del Consejo Superior de Educación de Chile, Asesor Técnico Principal de la UNESCO durante 12 años, con funciones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima  y en el Ministerio de Educación de Colombia. También se desempeñó como consultor internacional de CEPAL, UNESCO, UNICEF, IDRC y SECAB con misiones en París, Lima, Bogotá, México, Rio de Janeiro, Guatemala, Tegucigalpa y La Paz.

    Autor de numerosos libros y publicaciones de metodología en ciencias sociales entre las cuales queremos destacar:

    – Métodos  y técnicas de investigación para las ciencias sociales.

    – Evaluación de programas sociales: teoría y metodología de la investigación evaluativa.  

    – Usos de la investigación social en Chile.

    – Epistemología y teoría de las ciencias sociales y de la educación.

    – Metodología de la investigación cuantitativa en las ciencias sociales.

    – La investigación en el aula y en la escuela.

    – Análisis e interpretación de datos.   

    – Los procesos de  construcción e integración de paradigmas en las ciencias sociales.

    Profesor Guillermo Briones, descanse en paz.

  • “Economía política urbana y ciudadana: el derecho de la ciudad en las ciudades portuarias” es el nombre del evento al que invita a participar el Grupo de Estudio de Economía Política (GEEP) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha.

    La actividad, que se llevará a efecto en el Salón de Honor de la Ilustre Municipalidad de Valparaíso, a partir de las 18.00 horas del miércoles 20 de junio, contará con la presencia del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp Fajardo; la directora de la Secretaría Comunal de Planificación (SeCPla) de la Ilustre Municipalidad de Valparaíso, Tania Madriaga Flores; la académica de la Universidad de Warwick, Alice Mah; el investigador de la Universidad de Concepción, Hernán Cuevas Valenzuela; la académica del Instituto de Sociología de la Universidad de Valparaíso, Paula Quintana Meléndez, y el investigador de la UV Jorge Budrovich Sáez.

     

  • De reciente creación, la Facultad de Ciencias Sociales ha sido liderada desde sus inicios por el decano Dr. Felip Gascón i Martín, quien llegó a nuestro país desde España. Periodismo, Sociología, Psicología y Bibliotecología son las carreras que agrupa la Facultad, entregándole un sello distintivo de servicio a la comunidad desde los primeros semestres de estudio.

    “Cumplir 70 años para una institución como la UPLA motiva el reconocer la historia de académicos, académicas, funcionarios y funcionarias que han construido parte de su vida en la institución y, por lo tanto, estamos asistiendo a un recambio generacional en estos días. Es difícil resolver las historias personales de nuestra comunidad universitaria y de los estudiantes que se han formado en esta universidad y hoy están ejerciendo como profesionales en distintos ámbitos . Por lo tanto , el primer sentimiento en este aniversario es pensar en cuántas historias de vida se han construido en esta universidad y celebrar esas historias de vida, ya que muchas de ellas han constituido, y lo seguirán haciendo, y son parte importante del soñar Valparaíso, una región y un país diferente, más justo.

    “Me mueve también en mi historia personal el hecho de ser un inmigrante en Chile y haber crecido también en esta universidad. Podría decir, como chileno, por lo tanto, sentirme doblemente orgulloso y motivado en esta conmemoración, porque parte de mi historia de vida también está construida acá, y sobre la forma de pensar en Valparaíso, su gente, los sectores excluidos de la ciudad, de la región, del país, ese es el primer sentido.

    “Destaco, además, la última década de esos 70 años en que se creó la Facultad de Ciencias Sociales, junto con otras dos facultades, que vienen a alimentar el espíritu interdisciplinario, complejo, de una universidad que históricamente tuvo su sello en las pedagogías. Actualmente, muchos de los estudiantes que la eligen no es, precisamente, por la trayectoria de las carreras pedagógicas, si no también por la oferta amplia en otras áreas que se han ido desarrollando.

    “El pensar, por lo tanto, que en esta última década la Universidad ha ido caminando a la complejidad, nos lleva también a pensar en su propia proyección, respecto de los 70 años que vienen. Primero, el deseo de todo académico y funcionario de una universidad del Estado, donde sea el Estado quien se haga cargo y que, realmente, el discurso de la educación pública, de calidad y el derecho a la educación sean no solamente un mero discurso, sino, una práctica transformadora, posibilitando a esta universidad, en particular, poder tomar las riendas de su destino, para así seguir preguntándose sobre su crecimiento y desarrollo.

    “No podemos estar determinados por la carencia de compromiso del Estado respecto de sus universidades y, en particular, de la UPLA. No es correcto siempre estar pensando en posibles crisis económicas, en que no hay posibilidades de inversión y en las dificultades materiales que tenemos para entregar una mejor calidad en la formación de nuestros profesionales.

    “Finalmente, este decano en particular y la facultad en general, sueñan con potenciar la investigación, el postgrado, alcanzando estándares internacionales y, por cierto, una renovación y desarrollo de su infraestructura. Para la Facultad de Ciencias Sociales el pensar en su propio desarrollo pasa por pensar en una construcción propia, donde la escasez de espacios que tenemos pueda ser resuelta en términos de mejora de espacios académicos, estudiantiles y, obviamente, para la formación, desarrollo talleres, lugares de esparcimiento, entre otros”.

  • Sexismo, estereotipos de género, crítica al amor romántico, procedimientos de denuncia en casos de violencia en relaciones de pareja, serán algunos de los temas que se abordarán en el curso de formación en perspectiva de género y violencia contra las mujeres, que se impartirá entre el 7 de junio y el 5 de julio en la Universidad de Playa Ancha.

    La iniciativa que impulsa la UPLA y el SernamEG, surge en el marco del proyecto Fondecyt N° 11170484 denominado “Violencia de Género en Jóvenes de Educación Superior: Análisis de dos instituciones universitarias en Chile”, cuya investigadora responsable es la Dra. Macarena Trujillo Cristoffanini.

    El curso tiene como finalidad formar y sensibilizar, desde una práctica reflexiva, al estudiantado de la Universidad de Playa Ancha sobre los fundamentos de la perspectiva de género y la violencia hacia las mujeres.

    En cinco sesiones, de dos horas cada una, las facilitadoras Pía Bastidas Fuica, encargada regional en Prevención de Violencia contra las Mujeres del SernamEG Valparaíso; y Macarena Trujillo C., académica de la Facultad de Ciencias Sociales e integrante de la Comisión Interdisciplinaria de Estudios de Género (CIEG) y del Observatorio de Participación Social y Territorio UPLA, contextualizarán sobre la temática y abordarán los roles y estereotipos de género, la violencia hacia las mujeres, la violencia en el pololeo y las redes de apoyo y denuncia.

    Las clases se realizarán los días jueves de 15:30 a 17:30 horas en la sala Carlos Pantoja, ubicada en el segundo piso de la Casa Central UPLA, a partir del 7 de junio y hasta 5 de julio.

    Cabe destacar que el curso tiene reconocimiento de un crédito Sello UPLA para las carreras innovadas y entregará certificado de participación.

    Los interesados deben escribir al correo cursogenero@upla.cl, ya que los cupos son limitados.

  • “Regímenes de creencias mediáticas y mundialización” es el título de la XII Escuela Chile-Francia de la cátedra Michel Foucault que se llevará a efecto el viernes 11 de mayo, a partir de las 10.00 horas en la Sala Carlos Pantoja de la Casa Casa Central de la UPLA.

    En la ocasión participarán como expositores los doctores Jacques Fontaille de la Universidad de Limoges; Enrico Chapel, de la Escuela Nacional de Arquitectura de Toulouse, y Pierre-Los Mayaux, del Centro Francés de Investigación Agrícola para el Desarrollo Internacional.

    Sobre la cátedra Michel Foucault

    La Cátedra Chile – Francia “Michel Foucault” en Ciencias Sociales, Humanidades, Artes y las Comunicaciones es una iniciativa académica conjunta entre la Universidad de Chile y la Embajada de Francia cuyo propósito es promover la investigación, docencia, formación, documentación, difusión y cooperación en estas cuatro grandes áreas del conocimiento, mediante el desarrollo de cursos, seminarios, coloquios, publicaciones y proyectos de investigación.

    Desde el año 2007, la Cátedra ha promovido la generación de actividades tanto a nivel docente como de extensión, a través de un amplio estímulo institucional repartido en cinco áreas de trabajo: la Escuela Chile – Francia, la formación general de estudiantes, la participación de profesores visitantes, la movilidad estudiantil y la provisión de recursos bibliográficos.

  • A fines de marzo se creó la “Comisión de Igualdad de Género AUR – CRUCH” conformada por representantes de las 27 universidades que de Arica a Magallanes conforman el Consejo de Rectores.

    La delegada de la Universidad de Playa Ancha fue la Dra. Macarena Trujillo Cristoffanini, académica de la Facultad de Ciencias Sociales, con quien conversamos sobre esta instancia que busca generar políticas que aborden la equidad de género dentro de las universidades, a través de la generación de diagnósticos y estudios, que permitan crear espacios colaborativos de trabajo entre las diferentes universidades apuntando a este horizonte común que es promover de forma activa las políticas y las distintas estrategias destinadas a promocionar esta temática.

    Dicha comisión está compuesta por decanas, académicas y representantes de las unidades y centros de investigación vinculadas a temas de género y feminismo, entre otros. En el caso de la académica del Departamento de Sociología, ella es Máster en género (Universidad Complutense de Madrid, España), doctora en Sociología (Universidad de Barcelona, España), integrante de la Comisión interdisciplinaria de Estudios de Género (CIEG) de la UPLA, del Grupo de investigación consolidado COPOLIS de la Universidad de Barcelona y de la red Internacional TIIFAMO. Sus principales líneas de investigación son teoría feminista, sociología del género, sociología de la maternidad y familias monomarentales.

    Desde una perspectiva sociológica, feminista y académica, la Dra. Macarena Trujillo Cristoffanini nos habló sobre equidad de género, educación sexista, trabajo en equipo como grandes ejes que se abordarán a nivel universitario.

    -¿Cuál es la importancia que se haya creado esta Comisión de Igualdad de Género?

    “Las universidades están asumiendo que es necesario explicitar los mecanismos por los cuales se van a abordar las diferentes desigualdades de género que se dan en sus aulas. Tenemos que pensar que cualquier situación de desigualdad dentro de las universidades no es exclusivo de ese espacio sino que es reflejo de una sociedad patriarcal, por lo tanto las desigualdades que surgen de esta estructura social se manifiestan en los espacios universitarios donde se reproducen, naturalizan e invisibilizan estas prácticas. Constatarlas es un paso, lo siguiente es generar políticas en las universidades que lleven hacia transformaciones sociales que se proyecten en mejores condiciones simbólicas y materiales en el contexto de las construcciones de género y sus desigualdades”.

    -¿De qué forma se puede trabajar la equidad de género en la universidad?

    “Hay dos aristas respecto a cómo la universidad puede promocionar la equidad de género una es por medio de la promoción de estudios, diagnósticos, experiencias y estrategias sobre equidad entre mujeres y hombres en la sociedad en general. La universidad es un espacio donde se puede analizar la situación actual que vivimos las mujeres y explorar mejoras en el futuro. Por otro lado, son espacios de reflexión, de pensarse a sí mismo como se reproducen las mismas desigualdades estructurales de la sociedad. Una estrategia para promover la equidad de género es pensar políticas que apunten a promover la equidad en las relaciones sociales entre hombres y mujeres”.

    -¿Cuál es su opinión con respecto a la ausencia de mujeres en las rectorías de las universidades del Consejo de Rectores?

    “Las mujeres tendemos a estar subrepresentadas en cargos de poder, aún hoy en día siguen estando enraizadas a idearios y estereotipos tradicionales con respecto a la feminidad y masculinidad. Cuando hablamos de estereotipos, estos señalan que las mujeres no estamos preparadas para el poder; para lo público en definitiva porque tradicionalmente se piensa que nuestro espacio ha sido y nos corresponde por naturaleza, lo privado, lo reproductivo y no lo productivo que es donde se observa simbólicamente el espacio de la ciudadanía, del poder, del liderazgo. Por eso cuando mujeres tienen ciertas actitudes de liderazgo, le atribuimos características negativas como de mandona o dominante, pero cuando las realiza un varón le atribuimos características positivas.

    Si bien no son acciones conscientes, está instalado en nuestras concepciones e imágenes de realidad. Asimismo se ha visto que en todas las esferas de la sociedad, existe una división horizontal y vertical, la primera de ellas dice relación -por ejemplo- a mujeres y hombres que siguen optando por carreras tradicionalmente femeninas o masculinas.

    En tanto, la vertical plantea que las mujeres no acceden a puestos de poder o de alto mando y eso también pasa en las carreras de las académicas y de las investigadoras. Hay diversos estudios que respaldan esto a nivel nacional e internacional, Wenners y Wold señalan que el mero hecho de ser hombres puede equivaler a 20 publicaciones más. En España, De la Rica y Dolado plantea que si se toma en cuenta la edad, antigüedad en el grado de doctor/a, campo de conocimiento y productividad académica, la probabilidad de que algún profesor titular sea promocionado a catedrático es 2,5 veces superior a la de una mujer con las mismas características personales, familiares y profesionales.

    Siguen existiendo sesgos a la hora de evaluar las habilidades y cualidades de mujeres y de varones. Como último ejemplo, hay una investigación realizada por Moss-Racusin que buscaba dar cuenta de estas discriminaciones de género, ellas crearon un curriculum exactamente igual y a uno le pusieron el nombre de John y al otro Jennifer, ambos los enviaron a diferentes lugares y el currículum de John fue mucho mejor evaluado que el de Jennifer, pese a que eran los mismos.

    Hay otras investigaciones que dicen que cuando los varones realizan una carrera científica no deben optar por la paternidad, pero en el caso de las mujeres deben optar o no por la maternidad, deben tomar una decisión. La evidencia internacional apunta a que alrededor de dos tercios de las mujeres que optan por carreras académicas no tuvieron hijos, es decir, que sigue teniendo que ser una opción la vida familiar o la vida laboral, en cambio para los varones pueden conciliar las dos porque los ámbitos domésticos y reproductivos siguen sosteniéndose por medio de la vida de las mujeres”.

    -La Asociación Red de Investigadoras propuso integrar al sistema de acreditación de las universidades chilenas el ítem de equidad de género, ¿cuál es su opinión al respecto?

    “Creo que es una propuesta lúcida. A nivel histórico los cambios en torno a los derechos de la mujer han surgido porque diferentes movimientos y espacios de mujeres y feministas han presionado por esa transformación y en esas expresiones también han tenido que llevar adelante una serie de cambios institucionales para que estos se generen y se mantengan en el tiempo y después los integremos como lógicos. Es una propuesta interesante y necesaria, como también lo fue -en su momento- que Conicyt actualizara su Política de Equidad de Género y con ello abordara las brechas, barreras e inequidades existentes, como por ejemplo ampliar a un año más el periodo de producción académica en el caso que la investigadora haya tenido hijos. Eso hace 10 años atrás parecía ilógico, irrelevante e innecesario porque algunas mujeres postergaban su maternidad. Ahora se necesitan estrategias que desnaturalicen, visibilicen, erradiquen y promocionen otro tipo de relaciones sociales”.

    -Otra de las propuestas que se han planteado en esta línea de equidad de género al interior de las universidades es generar cuotas de participación de mujeres en altos cargos.

    “Es una propuesta interesante y muchas veces necesaria en el marco de estas desigualdades estructurales que evidenciamos las mujeres cuando siguen caminos de transformación y de mayor equidad puede que no sea necesario, pero en la actualidad ciertamente lo es”.

    -Anteriormente, mencionaba la importancia de promocionar carreras eminentemente femeninas o masculinas para que sean cursadas por quien tenga interés en ella, independiente de su género. ¿Esa es una forma de promover una educación no sexista?

    “Son varias dimensiones, esa podría ser una de las aristas, en definitiva es tensionar los roles tradicionales de género. En esa línea, se cree que Educación Parvularia debe ser cursada solo por mujeres, se entiende que parvularia es el continium biológico de la maternidad hacia la profesionalización de la maternidad, entonces se entiende que un varón no tiene nada que hacer ahí, cuando no es así, el cuidado de los niños y niñas se aprende, es una actividad cultural, biológica. Esa sería una de las dimensiones, hay otras que son más invisibles que dicen relación con que se sigue promocionando la división sexual del trabajo, por medio de la educación. Algunas autoras lo llaman currículum oculto de género y plantean que en la matemática o en la biología, no solo se enseña la matemática o la biología sino que también se enseñan y se legitiman el sistema sexagenero, es decir las atribuciones o las cualidades que se entienden biológicas y naturales de mujeres y de varones, eso también hace referencia a una educación no sexista. Enseñar, por ejemplo, el papel de la mujer en la historia y no solo el de las mujeres “famosas” que son importantes ciertamente, pero también lo son aquellas que han sostenido el ámbito reproductivo que hace posible también la vida pública y que nos permite darnos cuenta que en el ámbito “privado” también hay cultura, relaciones sociales, relaciones económicas, dimensiones que son parte de una educación no sexista también.

    Cuando leemos un libro sobre la sociedad y se dedican tres hojas para hablar de las mujeres, eso es sexismo o es androcentrismo que es pensar la historia y lo universal desde lo masculino. La educación sexista suele ser androcéntrica también, como cuando estudiamos biología y se estudia el cuerpo humano por separado (hombre y mujer). Hay muchos trabajos de los años ‘80 a nivel mundial que nos hablan de la coeducación. Por ejemplo en química también se debería enseñar como ocurre química en la cocina; en matemática hacer una lista de compras o enseñar a hacer el presupuesto familiar, son cosas importantes. No se trata de que desde los estudios de género o feministas se quiera posicionar a las mujeres en lo público olvidando que lo reproductivo es importante, es esencial para la sociedad. Entonces todos y todas deberíamos formarnos en esas cualidades que son relevantes a nivel social, es decir, la casa y lo doméstico es importante y lo deberíamos aprender hombres y mujeres para ser personas más autónomas, más independientes, y así valorar el trabajo doméstico”.

    -¿En qué situación está la Universidad de Playa Ancha frente a estos temas?

    “No estamos en foja cero, creo que se necesitan fuerzas de las distintas instancias. En la actualidad las propias estudiantes han cambiado, hace 10 años nadie planteaba la importancia de los derechos de la mujer, existía temor de denominarse feminista. Ahora el estudiantado de todas las universidades está requiriendo no solo la educación formal sino que también transformaciones sociales a nivel macro y que se manifiestan en sus propias vidas, en lo cotidiano de las estudiantes. Ahí existe un poder, una fuerza que es importante tener en cuenta. Es energía de transformación. A nivel institucional, es importante que miremos estos cambios y que tengamos una noción de la importancia de ellos en la actualidad. Es necesario mirarnos sin miedo para saber dónde estamos y hacia dónde queremos llegar, haciéndonos cargo de lo que tenemos que transformar. Ese hacerse cargo sin miedo implica también hacerse cargo de una manera más política de lo que es importante transformar en los tres estamentos de estudiantes, académicos y funcionarios”.

    -¿Conoce de colectivos que estén trabajando estos temas?

    “Hay colectivos de estudiantes que están trabajando y pensando en cómo promover la equidad o la igualdad de género dentro de la universidad o en sus propios espacios, hay diversos grupos de trabajo y profesores que están en lo mismo. Es importante seguir haciéndolo y a lo mejor en algún momento tener el espacio para poder trabajar colectivamente”.

    -Respecto al acoso sexual ¿cuál es el desafío de las universidades para abordarlo?

    “El desafío es sentarse a trabajar y hablar del tema, aunque muchas universidades en la actualidad, ya cuentan con protocolos de acoso. Personalmente he revisado la situación de nueve universidades que tienen protocolo frente al acoso y varias están en elaboración. Para ello, el Ministerio de Educación en 2016 presentó un manual de cómo elaborar protocolos de acoso sexual en espacios universitarios y educativos.

    Hay que considerar que es un proceso reciente y muy necesario, pero también -por lo que he visto- sigue generando reticencia dentro de la universidad. Hace 15 años el acoso sexual estaba naturalizado y quien lo sufría trataba de generar estrategias para que no le sucediera como no ir a la oficina del profesor, no ser demasiado amable, saludar de lejos, pero son situaciones que siempre han existido y que generan reticencia. Es muy importante generar estas reflexiones, que se materialicen en protocolos y se generen instancias de diálogo que ciertamente desde la universidad se están llevando a cabo. Es necesario también las investigaciones y las propuestas que se puedan realizar en este ámbito”.

    -En el día a día ¿cómo abordar estos temas al interior de las aulas?

    “Es difícil responder a ello, pero creo que sin reflexión es muy difícil la transformación y no me refiero solo a nivel de teoría sino a la reflexión de lo cotidiano. Muchas veces se da eso con los círculos de conversación en que se comparten experiencias y te das cuenta que a otras personas les pasó lo mismo que a tí y que se sintieron igual que tú. También está la necesidad de tener prácticas más éticas incluso en nuestras relaciones sociales de ocio, en las fiestas, para así deslegitimar abusos por el solo hecho de estar ebria. Lo que pasó en España es terrible y aquí también pasa, en el caso de Nábila y lo que se decía en redes sociales, hay que desmontar esos escenarios. Son procesos complejos, pero también -aprendiendo de los movimientos feministas históricos- los círculos de conversación y reflexión son ciertamente necesarios para darnos cuenta como todos y todas reproducimos esos machismos, hacer eso en términos simples, es un paso. Sin miedo, sin culpabilizar, sin cuestionar pero haciéndonos cargo”.

  • Qué dirían ustedes si les ofrecieran trabajo en un país donde se habla farsi, que vive según el calendario persa en 1396, cuya capital tiene 18 millones de habitantes y cuenta con innumerables museos, palacios, bazares y mezquitas que datan del siglo XVI por conocer. Esa es la aventura que desde marzo está viviendo el periodista Osvaldo Canales Acevedo en tierras de Medio Oriente, específicamente en el canal HISPANTV de Irán.

    Nacido en Chépica, un pueblo de la región de O’ Higgins, se trasladó a Valparaíso para estudiar Periodismo en la Universidad de Playa Ancha. Su vida profesional la comenzó a cimentar en el Departamento de Prensa de la Corporación de Televisión de la Universidad Católica de Valparaíso (UCV) donde se desempeñó como redactor, editor, jefe de prensa y presentador de noticias. En 2013 hizo una pausa, armó sus maletas y viajó a Venezuela para conducir el programa “Impacto Económico” de Telesur junto a la debacle social, política y económica del país centroamericano se adelantó su regreso al país, pero la “inquietud” por viajar ya se había instalado en él.

    -¿Cómo se gestó la posibilidad de trabajar en un canal iraní?

    “Venir a Irán surgió de una forma muy inesperada. No me lo creí entonces y me cuesta pensarlo ahora que ya estoy en Oriente Medio. Hace unos años postulé a un trabajo y me fui a Venezuela, puntualmente a ejercer como presentador de un programa de economía mundial en Telesur y ahí uno va conociendo personas que pasan, en mi caso, a conformar mi grupo de amigos. Cuando regresé a Chile, en esa oportunidad, siempre mantuve los contactos. Por mi parte seguí postulando a otros lados como Russia Today, pero sin concretar nada. Y mientras continué mi trabajo periodístico en Chile tanto en UCV Televisión como luego en Portavoz Noticias, el noticiario de Arcatel, la Asociación Regional de Canales de Televisión. A mediados de 2017, uno de mis contactos me escribió y me dijo que necesitaban un presentador. Postulé sin mayores pretensiones, pero resultó. Me pidieron mis datos, un par de entrevistas, luego vino la oferta laboral y de ahí a la embajada a hacer los trámites de visa. ¿Qué sabía de Irán? Poco y ahora, estando acá, puedo entender que vivimos en espacios diametralmente distintos y eso es muy atrayente”.

    -¿Qué le hizo tomar la decisión de viajar al otro lado del mundo?

    “Cuando surgió la idea de venir a Irán, no lo pensé dos veces. Lo vi como una nueva aventura, la consagración de mi súplica al universo por conocer algo totalmente distinto, justificar esa necesidad biológica de exilio, comprender la compleja naturaleza de mi persona que -visto desde un tercero– se niega a envejecer, entender el pensamiento de Oriente Medio y también como una oportunidad laboral. En realidad, el último punto es para justificar todo lo anterior. Como decir “se fue por trabajo”.

    Cambiar aquello que medianamente dominas por algo diametralmente distinto, es como volver a nacer y para mí fue eso. Al igual que un recién nacido, llegué a este mundo luego de más de 30 horas de viaje y sin haber pasado por una ducha. Literalmente un recién parido.

    Del aeropuerto al canal HISPANTV para buscar las llaves de mi departamento en Teherán. Aparejado a mi nuevo hogar, estaba mi nuevo trabajo, nuevos compañeros, nuevo sistema y nuevo idioma, del cual no termino de entender. Apurado, he aprendido a saludar, dar las gracias y despedirme: Salom Chetorí, Mersi y Jodafes, respectivamente. También aprendí que vivo en el año 1396, que el calendario persa es como el horóscopo, que el fin de semana acá es jueves y viernes, que los seis primeros meses tienen 31 días, los cinco siguientes tienen 30 y que el último tiene 28 y cada 4 años es bisiesto”.

    -Como comunicador ¿Cómo le beneficia esta experiencia? ¿Qué aporta a su desarrollo profesional?

    “Un beneficio completo. Conocer a la gente, aprender de los procesos de otros países y cambiar la mirada personal hacia lo que nos rodea, se refleja ciento por ciento en lo que hacemos como profesionales. Antes de venirme, muchas voces me hablaron de un país complejo, yo mismo traté de estudiar qué pasaba en Irán, pero llegar acá me mostró un territorio de gente amable, de una cultura milenaria y una disposición impresionante para ayudarte a avanzar. ¿Quién soy yo para sentarme en el estudio de una cadena internacional e informar desde Oriente Medio hacia el mundo? Eso es lo que me pregunté al inicio y continúo en el desarrollo de una buena respuesta. Claro que uno crece profesionalmente todos los días, pero es un trabajo que no termina. Aprendo palabras en persa, veo documentales, estudio acerca de los hechos noticiosos de este lado del mundo y a su vez, abordamos lo que ocurre en hispanoamérica.

    Quizá resulte más fácil competir por un puesto dentro del país de donde uno es, pero cuando sales, el desafío es otro, competir internamente, demostrarte a tí mismo que eres capaz y a veces si eso se viene cuesta arriba, pues tanto mejor”.

    -¿Qué labores realiza en HISPANTV?

    “Soy presentador de informativos y editor de textos periodísticos. Hacemos turnos rotativos junto al resto de los presentadores. Algunos días me levanto a las 5 am para irme al canal y estar de 7 am a 15 pm en las rondas mientras Latinoamérica duerme. Otras, el turno es de 15 a 23 horas y de 23 pm a 7 am”.

    -¿Cómo ha logrado comunicarse con tu entorno?

    “Llegar a un país donde la cultura es diametralmente distinta puede ser un gran desafío, pero también un gran dolor de cabeza. Desde preguntar por una dirección hasta comprar alimentos, de lo que para un soltero compone su canasta básica. En los primeros días en tierras de Oriente Medio, me han dicho de todo. Así como yo me esfuerzo por comunicarme, los seres amables de este acogedor país también lo hacen.

    Aprendí a decir: Salam chetorí (Hola como están), Jobama (Yo estoy bien), Bebajshin (Disculpa), Lotfan (Por favor), Jodafes (Hasta luego), Chande (¿Cuánto cuesta?) y Che Jabar (¿Qué Más?). Pero, el afán de los iraníes por quedar bien, ha hecho que en lugar de decirme buen día en inglés, me miren y me digan “I love you”, dibujando en mi rostro, una cara de incomodidad y risa al mismo tiempo. Otra palabra que ha escapado del servicio de taxi que me pasa a buscar todas las mañanas es un “I like you”. Entonces, pienso: ¿Entenderá lo que me dice?

    El chico del negocio es otro cuento. Para poder alimentarme he resuelto llegar al diálogo más primitivo del ser humano. Para comprar unas simples croquetas de pollo, partí preguntando ¿son de chicken? no recibí respuesta, ¿son de pollo?…nada. ¿Piu piu? Y el tipo contesta: no, fish. Le digo, ah no, no me gusta y entonces él va a la máquina congeladora, saca una caja, se agarra un pecho y me dice ¡kokorocó! Y entiendo que su mano en su pecho, su cara de ¿me entiende? y la fonética kokorocó lograron dar con mi requerimiento. ¡Croquetas de pollo!

    De ahí a sacar toda la billetera para que el dependiente se pague solo de cuánto es, la gaseosa, la pizza, o cualquier cosa que quiera comprar”.

    -Y cómo ha logrado relacionarse con su equipo ¿Quiénes lo conforman?

    “Los presentadores hablamos todos español. Del equipo solo una compañera es iraní pero domina perfecto español. El equipo de redactores y jefes de redacción, también son iraníes pero han estudiado español así que no hay problema.
    El tema está cuando hablan entre ellos farsi. Allí me siento como un árbol, no hablo y escucho pero no entiendo. Lo importante es que he aprendido a sonreír, tratando de ser natural. De a poco he ido adquiriendo palabras para saludar, dar las gracias, pedir por favor y decir siempre ‘bien todo bien’”.

    -¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del país?

    “Todo es atractivo, partiendo por el idioma que a diferencia del nuestro no tiene una raíz que permita relacionar con otros idiomas. La forma de escribir, siempre de derecha a izquierda con esa letra fascinante que dudo entender, aunque ya puedo distinguir los números del 1 al 10 aunque aún no puedo verbalizarlos de corrido.

    Las calles es otro desafío. Teherán tiene 18 millones de habitantes, es decir, solo la capital de este país, tiene más población que todo Chile y el tránsito es una locura, los pasos peatonales un desafío y los parques y monumentos un privilegio de ver en los traslados entre mi departamento y el canal.

    De ahí los museos y palacios, los bazares, las mezquitas, los olores. Todo es nuevo, es un gran gusto de conocer y una tarea interminable”.

    -¿Qué lugar ha visitado en sus primeras salidas?

    “Fui al Gran Bazar, lugar que es usado para el comercio hace más de dos mil años y cuya construcción actual tiene por lo menos 200 años. El taxi demoró como 2 horas, comenzó a oscurecer, y Teherán –al caer la noche- se vuelve aún más enigmático. Con mi amigo Danny, que me lleva 7 meses de ventaja en este país, logramos tomarnos un té en Haj Ali Darvish Tea House, la tetería más pequeña del mundo. Tiene solo 2 metros de ancho, su dueño es hijo del dueño original, que instaló este local en 1918 (calendario occidental) y que teniendo él, una edad avanzada, ofrece por 4 dólares aproximadamente, la posibilidad de elegir entre 6 variedades de té, te regala una moneda especial del local y con un aire muy millennials te toma una foto y la sube a su instagram que tiene más de 8 mil 200 seguidores. Un punto tan pequeño y tan único que ha logrado cautivar e inspirar a cadenas como CNN, NatGeo, Home and Help, Animal Planet y cuanto canal occidental que tenga los recursos para mostrar excentricidades de Oriente Medio.

    Otro punto visitado en mis primeros días en las tierras del Ayatolá Seyed Alí Jamenei, líder supremo de la Revolución Islámica, fue a uno de los mausoleos sagrados del país, la mezquita de Tajrish, donde están los restos de un descendiente de uno de los imánes del profeta. Una tremenda arquitectura, con techos adornados con artesanía de espejos, en el piso alfombras persas. Todos rezando el Corán y yo tratando de violar las leyes de no fotografiar el interior. Luego el Bazar de Tajrish: más moderno que el Gran Bazar, más ordenado con la misma magia pero sin ser el Gran Bazar con sus paredes de más de 200 años, sus gatos y sus baños persas”.

    -¿Cuál es la evaluación que hace de estas semanas?

    “Es corto el tiempo que llevo acá aún, pero pienso que la decisión de venirme, aún con la pena de dejar a mi familia, es la mejor que he tomado en el último tiempo. Vivir a concho, aprender montones el sistema de trabajo que tienen acá, conocer muchos lugares y hacerme de nuevos y grandes amigos de esta parte del mundo. A ello se suman algunas lecciones que debo poner en práctica como buscar aplicaciones que me hagan más amigable mi analfabetismo farsi, escribir para que no se me olvide, no tocar a las mujeres, estudiar más acerca del conflicto de Oriente Medio, ver cómo incorporo a mi Snap (aplicación como el uber de occidente) mi dirección predeterminada de mi departamento en Teherán y aprender más palabras en farsi para comunicarme en su idioma”.

    -¿Qué mensaje le daría a los periodistas jóvenes que tienen en mente solo medios tradicionales para ejercer?

    “Que siempre hay más, que nuestra profesión es un área con demasiados profesionales y que hay que buscar más lugares para desarrollarnos que nos hagan feliz y nos permitan ejercer y ser un aporte.

    Siempre me han dicho que por qué no postulé a canales más grandes en Chile y la verdad es que haber trabajado por 13 años en un canal pequeño como UCV, me abrió muchas puertas. Al trabajar en un medio más chico, me vi obligado a hacer más cosas. Entonces, un día era reportero en terreno con tres notas por cubrir, al otro día era corresponsal de La Moneda o en gira presidencial, luego debía reemplazar a algún presentador, también hacer panoramas y en días de feriado ayudar con la limpieza de los espacios comunes. Puedo hacer casi de todo en pequeña escala, entonces ¿qué queda?, ver cómo funciona la cosa afuera”.

    -Finalmente, ¿siente que su formación UPLA le ha ayudado para afrontar este tipo de desafíos?

    “¡Atención Playa Ancha! El grito que no se olvida, ni a los grandes amigos que guardo con riguroso cuidado. Estudiar en la UPLA es una de las mejores experiencias. En mis tiempos sin grandes tecnologías, casi sin tecnologías mejor dicho, pero con mucha dedicación y cercanía de los académicos. Agradezco el hecho que te eduquen de una forma bien aterrizada. Cuando entré, lo primero que escuché en el aula fue: ustedes no están estudiando para llegar a la televisión, aquí aprenderán a redactar bien, y periodismo radial y así partimos: pizarra, plumón y mucha humanidad, que es un factor fundamental en esta tarea de ser comunicador. En una cosa pudieron equivocarse en aquella oportunidad, también se puede llegar a la “tele”, pero no es algo que deba quitarles el sueño y cegarles a ver en qué otras cosas pueden ser un buen elemento sin perder su norte. Que nunca se olviden de dónde vienen para saber hacia dónde van. Lo dice un chepicano que estudió en la UPLA y que por estos días está perdido en la cultura de Oriente Medio”.