Youtube
  • De reciente creación, la Facultad de Ciencias Sociales ha sido liderada desde sus inicios por el decano Dr. Felip Gascón i Martín, quien llegó a nuestro país desde España. Periodismo, Sociología, Psicología y Bibliotecología son las carreras que agrupa la Facultad, entregándole un sello distintivo de servicio a la comunidad desde los primeros semestres de estudio.

    “Cumplir 70 años para una institución como la UPLA motiva el reconocer la historia de académicos, académicas, funcionarios y funcionarias que han construido parte de su vida en la institución y, por lo tanto, estamos asistiendo a un recambio generacional en estos días. Es difícil resolver las historias personales de nuestra comunidad universitaria y de los estudiantes que se han formado en esta universidad y hoy están ejerciendo como profesionales en distintos ámbitos . Por lo tanto , el primer sentimiento en este aniversario es pensar en cuántas historias de vida se han construido en esta universidad y celebrar esas historias de vida, ya que muchas de ellas han constituido, y lo seguirán haciendo, y son parte importante del soñar Valparaíso, una región y un país diferente, más justo.

    “Me mueve también en mi historia personal el hecho de ser un inmigrante en Chile y haber crecido también en esta universidad. Podría decir, como chileno, por lo tanto, sentirme doblemente orgulloso y motivado en esta conmemoración, porque parte de mi historia de vida también está construida acá, y sobre la forma de pensar en Valparaíso, su gente, los sectores excluidos de la ciudad, de la región, del país, ese es el primer sentido.

    “Destaco, además, la última década de esos 70 años en que se creó la Facultad de Ciencias Sociales, junto con otras dos facultades, que vienen a alimentar el espíritu interdisciplinario, complejo, de una universidad que históricamente tuvo su sello en las pedagogías. Actualmente, muchos de los estudiantes que la eligen no es, precisamente, por la trayectoria de las carreras pedagógicas, si no también por la oferta amplia en otras áreas que se han ido desarrollando.

    “El pensar, por lo tanto, que en esta última década la Universidad ha ido caminando a la complejidad, nos lleva también a pensar en su propia proyección, respecto de los 70 años que vienen. Primero, el deseo de todo académico y funcionario de una universidad del Estado, donde sea el Estado quien se haga cargo y que, realmente, el discurso de la educación pública, de calidad y el derecho a la educación sean no solamente un mero discurso, sino, una práctica transformadora, posibilitando a esta universidad, en particular, poder tomar las riendas de su destino, para así seguir preguntándose sobre su crecimiento y desarrollo.

    “No podemos estar determinados por la carencia de compromiso del Estado respecto de sus universidades y, en particular, de la UPLA. No es correcto siempre estar pensando en posibles crisis económicas, en que no hay posibilidades de inversión y en las dificultades materiales que tenemos para entregar una mejor calidad en la formación de nuestros profesionales.

    “Finalmente, este decano en particular y la facultad en general, sueñan con potenciar la investigación, el postgrado, alcanzando estándares internacionales y, por cierto, una renovación y desarrollo de su infraestructura. Para la Facultad de Ciencias Sociales el pensar en su propio desarrollo pasa por pensar en una construcción propia, donde la escasez de espacios que tenemos pueda ser resuelta en términos de mejora de espacios académicos, estudiantiles y, obviamente, para la formación, desarrollo talleres, lugares de esparcimiento, entre otros”.

  • A fines de marzo se creó la “Comisión de Igualdad de Género AUR – CRUCH” conformada por representantes de las 27 universidades que de Arica a Magallanes conforman el Consejo de Rectores.

    La delegada de la Universidad de Playa Ancha fue la Dra. Macarena Trujillo Cristoffanini, académica de la Facultad de Ciencias Sociales, con quien conversamos sobre esta instancia que busca generar políticas que aborden la equidad de género dentro de las universidades, a través de la generación de diagnósticos y estudios, que permitan crear espacios colaborativos de trabajo entre las diferentes universidades apuntando a este horizonte común que es promover de forma activa las políticas y las distintas estrategias destinadas a promocionar esta temática.

    Dicha comisión está compuesta por decanas, académicas y representantes de las unidades y centros de investigación vinculadas a temas de género y feminismo, entre otros. En el caso de la académica del Departamento de Sociología, ella es Máster en género (Universidad Complutense de Madrid, España), doctora en Sociología (Universidad de Barcelona, España), integrante de la Comisión interdisciplinaria de Estudios de Género (CIEG) de la UPLA, del Grupo de investigación consolidado COPOLIS de la Universidad de Barcelona y de la red Internacional TIIFAMO. Sus principales líneas de investigación son teoría feminista, sociología del género, sociología de la maternidad y familias monomarentales.

    Desde una perspectiva sociológica, feminista y académica, la Dra. Macarena Trujillo Cristoffanini nos habló sobre equidad de género, educación sexista, trabajo en equipo como grandes ejes que se abordarán a nivel universitario.

    -¿Cuál es la importancia que se haya creado esta Comisión de Igualdad de Género?

    “Las universidades están asumiendo que es necesario explicitar los mecanismos por los cuales se van a abordar las diferentes desigualdades de género que se dan en sus aulas. Tenemos que pensar que cualquier situación de desigualdad dentro de las universidades no es exclusivo de ese espacio sino que es reflejo de una sociedad patriarcal, por lo tanto las desigualdades que surgen de esta estructura social se manifiestan en los espacios universitarios donde se reproducen, naturalizan e invisibilizan estas prácticas. Constatarlas es un paso, lo siguiente es generar políticas en las universidades que lleven hacia transformaciones sociales que se proyecten en mejores condiciones simbólicas y materiales en el contexto de las construcciones de género y sus desigualdades”.

    -¿De qué forma se puede trabajar la equidad de género en la universidad?

    “Hay dos aristas respecto a cómo la universidad puede promocionar la equidad de género una es por medio de la promoción de estudios, diagnósticos, experiencias y estrategias sobre equidad entre mujeres y hombres en la sociedad en general. La universidad es un espacio donde se puede analizar la situación actual que vivimos las mujeres y explorar mejoras en el futuro. Por otro lado, son espacios de reflexión, de pensarse a sí mismo como se reproducen las mismas desigualdades estructurales de la sociedad. Una estrategia para promover la equidad de género es pensar políticas que apunten a promover la equidad en las relaciones sociales entre hombres y mujeres”.

    -¿Cuál es su opinión con respecto a la ausencia de mujeres en las rectorías de las universidades del Consejo de Rectores?

    “Las mujeres tendemos a estar subrepresentadas en cargos de poder, aún hoy en día siguen estando enraizadas a idearios y estereotipos tradicionales con respecto a la feminidad y masculinidad. Cuando hablamos de estereotipos, estos señalan que las mujeres no estamos preparadas para el poder; para lo público en definitiva porque tradicionalmente se piensa que nuestro espacio ha sido y nos corresponde por naturaleza, lo privado, lo reproductivo y no lo productivo que es donde se observa simbólicamente el espacio de la ciudadanía, del poder, del liderazgo. Por eso cuando mujeres tienen ciertas actitudes de liderazgo, le atribuimos características negativas como de mandona o dominante, pero cuando las realiza un varón le atribuimos características positivas.

    Si bien no son acciones conscientes, está instalado en nuestras concepciones e imágenes de realidad. Asimismo se ha visto que en todas las esferas de la sociedad, existe una división horizontal y vertical, la primera de ellas dice relación -por ejemplo- a mujeres y hombres que siguen optando por carreras tradicionalmente femeninas o masculinas.

    En tanto, la vertical plantea que las mujeres no acceden a puestos de poder o de alto mando y eso también pasa en las carreras de las académicas y de las investigadoras. Hay diversos estudios que respaldan esto a nivel nacional e internacional, Wenners y Wold señalan que el mero hecho de ser hombres puede equivaler a 20 publicaciones más. En España, De la Rica y Dolado plantea que si se toma en cuenta la edad, antigüedad en el grado de doctor/a, campo de conocimiento y productividad académica, la probabilidad de que algún profesor titular sea promocionado a catedrático es 2,5 veces superior a la de una mujer con las mismas características personales, familiares y profesionales.

    Siguen existiendo sesgos a la hora de evaluar las habilidades y cualidades de mujeres y de varones. Como último ejemplo, hay una investigación realizada por Moss-Racusin que buscaba dar cuenta de estas discriminaciones de género, ellas crearon un curriculum exactamente igual y a uno le pusieron el nombre de John y al otro Jennifer, ambos los enviaron a diferentes lugares y el currículum de John fue mucho mejor evaluado que el de Jennifer, pese a que eran los mismos.

    Hay otras investigaciones que dicen que cuando los varones realizan una carrera científica no deben optar por la paternidad, pero en el caso de las mujeres deben optar o no por la maternidad, deben tomar una decisión. La evidencia internacional apunta a que alrededor de dos tercios de las mujeres que optan por carreras académicas no tuvieron hijos, es decir, que sigue teniendo que ser una opción la vida familiar o la vida laboral, en cambio para los varones pueden conciliar las dos porque los ámbitos domésticos y reproductivos siguen sosteniéndose por medio de la vida de las mujeres”.

    -La Asociación Red de Investigadoras propuso integrar al sistema de acreditación de las universidades chilenas el ítem de equidad de género, ¿cuál es su opinión al respecto?

    “Creo que es una propuesta lúcida. A nivel histórico los cambios en torno a los derechos de la mujer han surgido porque diferentes movimientos y espacios de mujeres y feministas han presionado por esa transformación y en esas expresiones también han tenido que llevar adelante una serie de cambios institucionales para que estos se generen y se mantengan en el tiempo y después los integremos como lógicos. Es una propuesta interesante y necesaria, como también lo fue -en su momento- que Conicyt actualizara su Política de Equidad de Género y con ello abordara las brechas, barreras e inequidades existentes, como por ejemplo ampliar a un año más el periodo de producción académica en el caso que la investigadora haya tenido hijos. Eso hace 10 años atrás parecía ilógico, irrelevante e innecesario porque algunas mujeres postergaban su maternidad. Ahora se necesitan estrategias que desnaturalicen, visibilicen, erradiquen y promocionen otro tipo de relaciones sociales”.

    -Otra de las propuestas que se han planteado en esta línea de equidad de género al interior de las universidades es generar cuotas de participación de mujeres en altos cargos.

    “Es una propuesta interesante y muchas veces necesaria en el marco de estas desigualdades estructurales que evidenciamos las mujeres cuando siguen caminos de transformación y de mayor equidad puede que no sea necesario, pero en la actualidad ciertamente lo es”.

    -Anteriormente, mencionaba la importancia de promocionar carreras eminentemente femeninas o masculinas para que sean cursadas por quien tenga interés en ella, independiente de su género. ¿Esa es una forma de promover una educación no sexista?

    “Son varias dimensiones, esa podría ser una de las aristas, en definitiva es tensionar los roles tradicionales de género. En esa línea, se cree que Educación Parvularia debe ser cursada solo por mujeres, se entiende que parvularia es el continium biológico de la maternidad hacia la profesionalización de la maternidad, entonces se entiende que un varón no tiene nada que hacer ahí, cuando no es así, el cuidado de los niños y niñas se aprende, es una actividad cultural, biológica. Esa sería una de las dimensiones, hay otras que son más invisibles que dicen relación con que se sigue promocionando la división sexual del trabajo, por medio de la educación. Algunas autoras lo llaman currículum oculto de género y plantean que en la matemática o en la biología, no solo se enseña la matemática o la biología sino que también se enseñan y se legitiman el sistema sexagenero, es decir las atribuciones o las cualidades que se entienden biológicas y naturales de mujeres y de varones, eso también hace referencia a una educación no sexista. Enseñar, por ejemplo, el papel de la mujer en la historia y no solo el de las mujeres “famosas” que son importantes ciertamente, pero también lo son aquellas que han sostenido el ámbito reproductivo que hace posible también la vida pública y que nos permite darnos cuenta que en el ámbito “privado” también hay cultura, relaciones sociales, relaciones económicas, dimensiones que son parte de una educación no sexista también.

    Cuando leemos un libro sobre la sociedad y se dedican tres hojas para hablar de las mujeres, eso es sexismo o es androcentrismo que es pensar la historia y lo universal desde lo masculino. La educación sexista suele ser androcéntrica también, como cuando estudiamos biología y se estudia el cuerpo humano por separado (hombre y mujer). Hay muchos trabajos de los años ‘80 a nivel mundial que nos hablan de la coeducación. Por ejemplo en química también se debería enseñar como ocurre química en la cocina; en matemática hacer una lista de compras o enseñar a hacer el presupuesto familiar, son cosas importantes. No se trata de que desde los estudios de género o feministas se quiera posicionar a las mujeres en lo público olvidando que lo reproductivo es importante, es esencial para la sociedad. Entonces todos y todas deberíamos formarnos en esas cualidades que son relevantes a nivel social, es decir, la casa y lo doméstico es importante y lo deberíamos aprender hombres y mujeres para ser personas más autónomas, más independientes, y así valorar el trabajo doméstico”.

    -¿En qué situación está la Universidad de Playa Ancha frente a estos temas?

    “No estamos en foja cero, creo que se necesitan fuerzas de las distintas instancias. En la actualidad las propias estudiantes han cambiado, hace 10 años nadie planteaba la importancia de los derechos de la mujer, existía temor de denominarse feminista. Ahora el estudiantado de todas las universidades está requiriendo no solo la educación formal sino que también transformaciones sociales a nivel macro y que se manifiestan en sus propias vidas, en lo cotidiano de las estudiantes. Ahí existe un poder, una fuerza que es importante tener en cuenta. Es energía de transformación. A nivel institucional, es importante que miremos estos cambios y que tengamos una noción de la importancia de ellos en la actualidad. Es necesario mirarnos sin miedo para saber dónde estamos y hacia dónde queremos llegar, haciéndonos cargo de lo que tenemos que transformar. Ese hacerse cargo sin miedo implica también hacerse cargo de una manera más política de lo que es importante transformar en los tres estamentos de estudiantes, académicos y funcionarios”.

    -¿Conoce de colectivos que estén trabajando estos temas?

    “Hay colectivos de estudiantes que están trabajando y pensando en cómo promover la equidad o la igualdad de género dentro de la universidad o en sus propios espacios, hay diversos grupos de trabajo y profesores que están en lo mismo. Es importante seguir haciéndolo y a lo mejor en algún momento tener el espacio para poder trabajar colectivamente”.

    -Respecto al acoso sexual ¿cuál es el desafío de las universidades para abordarlo?

    “El desafío es sentarse a trabajar y hablar del tema, aunque muchas universidades en la actualidad, ya cuentan con protocolos de acoso. Personalmente he revisado la situación de nueve universidades que tienen protocolo frente al acoso y varias están en elaboración. Para ello, el Ministerio de Educación en 2016 presentó un manual de cómo elaborar protocolos de acoso sexual en espacios universitarios y educativos.

    Hay que considerar que es un proceso reciente y muy necesario, pero también -por lo que he visto- sigue generando reticencia dentro de la universidad. Hace 15 años el acoso sexual estaba naturalizado y quien lo sufría trataba de generar estrategias para que no le sucediera como no ir a la oficina del profesor, no ser demasiado amable, saludar de lejos, pero son situaciones que siempre han existido y que generan reticencia. Es muy importante generar estas reflexiones, que se materialicen en protocolos y se generen instancias de diálogo que ciertamente desde la universidad se están llevando a cabo. Es necesario también las investigaciones y las propuestas que se puedan realizar en este ámbito”.

    -En el día a día ¿cómo abordar estos temas al interior de las aulas?

    “Es difícil responder a ello, pero creo que sin reflexión es muy difícil la transformación y no me refiero solo a nivel de teoría sino a la reflexión de lo cotidiano. Muchas veces se da eso con los círculos de conversación en que se comparten experiencias y te das cuenta que a otras personas les pasó lo mismo que a tí y que se sintieron igual que tú. También está la necesidad de tener prácticas más éticas incluso en nuestras relaciones sociales de ocio, en las fiestas, para así deslegitimar abusos por el solo hecho de estar ebria. Lo que pasó en España es terrible y aquí también pasa, en el caso de Nábila y lo que se decía en redes sociales, hay que desmontar esos escenarios. Son procesos complejos, pero también -aprendiendo de los movimientos feministas históricos- los círculos de conversación y reflexión son ciertamente necesarios para darnos cuenta como todos y todas reproducimos esos machismos, hacer eso en términos simples, es un paso. Sin miedo, sin culpabilizar, sin cuestionar pero haciéndonos cargo”.

  • Qué dirían ustedes si les ofrecieran trabajo en un país donde se habla farsi, que vive según el calendario persa en 1396, cuya capital tiene 18 millones de habitantes y cuenta con innumerables museos, palacios, bazares y mezquitas que datan del siglo XVI por conocer. Esa es la aventura que desde marzo está viviendo el periodista Osvaldo Canales Acevedo en tierras de Medio Oriente, específicamente en el canal HISPANTV de Irán.

    Nacido en Chépica, un pueblo de la región de O’ Higgins, se trasladó a Valparaíso para estudiar Periodismo en la Universidad de Playa Ancha. Su vida profesional la comenzó a cimentar en el Departamento de Prensa de la Corporación de Televisión de la Universidad Católica de Valparaíso (UCV) donde se desempeñó como redactor, editor, jefe de prensa y presentador de noticias. En 2013 hizo una pausa, armó sus maletas y viajó a Venezuela para conducir el programa “Impacto Económico” de Telesur junto a la debacle social, política y económica del país centroamericano se adelantó su regreso al país, pero la “inquietud” por viajar ya se había instalado en él.

    -¿Cómo se gestó la posibilidad de trabajar en un canal iraní?

    “Venir a Irán surgió de una forma muy inesperada. No me lo creí entonces y me cuesta pensarlo ahora que ya estoy en Oriente Medio. Hace unos años postulé a un trabajo y me fui a Venezuela, puntualmente a ejercer como presentador de un programa de economía mundial en Telesur y ahí uno va conociendo personas que pasan, en mi caso, a conformar mi grupo de amigos. Cuando regresé a Chile, en esa oportunidad, siempre mantuve los contactos. Por mi parte seguí postulando a otros lados como Russia Today, pero sin concretar nada. Y mientras continué mi trabajo periodístico en Chile tanto en UCV Televisión como luego en Portavoz Noticias, el noticiario de Arcatel, la Asociación Regional de Canales de Televisión. A mediados de 2017, uno de mis contactos me escribió y me dijo que necesitaban un presentador. Postulé sin mayores pretensiones, pero resultó. Me pidieron mis datos, un par de entrevistas, luego vino la oferta laboral y de ahí a la embajada a hacer los trámites de visa. ¿Qué sabía de Irán? Poco y ahora, estando acá, puedo entender que vivimos en espacios diametralmente distintos y eso es muy atrayente”.

    -¿Qué le hizo tomar la decisión de viajar al otro lado del mundo?

    “Cuando surgió la idea de venir a Irán, no lo pensé dos veces. Lo vi como una nueva aventura, la consagración de mi súplica al universo por conocer algo totalmente distinto, justificar esa necesidad biológica de exilio, comprender la compleja naturaleza de mi persona que -visto desde un tercero– se niega a envejecer, entender el pensamiento de Oriente Medio y también como una oportunidad laboral. En realidad, el último punto es para justificar todo lo anterior. Como decir “se fue por trabajo”.

    Cambiar aquello que medianamente dominas por algo diametralmente distinto, es como volver a nacer y para mí fue eso. Al igual que un recién nacido, llegué a este mundo luego de más de 30 horas de viaje y sin haber pasado por una ducha. Literalmente un recién parido.

    Del aeropuerto al canal HISPANTV para buscar las llaves de mi departamento en Teherán. Aparejado a mi nuevo hogar, estaba mi nuevo trabajo, nuevos compañeros, nuevo sistema y nuevo idioma, del cual no termino de entender. Apurado, he aprendido a saludar, dar las gracias y despedirme: Salom Chetorí, Mersi y Jodafes, respectivamente. También aprendí que vivo en el año 1396, que el calendario persa es como el horóscopo, que el fin de semana acá es jueves y viernes, que los seis primeros meses tienen 31 días, los cinco siguientes tienen 30 y que el último tiene 28 y cada 4 años es bisiesto”.

    -Como comunicador ¿Cómo le beneficia esta experiencia? ¿Qué aporta a su desarrollo profesional?

    “Un beneficio completo. Conocer a la gente, aprender de los procesos de otros países y cambiar la mirada personal hacia lo que nos rodea, se refleja ciento por ciento en lo que hacemos como profesionales. Antes de venirme, muchas voces me hablaron de un país complejo, yo mismo traté de estudiar qué pasaba en Irán, pero llegar acá me mostró un territorio de gente amable, de una cultura milenaria y una disposición impresionante para ayudarte a avanzar. ¿Quién soy yo para sentarme en el estudio de una cadena internacional e informar desde Oriente Medio hacia el mundo? Eso es lo que me pregunté al inicio y continúo en el desarrollo de una buena respuesta. Claro que uno crece profesionalmente todos los días, pero es un trabajo que no termina. Aprendo palabras en persa, veo documentales, estudio acerca de los hechos noticiosos de este lado del mundo y a su vez, abordamos lo que ocurre en hispanoamérica.

    Quizá resulte más fácil competir por un puesto dentro del país de donde uno es, pero cuando sales, el desafío es otro, competir internamente, demostrarte a tí mismo que eres capaz y a veces si eso se viene cuesta arriba, pues tanto mejor”.

    -¿Qué labores realiza en HISPANTV?

    “Soy presentador de informativos y editor de textos periodísticos. Hacemos turnos rotativos junto al resto de los presentadores. Algunos días me levanto a las 5 am para irme al canal y estar de 7 am a 15 pm en las rondas mientras Latinoamérica duerme. Otras, el turno es de 15 a 23 horas y de 23 pm a 7 am”.

    -¿Cómo ha logrado comunicarse con tu entorno?

    “Llegar a un país donde la cultura es diametralmente distinta puede ser un gran desafío, pero también un gran dolor de cabeza. Desde preguntar por una dirección hasta comprar alimentos, de lo que para un soltero compone su canasta básica. En los primeros días en tierras de Oriente Medio, me han dicho de todo. Así como yo me esfuerzo por comunicarme, los seres amables de este acogedor país también lo hacen.

    Aprendí a decir: Salam chetorí (Hola como están), Jobama (Yo estoy bien), Bebajshin (Disculpa), Lotfan (Por favor), Jodafes (Hasta luego), Chande (¿Cuánto cuesta?) y Che Jabar (¿Qué Más?). Pero, el afán de los iraníes por quedar bien, ha hecho que en lugar de decirme buen día en inglés, me miren y me digan “I love you”, dibujando en mi rostro, una cara de incomodidad y risa al mismo tiempo. Otra palabra que ha escapado del servicio de taxi que me pasa a buscar todas las mañanas es un “I like you”. Entonces, pienso: ¿Entenderá lo que me dice?

    El chico del negocio es otro cuento. Para poder alimentarme he resuelto llegar al diálogo más primitivo del ser humano. Para comprar unas simples croquetas de pollo, partí preguntando ¿son de chicken? no recibí respuesta, ¿son de pollo?…nada. ¿Piu piu? Y el tipo contesta: no, fish. Le digo, ah no, no me gusta y entonces él va a la máquina congeladora, saca una caja, se agarra un pecho y me dice ¡kokorocó! Y entiendo que su mano en su pecho, su cara de ¿me entiende? y la fonética kokorocó lograron dar con mi requerimiento. ¡Croquetas de pollo!

    De ahí a sacar toda la billetera para que el dependiente se pague solo de cuánto es, la gaseosa, la pizza, o cualquier cosa que quiera comprar”.

    -Y cómo ha logrado relacionarse con su equipo ¿Quiénes lo conforman?

    “Los presentadores hablamos todos español. Del equipo solo una compañera es iraní pero domina perfecto español. El equipo de redactores y jefes de redacción, también son iraníes pero han estudiado español así que no hay problema.
    El tema está cuando hablan entre ellos farsi. Allí me siento como un árbol, no hablo y escucho pero no entiendo. Lo importante es que he aprendido a sonreír, tratando de ser natural. De a poco he ido adquiriendo palabras para saludar, dar las gracias, pedir por favor y decir siempre ‘bien todo bien’”.

    -¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del país?

    “Todo es atractivo, partiendo por el idioma que a diferencia del nuestro no tiene una raíz que permita relacionar con otros idiomas. La forma de escribir, siempre de derecha a izquierda con esa letra fascinante que dudo entender, aunque ya puedo distinguir los números del 1 al 10 aunque aún no puedo verbalizarlos de corrido.

    Las calles es otro desafío. Teherán tiene 18 millones de habitantes, es decir, solo la capital de este país, tiene más población que todo Chile y el tránsito es una locura, los pasos peatonales un desafío y los parques y monumentos un privilegio de ver en los traslados entre mi departamento y el canal.

    De ahí los museos y palacios, los bazares, las mezquitas, los olores. Todo es nuevo, es un gran gusto de conocer y una tarea interminable”.

    -¿Qué lugar ha visitado en sus primeras salidas?

    “Fui al Gran Bazar, lugar que es usado para el comercio hace más de dos mil años y cuya construcción actual tiene por lo menos 200 años. El taxi demoró como 2 horas, comenzó a oscurecer, y Teherán –al caer la noche- se vuelve aún más enigmático. Con mi amigo Danny, que me lleva 7 meses de ventaja en este país, logramos tomarnos un té en Haj Ali Darvish Tea House, la tetería más pequeña del mundo. Tiene solo 2 metros de ancho, su dueño es hijo del dueño original, que instaló este local en 1918 (calendario occidental) y que teniendo él, una edad avanzada, ofrece por 4 dólares aproximadamente, la posibilidad de elegir entre 6 variedades de té, te regala una moneda especial del local y con un aire muy millennials te toma una foto y la sube a su instagram que tiene más de 8 mil 200 seguidores. Un punto tan pequeño y tan único que ha logrado cautivar e inspirar a cadenas como CNN, NatGeo, Home and Help, Animal Planet y cuanto canal occidental que tenga los recursos para mostrar excentricidades de Oriente Medio.

    Otro punto visitado en mis primeros días en las tierras del Ayatolá Seyed Alí Jamenei, líder supremo de la Revolución Islámica, fue a uno de los mausoleos sagrados del país, la mezquita de Tajrish, donde están los restos de un descendiente de uno de los imánes del profeta. Una tremenda arquitectura, con techos adornados con artesanía de espejos, en el piso alfombras persas. Todos rezando el Corán y yo tratando de violar las leyes de no fotografiar el interior. Luego el Bazar de Tajrish: más moderno que el Gran Bazar, más ordenado con la misma magia pero sin ser el Gran Bazar con sus paredes de más de 200 años, sus gatos y sus baños persas”.

    -¿Cuál es la evaluación que hace de estas semanas?

    “Es corto el tiempo que llevo acá aún, pero pienso que la decisión de venirme, aún con la pena de dejar a mi familia, es la mejor que he tomado en el último tiempo. Vivir a concho, aprender montones el sistema de trabajo que tienen acá, conocer muchos lugares y hacerme de nuevos y grandes amigos de esta parte del mundo. A ello se suman algunas lecciones que debo poner en práctica como buscar aplicaciones que me hagan más amigable mi analfabetismo farsi, escribir para que no se me olvide, no tocar a las mujeres, estudiar más acerca del conflicto de Oriente Medio, ver cómo incorporo a mi Snap (aplicación como el uber de occidente) mi dirección predeterminada de mi departamento en Teherán y aprender más palabras en farsi para comunicarme en su idioma”.

    -¿Qué mensaje le daría a los periodistas jóvenes que tienen en mente solo medios tradicionales para ejercer?

    “Que siempre hay más, que nuestra profesión es un área con demasiados profesionales y que hay que buscar más lugares para desarrollarnos que nos hagan feliz y nos permitan ejercer y ser un aporte.

    Siempre me han dicho que por qué no postulé a canales más grandes en Chile y la verdad es que haber trabajado por 13 años en un canal pequeño como UCV, me abrió muchas puertas. Al trabajar en un medio más chico, me vi obligado a hacer más cosas. Entonces, un día era reportero en terreno con tres notas por cubrir, al otro día era corresponsal de La Moneda o en gira presidencial, luego debía reemplazar a algún presentador, también hacer panoramas y en días de feriado ayudar con la limpieza de los espacios comunes. Puedo hacer casi de todo en pequeña escala, entonces ¿qué queda?, ver cómo funciona la cosa afuera”.

    -Finalmente, ¿siente que su formación UPLA le ha ayudado para afrontar este tipo de desafíos?

    “¡Atención Playa Ancha! El grito que no se olvida, ni a los grandes amigos que guardo con riguroso cuidado. Estudiar en la UPLA es una de las mejores experiencias. En mis tiempos sin grandes tecnologías, casi sin tecnologías mejor dicho, pero con mucha dedicación y cercanía de los académicos. Agradezco el hecho que te eduquen de una forma bien aterrizada. Cuando entré, lo primero que escuché en el aula fue: ustedes no están estudiando para llegar a la televisión, aquí aprenderán a redactar bien, y periodismo radial y así partimos: pizarra, plumón y mucha humanidad, que es un factor fundamental en esta tarea de ser comunicador. En una cosa pudieron equivocarse en aquella oportunidad, también se puede llegar a la “tele”, pero no es algo que deba quitarles el sueño y cegarles a ver en qué otras cosas pueden ser un buen elemento sin perder su norte. Que nunca se olviden de dónde vienen para saber hacia dónde van. Lo dice un chepicano que estudió en la UPLA y que por estos días está perdido en la cultura de Oriente Medio”.

  • Francisca_BrionesPrepararse para los desafíos que traerá el futuro es una obligación ineludible para cualquier institución, con mayor razón para una universidad que tiene la responsabilidad social de formar a los profesionales que tendrá Chile. Por ese motivo, la Universidad de Playa Ancha está en pleno proceso de formular su Plan de Desarrollo Estratégico Institucional, que guiará su desarrollo durante el período 2016-2025.

    La formulación del plan lleva varios meses en marcha, con un trabajo poco llamativo, pero muy riguroso, exigente y participativo. Es justamente la participación la que se enfatiza actualmente, especialmente gracias a la encuesta que se encuentra abierta para recibir la opinión de todos los miembros de nuestra comunidad (puedes verla y responderla en esta página).

    A cargo del proceso se encuentra la Vicerrectoría de Desarrollo, creada en abril pasado como parte de la reestructuración dispuesta por el rector Patricio Sanhueza. Y a cargo de la Vicerrectoría está María Francisca Briones Rosas, antes directora general de Análisis y Planificación Estratégica Institucional.

    En su oficina de avenida Independencia, rodeada por libros y fotografías personales, admite que “la etapa de diagnóstico para nosotros ha sido muy compleja porque han sido muchos los procesos en paralelo, pero estamos terminándola. Nos ayudaron el diagnóstico y los objetivos que quedaron plasmados en el plan anterior, que todavía sigue vigente. Incluso los lineamientos están claros. Lo que es importante ahora es definir las nuevas políticas en conjunto, para que sean consensuadas y todos vayamos aportando. Hay que validarlas con los actores que corresponde y con la representatividad de la comunidad universitaria”.

    – ¿La actual encuesta es importante en ese sentido?
    – La encuesta en línea es fundamental para revisar la misión y visión de la universidad. Estará vigente hasta el 2 de octubre y luego efectuaremos el procesamiento acorde a las respuestas recibidas. Es importante porque cada integrante de la institución, al responder la encuesta, estará dando a conocer su opinión.

    Francisca_Briones– Cuáles serán los siguientes pasos?
    – Entre octubre y noviembre se realizarán tres talleres que también apunta a fortalecer la participación de la comunidad universitaria. En el primero, se validarán misión, visión y valores, para dar paso a la presentación de una propuesta de diagnóstico estratégico. Luego se presentará y discutirá una propuesta de objetivos e indicadores, para terminar en un tercer taller con la validación de metas, la definición de estrategias para el período 2016-2025 y la formulación de acciones por objetivos para el primer quinquenio.

    – El plan vigente, que vence en los próximos meses, era por cinco años. Ahora se innova con el período y su preparación…
    – El Plan de Desarrollo va a ser uno solo, pensado para diez años con sus líneas estratégicas. Es nuestro primer plan estratégico de largo plazo, así que tendremos una estrategia para todo el período y, además, el primer quinquenio va a tener un plan de acción.

    – Luego del diagnóstico y la formulación participativa vendrá una etapa de socialización de los consensos. ¿Cuándo tiene que estar todo terminado?
    – Sí o sí, esto tiene que estar listo en la primera quincena de diciembre. Terminado y aprobado, porque debe tener la aprobación final de la Junta Directiva y antes pasa por el gabinete y el Consejo Académico. Los próximos meses van a ser intensivos.

    – ¿No afecta esta exigencia el trabajo habitual de la Vicerrectoría?
    – No. Tenemos el caso de la acreditación de la UPLA, que es otro proceso muy importante. Allí la universidad tiene que formalizar una evaluación en las tres grandes áreas que estamos abordando: gestión institucional, docencia de pregrado y vinculación con el medio. A la Vicerrectoría de Desarrollo le toca coordinar justamente el área de gestión institucional, así que estoy activa y efectivamente en ese proceso. Lamentablemente, no nos sirve un mismo instrumento para todo, así que muchos responsables tendrán que responder encuestas paralelas para los distintos procesos.

    Francisca_Briones3– ¿Cómo se siente tener esa responsabilidad?
    – Como vicerrectora de Desarrollo, es un privilegio seguir aportando a que seamos una comunidad universitaria que camina en conjunto para lograr la misión de la universidad, con responsabilidad social, inclusión, sustentabilidad institucional y calidad en todo lo que efectuemos. Es satisfactorio, además, aportar a mantener una vinculación con el medio, con nuestro barrio y nuestra región cada vez más efectiva, considerando todo lo que nosotros podemos entregarles y a la vez recibiendo todo el aprendizaje de ellos.

    – ¿Un mensaje final para la comunidad de la UPLA?
    – Solo me resta invitar a nuestra comunidad universitaria a que sigamos en conjunto aportando al desarrollo de nuestra Universidad de Playa Ancha.

     

     

  • Jorge-Gissi-y-Álvaro-Castillo_Psicología-UPLAUn enfoque social comunitario será uno de los elementos diferenciadores de Psicología, la nueva carrera que comenzará a impartir la Universidad de Playa Ancha a partir de 2015.

    En un contexto regional donde existen siete escuelas con esta disciplina, la institución apuesta por una propuesta académica orientada al ámbito educacional y con un marcado interés por formar profesionales conscientes de las necesidades de su entorno e interesados por construir y colaborar en la mejoría de la región y el país.

    Esa es una de las metas que asumió un grupo de psicólogos, quienes elaboraron el proyecto de la carrera de Psicología en la Universidad de Playa Ancha, ellos son: Cecilia Alarcón, Jorge Gissi (JG) y Álvaro Castillo (AC).

    Ambos psicólogos ahondaron en los objetivos, desafíos y expectativas de esta carrera que se suma a la oferta académica de la Facultad de Ciencias Sociales junto a Bibliotecología, Sociología y Periodismo.

    -¿Qué los llevó a presentar este proyecto en la UPLA?

    AC: “La idea surge como una demanda de las autoridades de la universidad por ver la posibilidad de hacer un estudio que permitiese establecer la conveniencia de instaurar una nueva carrera en la UPLA.

    Para ello se constituyó un equipo para trabajar en este tema y hacer un estudio indagatorio que nos permitió obtener información que analizamos, evaluamos y que nos dio un panorama general de la carrera de Psicología en el país y en la Región de Valparaíso.

    El análisis de las mallas curriculares nos indicó que la mayoría de ellas está orientada hacia la formación generalista, de matriz psicoterapeuta básicamente, con poco énfasis en otros aspectos de desarrollo de los psicólogos”.

    estudiantes_patio Casa Central-En vista de ese análisis ¿qué proponen ustedes en el plano formativo?

    AC: “A nosotros nos parece dadas las circunstancias que vive el país y la necesidad de enfrentar a nivel país la reforma educacional –sea cual sea el cambio que se haga- se va a requerir de psicólogos formados con una orientación de actores multidisciplinarios en los proyectos educativos.

    De esta manera rompimos con la mirada del clínico escolar, con el psicólogo que está en los colegios cuyo propósito es atender a los “niños problema”, a los que tienen trastornos de aprendizajes, pero que pese a asumir un rol importante no es un actor en el proyecto educativo.

    Nosotros pensamos que un psicólogo educacional puede aportar en el proyecto educativo, en generarlo y en el cuidar su desarrollo posterior trabajando con los profesores, con los padres, como una acción previa a instaurar este modelo en un colegio determinado. Por lo tanto, pone una presión distinta en términos de la formación.

    Por otro lado, nos parece que la sociedad y los movimientos sociales dan muestra de una inquietud a nivel social que dice relación con una serie de aspectos presentes en la sociedad y que han sido subvalorados como los derechos de las personas.

    Nuestro aporte será dar un enfoque social comunitario de la Psicología, que busca prestar apoyo a las personas que se organizan de una determinada manera porque entendemos que la formación del individuo, no está desligada de su contexto, está estrechamente ligada al lugar donde pertenece, cuyo valor de la vida está puesto en el vínculo con el otro. Por ello pensamos en el sentido social comunitario. Es una mirada de integración distinta, de respeto a la persona, a la dignidad de la persona”.

    Jorge-Gissi_Psicología UPLAJG: “Hay una necesidad en las escuelas de Psicología del país y eso justifica poner más énfasis en la prevención primaria y secundaria que en las terapias dado que la mitad de país está medio neurótica.

    La prevención tiende puentes entre lo clínico y lo grupal, social comunitario, como decía Álvaro. Tiende un puente central con la educación en el sentido que toda educación, es reeducación, por lo que no existe ningún modelo psicoterapeutico que no tenga un sustrato de un modelo reeducacional en ninguna parte del mundo.

    Por consiguiente, el tema de educación en términos institucionales en escuelas, también es crucial. Lo central de la Psicología Educacional es el clima psicológico de los colegios, el clima psicosocial, porque afecta a todos. El clima implica todo un proceso pedagógico en las distintas etapas de programación, ejecución, evaluación, reprogramación, toda la dinámica de la dirección de profesores, alumnos, padres y apoderados, comunidad e instituciones colaterales, implica una tarea, justamente de reeducacionar y de aperturas de sistemas que se protegen y ayudan unos con otros”.

    -¿Qué sentido tiene para ustedes desarrollar este nuevo enfoque en la Universidad de Playa Ancha?

    AC: “El hecho que se haga en la Universidad de Playa Ancha tiene algunas características, primero hemos asumido el valor de lo que plantea el Colegio de Psicólogos, la CNAP, la Agrupación de Psicólogos de Latinoamérica respecto a que toda carrera de psicología tiene que tener una formación generalista, eso es válido para todos.

    Asumiendo esto, desde lo gremial y desde lo formativo como profesión, junto con el diagnóstico que hemos realizado y la información recabada en el proceso. Nos parece que coincide bien con el hecho de que esta propuesta se desarrolle en la Universidad de Playa Ancha.

    mural_trabajos voluntariosLa UPLA tiene una tradición educacional, en lo pedagógico y en lo formativo que la aproxima a todo el proceso educacional permanentemente, a lo que se suma la formación de otros profesionales –como es el caso del área de la Salud, Ingeniería y Ciencias Sociales. Nosotros queremos estar relacionados, no necesariamente en la formación, sino que en la mirada macro, en la mirada proyectada hacia la sociedad. Queremos estar relacionados y que nuestros alumnos aprendan a trabajar desde su formación de pregrado con otros actores de los procesos sociales, que tienen incidencia en la formación de los individuos y en la salud mental individual y colectiva.

    Eso implica aproximarse a la educación, a las comunidades, y por lo tanto en la malla curricular que nosotros tenemos desde el primer año los alumnos tienen que empezar a incorporarse a estos espacios, obviamente que primero como observadores, a medida que avanzan en su carrera, en su formación, para luego sumarse como actores más integrados.

    Por lo tanto el sello es ese, esta es una universidad que tiene una tradición en lo educacional y pensamos que le otorga a esta orientación psicológica una mejor recepción, un mejor nicho de desarrollo”.

    -Profesor, ¿Qué agregaría a lo comentado por Álvaro Castillo?

    JG: “Cuando conversábamos con Álvaro sobre este proyecto, a mí me parecía interesante porque siento que en Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad no es lo bastante reivindicada su identidad patrimonial, su memoria, su historia y los aspectos de identidad positiva de Valparaíso.

    Hay que asumir la parte frágil de Valparaíso y hay que tratar de semiterapeutizarla, incorporarle inyecciones de vitalidad, fecundidad y de proyectos existenciales, individuales, institucionales de la universidad y macroculturales. En ese sentido, las carreras que forma la Facultad de Ciencias Sociales podrían y acaso deberían tener un tejido lo más permeable y complementario posible.

    Psicología debería colaborar por tanto con la sociología y el periodismo y ambas deberían colaborar entre sí. La sociología enriquece a la psicología, en el sentido que le quita los prejuicios individualistas de que los individuos somos todos únicos y distintos, lo cual es cierto. Y el periodismo debería tener un carácter popular, democratizante, local, regional. Todo eso es muy importante y justifica no solo una carrera de Psicología sino la necesaria interdependencia entre las carreras de la Facultad de Ciencias Sociales”.

    Álvaro-Castillo_Psicología-UPLA-¿Cómo describirían el perfil del estudiante de psicología de la UPLA?

    AC: “La idea es que haya una formación personal en nuestros estudiantes, que no solo sepan intelectualmente sino que también sepan desde el sentir, desde su formación integral, que conozcan la problemática de las personas situados en el presente y que sean capaces de aportar a la calidad de vida de las personas donde se sitúan, en los distintos contextos educacional, psicocomunitario, clínico, pero también creemos que deben tener un fuerte énfasis de percepción regional. El valor formativo es ese.

    Ahora en Valparaíso lo que hay que destacar es esta calidad patrimonial, estas cualidades particulares, que presenta y ahí se tienen que insertar nuestros profesionales, pero con el propósito formativo metodológico de aprender a reconocer el valor de la realidad en que las personas están insertas para apuntar en su aproximación a trabajar con otros, con capacidad de integrarse al trabajo multidisciplinario haciendo un aporte desde esta mirada, del contexto regional, nacional y mundial. No podemos descuidar que el mundo está cada vez más globalizado y la movilidad que existe de los profesionales es muy alta”.

    JG: “Esto significa asumir Valparaíso, la Universidad de Playa Ancha debe asumir Playa Ancha, Valparaíso y toda la región.

    Siguiendo la premisa que la educación es reeducación, nuestros profesionales deben aportar a mejorar la reeducación sobre Valparaíso como ciudad y región relevante. Esto se puede ligar con un periodismo multifacético, multiestrato y multimedial; con una sociología realista, aplicada, crítica, que responda a las preguntas principales como qué diagnóstico, qué pronóstico y qué proposiciones de acción social podemos y debemos emprender acá.

    A todo eso se debe ligar la psicología en todas sus formas, una psicología que es necesariamente colectiva, necesariamente micro y macrosocial aplicada y que no es nunca ortodoxa, no es sectaria, no es rígida”.

    frontis-casa-central2-Para llevar a cabo ese proceso de vinculación ¿qué características debe tener el estudiante que se decida por esta carrera?

    JG: “Tiene que tener interés por la región, sensibilidad con lo social, cierta imaginación, mínima capacidad empática y ganas de construir y colaborar con la mejoría de la región, del país y del continente”.

    AC: “Tiene que tener una disposición al estudio científico, ya que la formación va a tener una sólida base en lo científico y metodológico. Por otro lado, la formación ética es muy importante, donde el respeto por el otro es algo básico, ya que sienta las bases para poder entender respetuosamente la interacción y no imponer”.

    -¿Cuál sería el campo laboral en el que podrían desenvolverse?

    AC: “El campo laboral estaría dado por estas instituciones de orden educacional, a nivel de intervención sociocomunitaria, ONG, proyectos de desarrollo y también en lo clínico en lo psicoterapeutico, ya sea individual o grupal.

    Esperamos que la Reforma Educacional, cualquiera ella sea, otorgue importancia al trabajo de prevención a un nivel primario o secundario lo que permitirá que nuestros profesionales sean actores activos, ese es un campo interesante que los puede diferenciar del resto. Por otro lado, pensamos que también pueden diferenciarse muy claramente en estas otras acciones de orden comunitario amplio. No sesgado”.

    -Estamos a días de que miles de estudiantes rindan la Prueba de Selección Universitaria ¿cuáles son las expectativas que tienen frente al proceso de matrículas?

    AC: “Tenemos muchas expectativas, primero esperamos tener aceptación en la comunidad de postulantes. Es una carrera muy nueva, por lo tanto los estudiantes de cuarto año medio no la conocen necesariamente. Creemos que es una propuesta interesante, seria, sólida y con una mirada de futuro, esencialmente.

    No queremos que esta escuela sea una réplica más, queremos darle el sello, la mirada de futuro. En ese sentido, queremos formar psicólogos que tengan la capacidad de asumirse como profesionales de servicio, con una actitud de servicio a sus semejantes, a su comunidad, es una entrega vinculante y eso nos parece importante”.

  • Consolidando una década de trabajo relacionado con la formación de jóvenes y adultos es que a partir de abril de 2014 la Universidad de Playa Ancha impartirá el magíster en Educación de Adultos y Procesos Formativos. … [Leer +]

  • – ¿Qué te llevó a elegir la Universidad de Playa Ancha para realizar tus estudios?

    “Al principio fue algo más bien azaroso. No la conocía muy bien porque soy de la Región Metropolitana. Primera estudiante universitaria de mi familia, por lo tanto al ver que mi puntaje no me permitía entrar a estudiar periodismo en una universidad en Santiago empecé a mirar opciones. Una amiga de mi familia que es profesora me recomendó la UPLA.

    Cuando llegué a matricularme lo que más me impresionó es que estuviera ubicada en un terreno bien poco “plano” y que corriera tanto viento. Con el pasar el tiempo empecé a descubrir la Universidad y sus valores. Su gran compromiso social, con el entorno, con el estudiante.Su sensibilidad frente a temas país, su espíritu solidario e integrador entre otros aspectos lo que hizo que me encantara con la institución. Hoy soy una profesional orgullosísima de la UPLA y la volvería a escoger mil veces”.

    – ¿Cuáles fueron las principales herramientas que te brindó la Universidad para desempeñarte hoy en el campo laboral?

    “Principalmente el respeto con mi interlocutor, el pensamiento crítico y la premisa de que ese mundo idealista que muchas veces forjamos en nuestra mente no está tan lejos de convertirse en realidad. Lo que más valoro del cuerpo docente de mi carrera por ejemplo es el compromiso que siempre se me inculcó para hacer un buen periodismo, de calidad, muy de calle, de ingeniársela, de ganar a las adversidades.

    Muchas veces me encontré en el camino, principalmente en el comienzo de mi vida laboral, con profesionales que estaban mucho más preparados que yo en aspectos técnicos, pero que claramente eran carentes de la esencia del periodismo. Con el pasar del tiempo yo pude ponerme a la par en aspectos técnicos para hacer radio o tele, pero siempre he percibido que en los lugares donde he trabajado ha sido muchísimo más valorada aquella esencia del periodismo, que a mi juicio tiene mucho que ver con el plantel donde uno se formó”.

    – ¿Cuáles han sido tus experiencias profesionales y cómo llegaste a CNN Chile?

    “Afortunadamente siempre he ejercido mi profesión. Partí trabajando en Canal 13 Valparaíso después de hacer la práctica el año 2006, luego retorné a Santiago. Ahí llegué a Radio Cooperativa dejando un currículum como cualquier otra persona en la recepción. Hubo alguien que confió en mí y a punta de trabajo me gané un espacio, luego las cosas se van dando solas. Si eres comprometido, esforzado, responsable y le pones pasión al periodismo las cosas te llegan. De Cooperativa pasé a Canal 13 en Santiago. Trabajé primero los fines de semana y luego en Telenoche cubriendo política y haciendo móviles en vivo en terreno. Luego vino el desafío CNN Chile. Una apuesta, un canal nuevo al que llegué gracias a la experiencia que había logrado y la confianza que había ganado en algunas personas que emigraron a esa señal.

    En CNN partí haciendo lo que más me gusta. Despachos en vivo, “donde las papas queman”. He cubierto de todo desde economía, cultura, marchas, política, espectáculos, cambios de mando, catástrofes, terremoto, mineros.

    Ya llevo 5 años en CNN Chile y siempre he tenido la posibilidad de asumir nuevos desafíos.He realizado reportajes de larga duración, he estado en las coberturas más importantes del último tiempo y también he explorado la opción de conducir noticias en el estudio, alternándolo con el reporteo en terreno, algo que hago en la actualidad.

    Hace casi tres años además trabajo de manera paralela en radio Bio Bio, algo que me encanta. La radio es inmediata y una gran escuela por siempre, tiene una cercanía especial y un encanto distinto. En Bio Bio he hecho varios programas y también he conducido noticias, además recientemente he sumado un día de conducción a la semana del programa Agenda Propia que se transmite por biobiochile.tv . En este programa abordamos contingencia con diversos panelistas”.

    -¿Cómo es el mercado laboral de los periodistas? ¿Qué desafíos y oportunidades plantea?

    “Creo que hoy es bastante más amplio que cuando yo salí de la universidad. Con el paso de algunos años, han surgido nuevas herramientas, ha irrumpido más potentemente la tecnología y nuestro abanico de posibilidades como profesionales se ha abierto.

    Hoy día un periodista no sólo trabaja en medios de comunicación, o no sólo reportea en la calle, lo hace actualizando contenido en un sitio web, en un Twitter, en una empresa haciendo asesorías, trabajando en la comunicación interna, incluso hay muchos colegas que arman su propio camino con emprendimientos vinculados con la comunicación, a través de canales por streaming, radio por internet, diarios ciudadanos, regionales, digitales. Hay innumerables opciones, pero ojo las cosas no te llegan a la puerta de la casa.Hay que buscar.. Depende en gran medida de que a uno le vaya bien del empeño y compromiso que le pongas a lo que haces.

    Pero posibilidades hay y para todos los gustos.. Lo esencial es perseverar, así vas ganado un espacio y vas armando una carrera en tu lugar de trabajo. A veces hay que pasar feriados, noche, días libres, vacaciones deshacer planes, pero sólo así puedes de a poco ir haciéndote un nombre entre tus pares”.

    Katherine Ibáñez_periodista1-¿Consideras que el periodista UPLA tiene un sello que lo caracteriza?

     

    “Si, sin duda, y no sólo lo creo yo mucha gente me lo ha comentado. En medios por ejemplo,  que es donde yo trabajo, el periodista de la UPLA está muy bien valorado. La definición es que somos periodistas “aperrados”, que vamos a todas, que le ponemos compromiso,que te pueden mandar a terreno a reportear por ejemplo una catástrofe sin ninguna herramienta o en las mínimas condiciones y sales airoso y superas las expectativas pedidas por tu jefe.

    El periodista UPLA está formado con adversidades, a veces con muchos menos recursos que grandes planteles, pero su ADN es lo que nos da el valor adquirido. No nos achicamos con nada, somos esforzados,  trabajadores a más no poder y eso nos diferencia”.

    – Finalmente ¿Cómo fue tu experiencia universitaria en la UPLA? ¿Qué recuerdos, experiencias y aprendizajes te deja?

    “Para mí el paso por la UPLA fue una excelente experiencia. Que volvería a repetir. Si tuviera que escoger de nuevo donde estudiar, lo volvería a hacer en la UPLA. Allí conocí grandes personas, hice amigos, pase penas, alegrías, forjé una vida universitaria alejada de mi familia. Crecí y me empapé de ese sello UPLA que es único. Gracias a mi paso por la Universidad conocí Valparaíso, me enamoré de la ciudad y transcurrido el tiempo siempre que puedo voy.
    Y creo que esa experiencia positiva es compartida por otros. Me he encontrado en el camino con otros periodistas UPLA y al darnos cuenta de que somos de la misma universidad es imposible no compartir experiencias, recordar los pasillos de la UPLA, las peñas, los profes, en fin.
    Y creo que todos sienten orgullo, al igual que yo, de haber estudiado ahí”.
  • Felip Gascón

    “En la conmemoración de nuestro tercer aniversario como Facultad, quiero brindar un cordial saludo, en primer lugar, a nuestro distinguido invitado, profesor Juan Carlos Ceballos Sepúlveda, de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, quien aprovechando una breve pasantía en Chile ha tenido la generosidad de brindarnos una conferencia relacionada con su trabajo de tesis doctoral. En segundo lugar, agradecer a la comisión organizadora del programa de actividades de hoy, en la que profesores y estudiantes, con el apoyo de nuestro equipo de funcionarias administrativas, logramos sumar esfuerzos para celebrar conjuntamente esta primera actividad de nuestro tercer aniversario, que, como viene siendo tradición, tiene como principal objetivo inaugurar el año académico de los programas de pregrado y postgrado de nuestra Facultad, y dar la bienvenida a los estudiantes que se integran a dichos programas, las cohortes 2013 de las carreras de Bibliotecología, Periodismo y Sociología, como asimismo a las nuevas cohortes de los programas de Magíster en Comunicación, Mención Comunicación Local y el Magíster de Bibliotecología e información.

    Quiero asegurarles con gran convicción que nuestra Facultad de Ciencias Sociales está cobrando gran vitalidad en su proyecto académico, no solamente en el contexto interno de la Universidad de Playa Ancha, sino también a través de nuestros crecientes vínculos con redes académicas nacionales e internacionales, organismos públicos y actores sociales, gracias a los esfuerzos y compromisos mancomunados, lo que no solamente nos llena de satisfacción, sino que también nos enfrenta a múltiples desafíos, precisamente en el contexto de este tercer aniversario.

    DESAFÍOS

    El primer desafío dice relación con el proceso de acreditación de las tres carreras de pregrado, proceso que está empeñando un gran compromiso de nuestros equipos académicos, para cumplir con los plazos y exigencias que implica la presentación de los informes de autoevalución. Por ello, vaya nuestro mayor reconocimiento a todos quienes integran las comisiones de autoevaluación, lideradas por los directores de Departamento, para que el fruto de su labor no solamente culmine con un buen informe diagnóstico, sino que dichos aportes nos abran al necesario debate sobre la innovación de nuestros programas de estudio y un plan de mejora que amplíe su mirada en el contexto de la formación continua, articulando los estudios de pregrado con los de postgrado, posibilitando un mayor grado de interdisciplina y enriquecimiento mutuo.

    Es con ese propósito que formulamos el nuevo Plan de Desarrollo Estratégico de Facultad y de Departamentos Disciplinarios 2012-2015, del que se desprendió la postulación y adjudicación el pasado año de nuestro Programa de Desarrollo Disciplinario, “Participación Social, Diferencias y Emplazamientos Contemporáneos”, al concurso interno de convocado por la Vicerrectoría de Investigación, Postgrado e Innovación. Programa dirigido por el académico Tomás Koch, y orientado a “posicionar a la Facultad de Ciencias Sociales como un actor relevante a nivel regional y nacional en la temática de participación social y territorio”. Meta para la cual hemos implementado el Observatorio en Participación Social y Territorio, en cuyas primeras acciones están participando activamente académicos, ayudantes y estudiantes de los tres Departamentos, para desarrollar investigaciones y acciones en beneficio de nuestra comunidad local.

    Esperamos en breve plazo poder presentar públicamente los resultados de dichas acciones, al tiempo que confiamos que se conviertan en un modelo de co-gestión de saberes y conocimiento colaborativo que fortalezcan los vínculos entre la universidad y la comunidad local.

    La segunda línea de acción se dirige a ampliar el reconocimiento nacional e internacional de la Revista F@ro, publicación académica de la Facultad dirigida por Doris Johnson, que con sus 8 años de existencia, sus 16 números y más de 200 artículos publicados, cuenta en la actualidad con una nueva plataforma web en Open Journal System y un prestigioso comité científico y de pares evaluadores de diversas universidades de Chile, Brasil, Cuba, Argentina, Uruguay, España y Estados Unidos, superando la treintena de investigadores. El reconocimiento de su indexación internacional en Latindex Catálogo, EBSCO y DIALNET, junto a otros directorios de revistas científicas iberoamericanas de Ciencias Sociales, nos anima a proyectar el recocimiento de su calidad en la Red de Revistas Científicas de América Latina y El Caribe (REDALYC) y en ScIELO, en el medio plazo.

    Un tercer ámbito de impacto se refiere al desarrollo de nuevos programas de postgrado que, teniendo como contexto las líneas prioritarias de nuestros Departamentos Disciplinarios, puedan articular planes de formación innovadores, de carácter interdisciplinario, más flexibles, en la concepción de ampliar la autonomía de los estudiantes en su formación de postgrado, compartiendo experiencias y saberes con otras instituciones nacionales e internacionales, aprovechando las nuevas oportunidades de movilidad y cooperación académica.

    De esta forma, confiamos en potenciar también la investigación y la producción académica, con el liderazgo de equipos académicos, en los que participen nuestros ayudantes y estudiantes de pre y postgrado.

    La cooperación horizontal interuniversitaria reviste también gran importancia para nuestra Facultad, más aún cuando participamos activamente en la SocioRed, en la Red de Carreras de Bibliotecología del Mercosur, en la Asociación Nacional de Investigadores en Comunicación y las correspondientes Asociaciones Latinoamericanas. Y es a ese propósito que se dirige la articulación de la “Red Iberoamericana de Pensamiento Crítico en Comunicación y Cultura”, integrada hasta el momento por 14 universidades de Chile, Uruguay, Brasil, Argentina, España y Francia, con quienes estamos suscribiendo diversos acuerdos de investigación, postgrado y publicaciones. La más inmediata convocatoria conjunta entre las universidades de Valencia, Sevilla y Playa Ancha, tendrá como protagonista el Seminario Interdisciplinar “Relatos Culturales de la Crisis”, a celebarse en junio en Valencia, y que resultará con la producción de un e-book en España y en Chile, un número de la Revista F@ro en co-edición.

    En ese mismo marco se inscriben las II Jornadas de Investigación de nuestra Facultad y las II Jornadas de Cooperación Internacional, que comenzarán la primera semana de junio con conferencias magistrales de los Dres. Germán Llorca Abad y Luis Veres Cortés, de la Universitat de València, sumando la presentación de resultados y avances de investigación de nuestros académicos. El programa de actividades de perfeccionamiento continuará a fines de junio con el Taller de Metodología de la Investigación, dictado por el Dr. Carlos del Valle Rojas, Decano de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de La Frontera, para finalizar en el mes de julio con un Taller intensivo de Escritura de Artículos Científicos, dictado por especialistas, y cuya asistencia será acreditada con un certificado de perfeccionamiento académico.

    De otras tantas actividades en investigación, postgrado, divulgación, vinculación con el medio y publicación en curso podríamos dar cuenta en este espacio, pero tendremos otras oportunidades para compartirlas. Perdería su objetivo esta presentación si no me hicera cargo de la dimensión política que todo equipo Decanal debe tener como horizonte.

    Dimensión de la política universitaria que debe atravesar la reflexión y la acción en torno a la construcción de comunidad.

    ROL DE LA FACULTAD

    El ágora de la universidad pública y, con mayor razón en el seno de una Facultad de Ciencias Sociales como la nuestra, no debe temerle a la reflexión crítica, al debate, a la discrepancia, a la emergencia de liderazgos, al estímulo de la participación social y al involucramiento en las transformaciones de un modelo de sociedad que, impulsado por el neoliberalismo, fomenta la racionalidad instrumental, la hegemonía, la desigualdad, el individualismo, la desinformación e incluso la autoecensura.

    Como lo dijimos en la bienvenida a los nuevos estudiantes de esta Facultad queremos que cada uno de uds. se sienta protagonista y co-responsable de los procesos educativos en los que vamos a convivir entre adultos, como un colectivo que construye y comparte colaborativamente valores, saberes, haceres y nuevas interrogantes sobre los fenómenos sociales de los que no hay que olvidar somos también parte.

    Y en estos tiempos de revitalización de la participación y la protesta social por un Chile más justo y solidario, el insoslayable movimiento estudiantil por una educación pública, gratuita y de calidad, tiene ahora en su agenda un desafío inmediato en el tiempo y en el espacio, la construcción de un nuevo Estatuto Orgánico para la Universidad de Playa Ancha, principal instrumento de transformación de la estructura y de las prácticas institucionales, para garantizar una participación democrática en la toma de decisiones de cada uno de los estamentos que conforman esta comunidad universitaria.

    Nuestra Facultad tuvo un papel relevante en la construcción de una propuesta de estatutos con participación triestamental, y aunque estemos convencidos que ella concitó el mayor grado de debate de los claustros estamentales, otras propuestas, incluso individuales, pudieran concitar mayor adhesión entre la comunidad universitaria si es que no vencemos la inercia y la apatía.

    A cuarenta años del golpe militar, pensar la democracia desde una comunidad universitaria, es impulsar en estos espacios próximos de nuestra vida cotidiana y las relaciones interpersonales una ética de la liberación, que denuncie con claridad y firmeza los abusos de poder, la negación de la diferencia y el atropello a los derechos humanos. La indignación no debe expresarse solamente entonces contra los grandes escenarios donde el poder y el control se institucionalizan como dispositivos disciplinarios, sino especialmente donde la conducta individual trata de someter al otro-la otra, como un diferente-desigual, sea éste recluta, mujer, indígena, pobre, discapacitado, migrante o mechón.

    Por ello es que nuestro tercer aniversario no puede tener otro carácter que el propio de un ritual de sanación, de un saumerio, que aleje a los espíritus indeseables y desate la fuerza de esa creatividad transformadora que debería encarnarse en todos los mundos posibles donde habita y convive nuestra humanidad”.

    Valparaíso, abril de 2013.

    Felip Gascón i Martin
    Decano
    Facultad de Ciencias Sociales
    Universidad de Playa Ancha

     

  • Emprendimiento femenino en la región de Valparaíso es el título de la investigación con que Paola Faúndez, socióloga de la Universidad de Playa Ancha, obtuvo el tercer lugar del Primer Concurso de Resúmenes de Tesis con Enfoque de Género del Servicio Nacional de la Mujer, Sernam, en la categoría de pregrado.

    Se trata de un trabajo desarrollado entre 2008 y 2009 por quien en ese entonces aspiraba a recibir el título de socióloga. Bajo la dirección de Ximena Sánchez, destacada académica de la UPLA, Faúndez finalmente se convirtió en una profesional del campo de la investigación social y en el año 2011 presentó su investigación a un certamen de nivel nacional que por primera vez ponía el enfoque de género como eje de estudio.

    A fines de julio pasado Sernam dio a conocer los resultados del concurso cuya comisión evaluadora estimó que la tesis de Paola, quien actualmente se desempeña en la Dirección de Estudios e Innovación Curricular y Mejoramiento Docente de la UPLA, merecía ser publicada para contribuir al conocimiento existente respecto de esta temática.

    208 mujeres pertenecientes a programas del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, Fosis, en 6 comunas de la región de Valparaíso formaron parte del estudio realizado por la egresada de nuestra universidad.

    – ¿Por qué decidiste poner el enfoque de género como eje de tu tesis y cuáles eran los objetivos de tu investigación?

    “Me interesaba saber si las mujeres que tenían proyectos de emprendimiento y que supuestamente eran innovadoras lograban salir de la pobreza a partir de sus propias microempresas, por lo tanto, el objetivo principal de la investigación era conocer el nivel de innovación que presentaban y abordar desde la perspectiva de género temas como la desigualdad en el trabajo, la calidad del empleo, etc.”.

    “Para lo anterior estudié el caso de 208 mujeres, lo que requirió de mucho trabajo, pero afortunadamente recibí bastante colaboración porque la tesis forma parte de un proyecto de la Dirección General de Investigación de la UPLA y fue financiada por la misma, lo que fue un gran aporte”.

     –  ¿Cuáles fueron los principales resultados arrojados por la investigación y cuáles fueron, a partir de esos resultados, las conclusiones más importantes del trabajo realizado?

    “Hay que establecer que los casos analizados corresponden a mujeres vulnerables con bajo nivel de educación, escasos recursos y pocas herramientas para desenvolverse en el mundo laboral y, además, la mayoría es jefa de hogar. Eso significa que son mujeres que finalmente no tiene cabida en el mundo laboral tradicional y, por lo tanto, se ven en la necesidad de generar auto empleos ya sea  vendiendo sopaipillas en carritos, confeccionado ropa, etc.”.

    “En ese contexto, uno de los descubrimientos interesantes que deja esta investigación es que el 98% de las mujeres eran innovadoras. Sin embargo, la sorpresa fue que ninguna pudo salir de la condición de pobreza ya que el producto de sus emprendimientos era insuficiente frente a otras variables externas dadas por su condición socioeconómica”.

    “Otro hallazgo es que las mujeres que tienen pareja son menos innovadoras que las solteras porque el estar solas les hace generar un mayor nivel de resiliencia y, por lo tanto, tienen mayor confianza para hacer cosas distintas pues no existe alguien que las obligue a quedarse en casa al cuidado de los hijos ejerciendo los típicos roles de género que existen en la sociedad”.

     – ¿De qué forma la impronta de la UPLA influyó en tu trabajo y qué papel jugó la profesora guía?

    “Sociología es la única carrera que imparte un ramo de enfoque de género en la UPLA, que es sociología del género, aspecto que fue esencial en mi formación y que debiera extenderse hacia otras carreras de otras universidades. Además el rol de la profesora Ximena Sánchez fue fundamental por su calidad académica y su experiencia, pues además es miembro de la Comisión Interdisciplinaria de Estudios de Género de la UPLA”.

    ¿Por qué decidiste presentar tu tesis de pregrado al Primer Concurso de Resúmenes de Tesis con Enfoque de Género del SERNAM?

    “La idea es que las investigaciones que uno hace aporten a la realidad social porque cuando uno desarrolla un estudio de estas características no quiere quedarse con los resultados y guardárselos. Por eso decidí presentar mi investigación al concurso con el propósito de que sus resultados sean útiles a nivel de políticas públicas en cuestiones específicas, por ejemplo, como el tema del buen aprovechamiento de los recursos que el Estado pone a disposición de quienes quieren desarrollar proyectos de emprendimiento”.

    “Además la idea es difundir el estudio y el premio consiste justamente en su publicación para que esté a disposición de quienes la requieran. De hecho una colega ya usó mi investigación para su tesis y me citó”.

  • Extrovertida, disciplinada, artista e intensa.  Así de multifacética y diversa es María de Los Ángeles Miranda Bustamante, periodista y académica de la Universidad de Playa Ancha por casi diez años, quien con tan solo 36, es además asesora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), labor que no logra aplacar su talento musical.

    Actualmente imparte en nuestra casa de estudios las asignaturas de Producción Multimedia I y II, Periodismo de Opinión, tesis y prácticas de la carrera de Periodismo. Lo hace no solo en su calidad de profesional de las comunicaciones y licenciada en Información Social en la Pontificia Universidad Católica de Chile, sino también como magíster en Literatura Mención Literatura Hispanoamericana. Eso sí, María de Loa Ángeles no se queda allí, pues acaba de iniciar un doctorado en Ciencias Sociales, con mención en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Cuyo, que orientará al estudio de las redes sociales.

    -¿Desde cuándo realizas las asesorías y cómo surgió esta labor con el BID?
    “Lo hago desde el año pasado. La Empresa Imagina Comunicaciones -con sede en Washington y cuya gerente es la periodista chilena radicada en Estados Unidos, Paulina Ibarra-, me pidió que participara en asesorías comunicacionales para sus clientes, instituciones transnacionales de apoyo financiero para el desarrollo.

    -¿En qué consisten?
    “La primera estuvo dirigida a FOMIN (Fondo Multilateral de Inversiones), que pertenece al BID. Consistió en un estudio comparativo de branding de distintas instituciones financieras que hacen préstamos o asesorías técnicas en el mundo, para el desarrollo económico”.

    -¿Y en qué estás ahora?
    “Estamos trabajando en otra que está dirigida al BID. Se trata de hacer una campaña de comunicación interna, de un año de duración, con alcance a todas las oficinas del Banco (Estados Unidos y Latinoamérica) para apoyar un proyecto de renovación informática que afectará a todo el personal. La idea es hacer una gestión efectiva de este cambio desde la comunicación. Cualquier modificación siempre es un desafío para toda institución, que debe lograr que los trabajadores aprecien sus beneficios y toleren mejor sus posibles incomodidades transitorias.

    – ¿Cuál ha sido la más significativa para ti y por qué?
    La campaña en la que estamos trabajando. Es muy motivador y una gran experiencia colaborar desde Chile en una iniciativa que tendrá repercusiones en distintas culturas y climas organizacionales, en países distintos. Además, me permite usar todas las posibilidades de la comunicación digital, que es mi especialidad, porque he tenido que generar desde artículos periodísticos, desarrollo de imagen corporativa, videos, slogan, afiches, hasta la música corporativa que añadiremos a la campaña”.

    -Tu especialidad es el periodismo digital ¿qué ventajas ves en ella?
    “Creo que el periodismo, como decía García Márquez, es el mejor oficio del mundo, porque nos permite reportear en la calle y conocer distintas realidades. Pero además, el periodismo digital nos permite ser verdaderamente ciudadanos, testigos y actores del mundo. Desde nuestra linda oficina con vista al mar en la Universidad de Playa Ancha, es posible proyectarse a todos los lugares, sólo hay que tener algo que decir y poder decirlo en muchos lenguajes diferentes, y no hablo del idioma, sino de todos los canales que nos ofrece el mundo digital.

    -¿Podrías compartir alguna experiencia más concreta?
    “Recuerdo una vez que, con mis colegas de la Carrera Doris Johnson y Bernardo Soria, desde la oficina del quinto piso de Casa Central, defendimos una ponencia vía skype en un Congreso de Social Media en el Instituto Tecnológico de Monterrey, y nos hicieron preguntas y las respondimos en tiempo real. Tenemos que valorar esas posibilidades maravillosas y descubrir que realmente no hay fronteras”.

    – ¿Cómo combinas tu profesión con tus talentos musicales?
    “La música es en realidad mi vocación más profunda. He cantado siempre y he estudiado flauta traversa y canto en el conservatorio, aunque no tanto como querría. Lo que más me gusta es componer canciones”.

    -Más allá de los estudios ¿has hecho algo más en la música?
    “Sí. Participamos con un son cubano en el Festival de Concón, que se llamaba “Cuando se ama a un pescador”. ¡Pero no sacamos ningún premio!. Más contenta estoy con el musical “Faberland, el País de Marcela Paz”, dedicado a esta escritora. Lo compuse junto a mi amiga Carla Cáceres y lo estrenamos en noviembre pasado en el Aula Magna de la Universidad Santa María con banda y coro del Colegio Monjas Francesas”.

    -¿Cómo surgió esto de componer para la madre de “Papelucho”?
    “Eso fue muy especial, porque esta obra se la propusimos a Paula Claro, la hija de Marcela Paz y presidenta de la Fundación que lleva su nombre. Ella nos invitó y en el living de su casa en Santiago tuvo la generosidad de contarnos la vida de su mamá, con muchos detalles íntimos de gran emoción y belleza. Y finalmente asistió a la obra, que fue el mejor regalo que recibimos”.

    – ¿Qué papel juega tu familia en todo lo que haces?
    “Uno fundamental. Tengo tres hijos: Andrés (12), Mariana (9) y Rosario (5) y el apoyo incondicional de mi marido Guillermo Novoa, que me acompaña en todas mis locuras”.