César OlivaUna respuesta concreta a la necesidad de país y de la disciplina, a través de la integración y actualización académica y educación continua, es lo que ofrece el magíster en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad de Playa Ancha, que recientemente fue acreditado por seis años.

El Dr. César Oliva Aravena, coordinador del programa, se mostró satisfecho con el resultado de este complejo proceso, que se inició en 2011 con la autoevaluación, y que involucró la participación del Comité Académico, los docentes y secretarias de la Facultad.

En concreto, esta calificación entrega al programa el sello de calidad para formar y capacitar al profesional del área con las competencias y habilidades necesarias para enfrentar la sociedad del conocimiento, la creación y la innovación.

-¿Cuál es el origen del magíster?, ¿qué necesidad detectó para iniciarlo?

“En Chile, los programas de postgrado en la especialidad comenzaron el 2000 con un convenio entre las universidades de Playa Ancha y Las Palmas de Gran Canarias, España. La idea era crear un Doctorado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

A partir de él se visualizó la necesidad de generar el magíster, que es el tránsito normal que debe seguir cualquier académico que busque la consecución de los grados académicos de mayor nivel. Ese doctorado se cerró el 2007, cuyo grado académico entregaba la universidad española. Luego continuó el magíster, que se había creado el 2001, y cuyo grado académico otorgamos nosotros”.

-¿Cómo podría definir este programa?

“El magíster es de carácter académico. Es decir, que el alumno transita por disciplinas que tienen la función de orientar y perfeccionar el objeto de estudio de las ciencias de la actividad física y del deporte que, en este caso, corresponde a la motricidad humana. Sin embargo, además de responder a las demandas propias de los profesionales de la especialidad, operamos en total concordancia con el plan institucional de la Facultad y de la Universidad”.

DISCIPLINAS

-¿Qué asignaturas ofrece este magíster?

“Las disciplinas van desde una filosofía del deporte hasta un nivel micro, como la nutrición de la actividad motriz y del deporte. El criterio para definir estas asignaturas, es que se trata de un programa académico. Ello proporciona el sustento teórico al desarrollo del objeto de estudio, que es la (motricidad humana). Sin embargo, hay algunas asignaturas que se relacionan directamente con el trabajo en aula, como nutrición, pero debemos enfatizar que el énfasis de este programa es la investigación aplicada”.

-¿Qué habilidades permite desarrollar?

“El profesional que tome este magíster estará capacitado para investigar y perfeccionar en una línea de la motricidad humana (tesis de grado). Será capaz de analizar y evaluar críticamente las ciencias de la actividad física y del deporte y contribuir a su desarrollo, innovación y calidad de su área, fundamentado en el conocimiento científico”.

-Mencione algunas de las virtudes del programa

“Desde sus inicios, el magíster mantuvo una rigurosidad administrativa, pues la información está muy bien sistematizada, específicamente todo lo que dice relación con las normativas y reglamentos que el candidato (alumno) debe saber. Además, el postgrado cumple con todos los requisitos que la ley establece (resolución 3380) para la creación de este tipo de los programas. La tercera razón es que, de las nueve cohortes (promociones) que posee, las últimas ocho han sido acreditadas por el CPIP (Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas) del Ministerio de Educación”.

– ¿Qué puede decir de su cuerpo académico?

“Sin duda, ese es otro aspecto muy positivo, puesto que todos los académicos del programa tienen el grado de doctor. Contamos, además con profesores visitantes de España y Brasil. A nivel nacional, se incorporan académicos de la Universidad de Concepción, UMCE, y de la PUCV. El nivel del cuerpo académico demuestra la gran importancia que asignamos a nuestros formadores, lo que da garantía de calidad y rigurosidad”.

-Como contrapartida, sería interesante conocer el perfil de los alumnos que se inscriben en este postgrado.

“Recibimos alumnos de diferentes formaciones profesionales, entre los que destacan profesores de Educación Física, licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, psicólogos, nutricionistas y profesores de educación diferencial. Además, tenemos estudiantes que son de otros países como Colombia y Brasil. Esta diversidad de estudiantes da cuenta del gran interés que nuestra propuesta despierta en los profesionales de áreas afines, de quienes nos retroinformamos para optimizar nuestro currículo”.

-Considerando que la línea de desarrollo en los candidatos es la investigación, ¿cómo se concreta este aporte en la vida laboral de los profesionales?

“A través de nuestra propuesta buscamos estimular la innovación y la creación de nuevas formas de enfrentar su desempeño profesional, ya sea en el aula, un club, o las instituciones donde van a trabajar. Además, a través de la investigación queremos provocar un impacto social para generar transformaciones que se requieren. Esto es posible, por ejemplo, a través de las tesis de grados y de los distintos proyectos en los que los alumnos puedan trabajar posteriormente. Además, tendrán las competencias necesarias para socializar el conocimiento investigativo, vía publicaciones científicas y técnicas”.

César Oliva1CREDIBILIDAD Y SOLIDEZ

-En la práctica, ¿qué significa para la universidad contar con esta acreditación?

“Entendemos el proceso de acreditación como un sello de calidad que lo habilita y visibiliza socialmente y, por lo tanto, obtenemos credibilidad y solidez frente a otras propuestas de este ámbito. Para nosotros, haber obtenido seis años de acreditación es un gran estímulo para consolidar el programa. Además, es una oportunidad para evaluar y fortalecer las debilidades que quedaron expuestas”.

-¿Cómo cuáles?

“Debemos fortalecer la participación en reuniones científicas de nuestros alumnos; y promover el intercambio de estudiantes con programas similares, entre otros aspectos que valoramos tremendamente, pues nos dan luces respecto al camino a seguir para ser mejores”.

-Han sido dos años de preparación y evaluaciones. Tras conocer esta acreditación, ¿con qué sensación se queda?

“Tengo experiencia en acreditaciones de otras universidades. Por lo tanto, sabía que no podíamos obtener menos de cuatro años. En lo cualitativo, me siento tremendamente satisfecho por la labor desarrollada. En este contexto, quiero hacer extensiva esta alegría y agradecimiento al Comité Académico del programa y a las secretarias, quienes cumplen un rol fundamental en nuestro diario quehacer. No puedo dejar de mencionar, además, a la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, por su importante y necesario apoyo institucional”.

-Ya se logró una importante etapa académica del magíster ¿qué viene ahora?

“Trabajar en las sugerencias del informe de acreditación y seguir motivando a la comunidad que integra este postgrado. No nos quedaremos tranquilos. Ahora estamos obligados a trabajar para superar nuestra debilidades y hacia allá apuntarán nuestros esfuerzos”.