Inicio / Campus San Felipe / “Debemos construir confianzas y sensibilizar a la comunidad en un ámbito de diálogo y respeto”

“Debemos construir confianzas y sensibilizar a la comunidad en un ámbito de diálogo y respeto”

¿Cuáles fueron las principales consecuencias académicas de las movilizaciones estudiantiles?

R: En primer lugar, se detuvieron los procesos formativos que tenían una continuidad en el tiempo. Detenerlos por 3 meses significa que se vieron interrumpidas las metodologías de desarrollo de las competencias y se perdió un ritmo de trabajo. Los procesos formativos se retomaron en una lógica de mayor presión con el peso y el estrés de una de movilización estudiantil que fue extensa y que tuvo momentos de mucha discusión y posiciones encontradas, pero finalmente prosperó el diálogo y las soluciones conjuntas.

¿Cómo se garantizará la entrega de los contenidos y el número de evaluaciones mínimas?

R: Estamos plenamente seguros que, y así también lo determinó el Consejo, una vez reiniciadas las actividades, se retomarán las actividades académicas y los procesos formativos y de aseguramiento de la calidad. Se confirmó el número de semanas que se debían cumplir por cada una de las carreras. Esto significa un desafío de organización a fin de conciliar los horarios que estaban definidos desde principios de año y aquellos horarios adicionales para recuperar períodos de clase.
Adicionalmente, se mantienen exactamente las mismas condiciones de evaluaciones establecidas por el reglamento del estudiante, es decir, las tres evaluaciones integrales más todo el número de evaluaciones que determine cada profesor y que estén consignadas en los programas formativos. La responsabilidad de velar por este cumplimiento de la gestión y de organización no pasa solo por académico, sino de la carrera en conjunto y del director de departamento.

¿Qué aprendizajes dejó este movimiento?

R: Coincido con el rector en que este fue un movimiento en el que aprendimos todos. Fue distinto a los anteriores, primero porque fue una temática transversal a todo el país y a todas las universidades. En algunas casas de estudios las movilizaciones empezaron, incluso, antes que en la nuestra. Los temas de equidad e igualdad de género fueron transversales y también un desafío como sociedad chilena que se puso en evidencia y que se hizo más fuerte.
Aprendimos de este movimiento porque no se contextualizaba con las típicas demandas presentes en años anteriores. La temática feminista pasa por responder demandas que dentro de la sociedad chilena también están insatisfechas, lo que significó abordar una discusión para la cual la comunidad tiene que estar preparada para la apertura y reflexión conjunta.
Por otro lado, fueron posiciones muy antagónicas en unos primeros momentos. Hubo que generar procesos de acercamiento de las partes y conciliación de los puntos de vista. Se entiende que en estos contextos tendríamos posiciones de mucha fuerza de parte de las estudiantes feministas pues sentían que estas demandas no habían sido escuchadas, pero también había que entender que no era parte de una realidad propia de la universidad, si no que una realidad de la sociedad chilena y esto nos situaba en una posición de oportunidad y también como país de relevar estos temas y trabajarlos.
También hubo aprendizajes de las autoridades. Debimos enfrentar una temática que era transversal, en un período extenso y con un número importante de interlocutores que dificultó el avance de las conversaciones. En el pasado teníamos petitorios por carrera, este año tuvimos un petitorio triestamental de género que tenía un número significativo de solicitudes. Paralelamente tuvimos petitorios específicos de la Facultad de Ciencias de la Salud, Arte, Ciencias Naturales y Exactas y carreras vespertinas.

Entonces, ¿hay un proceso de maduración luego de estos aprendizajes?

R: Qué duda cabe. Hay un proceso de maduración, aprendizaje y reflexión que nos deja la tarea de avanzar en un proceso que no se puede dar solo y únicamente por el establecimiento de un decreto o de un protocolo que norme la convivencia en la institución y creo que los estudiantes también comparten esa visión. Esto tiene que ser un proceso de sensibilización al interior de la institución, transversal a todos los estamentos y que significará avances en sensibilizar en el respeto y dignidad de todos y, en particular, en los temas de género y diversidad.
Desde esa perspectiva hay distintos desafíos: primero sensibilizar a toda la comunidad; el establecimiento de un protocolo integral y también la integración de la perspectiva de género en el currículum. Esto se transfiere a la sala de clases desde las prácticas en el lenguaje, equidad de género en la bibliografía, planes formativos y la oportunidad de integrar en el currículum una serie de actividades que propendan a favorecer oportunidad de representación, respeto y dignidad de las personas y también conciencia de los temas de género.

¿Qué rol jugará la vicerrectoría académica ante las denuncias de acoso, maltrato y similares?

R: A través de los acuerdos firmados se definió, en primer lugar, que toda aquella situación de denuncia fuera debida y prontamente canalizada y, en ese minuto, en esta vicerrectoría toda aquella situación que sea presentada formal e informadamente y debidamente firmada por las personas que están realizando la denuncia, será derivada a las instancias correspondientes. Es necesario resaltar que toda denuncia debe ser responsable y la autoridad será garante de la confidencialidad y el resguardo de las personas denunciantes, pero así también, debemos respetar la dignidad del debido proceso de todas las partes involucradas.
También es importante decir que la vicerrectoría no tiene las facultades para determinar sanción alguna a académicos, porque existe una normativa y una institucionalidad respecto de esta situación. Si existe una investigación sumaria es el fiscal quien a través de sus facultades puede determinar las medidas que correspondan en atención y en mérito de los antecedentes que se han presentado en dichas investigaciones.

¿Qué mensaje le daría a los estudiantes al empezar este segundo semestre?

R: En primer lugar, mi llamado a los estudiantes es a retomar sus procesos formativos con responsabilidad y compromiso. Terminaron un primer semestre altamente demandados e iniciamos un segundo semestre que vamos a terminar en marzo de 2019 y para eso se requiere un alto compromiso con sus estudios y que puedan salir adelante con su formación.
El siguiente mensaje es invitarlos a mantener una reflexión al interior de la institución y la participación activa de quienes son representantes de las comisiones curriculares con el objeto de canalizar las temáticas y las situaciones de cada carrera. Y, a quienes no participan, invitarles a unirse a las actividades que ya se están ya promoviendo como los seminarios del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género, CIEG, además de las jornadas triestamentales que se generarán prontamente. La invitación es a continuar la reflexión respecto de los desafíos que tenemos como comunidad universitaria, hacerlos conscientes que este es un proceso que tiene etapas y durará años. Debemos construir confianzas y sensibilizar a la comunidad en un ámbito de diálogo y respeto.
Nadie espera que todos estemos de acuerdo en una u otra posición, pero sí como unidad universitaria estamos llamados a generar espacios de reflexión.
También los estudiantes deben fortalecer sus representaciones a través de sus facultades y carreras, es importante que estén informados y tomen un rol más protagonista ya que tienen una visión que aportar al igual que académicos, funcionarios y toda la comunidad. No debemos perder de vista que es diálogo el que debe perdurar, los estudiantes deben tener plena seguridad que mantendremos las puertas abiertas.

Pruebe también

Estudiante de Periodismo es reconocido por el Museo de la Memoria y los DDHH

Joaquín Cáceres realizó la investigación periodística “Valparaíso: las cicatrices de un puerto torturado”, que obtuvo el segundo lugar del Premio de Periodismo, Memoria y DDHH, en la categoría Prensa Escrita y Digital para trabajos realizados en universidades.