Inicio / CFT / Rodrigo Jarufe Fuentes: Relevando el rol de la formación técnica

Rodrigo Jarufe Fuentes: Relevando el rol de la formación técnica

El 2 de mayo asumió como rector del Centro de Formación Técnica (CFT) de la Región de Valparaíso, el Ingeniero Pesquero de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Rodrigo Jarufe Fuentes.

El también Licenciado en Ciencias de la Ingeniería Industrial y egresado de Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Técnica Federico Santa María tendrá como desafío implementar el CFT Estatal en San Antonio, inicialmente, y luego en Los Andes. Tarea en la que contará con el acompañamiento de la Universidad de Playa Ancha, como institución tutora.

Instalado en dependencias de la Seremi de Educación de la Región de Valparaíso, Rodrigo Jarufe se prepara para establecer su equipo de trabajo y con ello hacer frente a una serie de acciones mandatadas por el Ministerio de Educación que buscan fortalecer la calidad de la Educación Técnica de Nivel Superior a través de una oferta académica que sea pertinente a los requerimientos de sus territorios para apoyar las necesidades de los jóvenes y el desarrollo de las localidades.

-¿Cómo han sido estos meses en la rectoría del CFT de la Región de Valparaíso?

“Ha sido un proceso muy entretenido, emocionante pero también agotador porque si una institución pública es complicada imagináte al crearla. Actualmente estoy solo dentro de lo que es la estructura formal del CFT apoyado por un ministro de fe que es el que designa el Ministerio, en este caso es Omar Westerhout Morales, abogado de la Seremi de Educación siguiendo el modelo que se usó en las otras regiones para poder tener un apoyo, ya que el sistema público siempre requiere una contraparte, que regule los actos que voy realizando.

Desde el punto de vista administrativo dependo del presidente de la República, ya que el CFT es un organismo autónomo y el Presidente de la República designa al rector”.

-¿Qué lo motivó a participar en este concurso público?

“Aquí está la educación, yo he estado muchos años ligado a la educación desde mi primer trabajo en 1996 como profesor en el DUOC de Valparaíso, después como director de carrera. Siempre con la educación pública, con el alcalde Jorge Castro trabajé en el municipio de Valparaíso como gerente de la Corporación Municipal de Educación, después en capacitación, en la Cámara Regional de Comercio y en certificación de competencias laborales. Creo que he estado en todas las áreas que tienen que ver con la formación o la validación de aprendizajes de personas. Cuando estuve en el DUOC siempre soñé con ser director de sede y hoy soy rector de una institución que puede tener más de dos sedes y eso para mí es un mérito tremendo. Me siento feliz por este desafío”.

-¿Cuál será el rol de la Universidad de Playa Ancha dentro del trabajo que realizará?

“La vinculación con la Universidad de Playa Ancha se fundamenta en dos cosas: es la institución de educación superior acreditada que asignó el Ministerio para que hiciera el estudio, levantamiento, definición de carreras a impartir y localización de la o las sedes. Todo eso ya lo hizo la universidad. Segundo, está el tema de la gratuidad, para ello se requieren dos elementos: la vulnerabilidad de la persona que postula y por otro, que la institución que nos acoge esté acreditada por más de cuatro años y que no lucre, eso lo cumple la UPLA.

Por otro lado, como recién se creó el Centro de Formación Técnica de la Región de Valparaíso no estamos acreditados y para eso se generó esta figura de la universidad tutora, en este caso es la Universidad de Playa Ancha, ella nos va a acompañar en los procesos de desarrollo académico, nos apoyará en todo el proceso de acreditación pensando en un período de seis años. En esos seis años nos acompañará la UPLA con su experiencia más la que nosotros podamos adquirir en ese tiempo, lo importante es que podamos enfrentar un proceso de acreditación, acreditarnos y ahí la UPLA deja de ser nuestra institución de apoyo”.

-¿Cómo evalúa el trabajo previo realizado por la Universidad de Playa Ancha, liderado por el Dr. Tito Larrondo González?

“Me encontré con un buen trabajo que está muy profundizado en términos de detalle, que no fue sencillo de desarrollar en esta región, ya que junto con la región de La Araucanía, se planteó la necesidad de dos sedes una en San Antonio y otra en Los Andes. Lo que es un desafío grande desde el punto de vista económico y de gestión, ya que deben haber recursos para construir ambos edificios y por lo tanto hay un trabajo bastante bueno. Cumple con los estándares que uno quiere, el desafío que tenemos es actualizarlo, porque es un trabajo que se hizo con información 2013 – 2014, ya que el informe final de la parte académica es de abril de 2015 y desde esa fecha hasta ahora el escenario ha cambiado.

Te doy dos datos: uno de los ejes centrales en el desarrollo en San Antonio desde el punto de vista de la inserción laboral era la empresa Maersk que cerró su planta en San Antonio.

Otro aspecto del estudio fue la competencia que permitió determinar la oferta académica, sin embargo este año cerró La Araucana y abrió una sede el Instituto Profesional AIEP que está acreditado pero decidió no acogerse a gratuidad, lo que demuestra que el mercado se ha movido y repercute en varios aspectos: en la demanda de profesionales. Lo que nos hace analizar la competencia ¿ofrece carreras similares a la tuya? Eso te puede dar un nuevo patrón de qué carreras crear. Esos elementos hay que analizar y en mi caso, significa, liderar este trabajo con el equipo que se vaya incorporando, proponer al Directorio -del que forma parte la UPLA- para tomar una decisión definitiva de si hay modificaciones de carrera o si son las que ya están definidas, hoy estamos trabajando con estas últimas, que son las que representan las necesidades productivas de cada una de las zonas tanto en Los Andes como San Antonio”.

-¿De qué carreras estamos hablando?

“Son todas de nivel técnico con una duración de dos años y medio o tres años con la práctica: Mantenimiento Industrial, Producción Agrícola Intensiva y Cadena de Suministro en San Antonio.

En el caso de Los Andes son las mismas tres carreras, con un enfoque portuario terrestre y de producción agrícola de frutales. En San Antonio el enfoque es portuario marítimo con énfasis en lo que son las Viñas, por su cercanía con Casablanca. En el caso de Los Andes se agregaría la carrera de Mantenimiento Eléctrico, que tiene que ver con la tecnología del sector minero.
Esas son las áreas que ha propuesto la Universidad de Playa Ancha en su estudio inicial.

Hay que actualizarlo de acuerdo a la realidad del mercado laboral para tomar una decisión definitiva que debe ser presentada por mí y sancionada por el Directorio del CFT”.

-¿Quiénes cursarían estas carreras?, ¿jóvenes principalmente?

“Siempre hablamos que nuestras carreras apuntarán a los jóvenes por el tema de la gratuidad. Creemos que puede incentivar a los estudiantes que egresan de la enseñanza media técnico profesional para que tomen la decisión de continuar estudios. La mayoría va al mundo laboral casi de inmediato por una necesidad económica, ya que no tienen recursos para pagar una carrera por lo tanto llegan al mundo laboral con un nivel de perfeccionamiento que no es el requerido por la industria.

Podría ser que el mercado esté muy centrado en los jóvenes, sin embargo lo que hemos visto en sedes como La Araucanía, Los Lagos y Maule que han iniciado clases es que asisten muchas personas adultas. Son personas que están trabajando y toman la decisión de estudiar vespertino aprovechando la gratuidad que no tiene una restricción de edad sino que tiene que ver con la vulnerabilidad. Si un adulto quiere ingresar a la educación técnico profesional puede hacerlo y así se ha evidenciado en otros CFT de otras regiones. Aquí debería cumplirse más o menos ese patrón”.

-De aquí a fin de año ¿Cuál va a ser el trabajo en el que estará abocado?

“Lo primero es constituir el Directorio, que ya está citado, y que está compuesto por ocho personas presididas por el rector del CFT. Está el rector de la UPLA, Patricio Sanhueza Vivanco, que ha designado a Tito Larrondo González para que lo represente, está la Ministra de Educación que designó a la Seremi de Educación, Patricia Colarte Troncoso; el director regional de la CORFO, Juan Fernando Acuña Arenas; el director regional de SENCE, Esteban Vega Toro; y hay tres cargos que son de elección que representan a los empresarios (Jorge Sanhueza Urzúa, gerente de Sustentabilidad y Asuntos Externos de Codelco División Andina), a los trabajadores (Ana Bernarda Bell Jaras, CUT Chile) y a los liceos técnicos profesionales (Natalia Fuentealba Díaz, directora del liceo TP Pedro Aguirre Cerda de Calle Larga).

Creo que está bien distribuida la representatividad en el directorio, que será el ente que validará las decisiones que uno va tomando.

Una vez constituido el Directorio se deberá aprobar el presupuesto que tiene que ver con lo ya gastado y lo que se espera gastar de aquí a fin de año. Hay recursos que nos pone el Ministerio, pero el Directorio lo valida y eso nos pone el desafío de armar un equipo que hoy no tengo.

Por estos días se están resolviendo los concursos públicos para incorporar al equipo un fiscal, un director académico y un director de administración y finanzas, con ellos estaré en condiciones de hacer este estudio de cómo se ha movido el mercado educacional en estas dos zonas y hacer una propuesta de carreras al directorio para poder validarlas. De este modo podríamos esperar que el 2019 se construya el edificio en San Antonio, y se realice un proceso de difusión para que los jóvenes sepan quiénes somos y qué carreras vamos a tener. Eso será el gran fuerte del 2019. En la última parte del año incorporaremos profesores para capacitarlos y formarlos en lo que será el modelo educativo que nosotros vamos a plantear.

Después hay que analizar la posibilidad de instalar nuevas sedes, desafíos en los que vamos a ir trabajando para poder generar un cambio real en la región de Valparaíso en la educación técnica profesional”.

-El 2019 se iniciaría la construcción de la sede de San Antonio y ¿qué pasa con Los Andes?

“La de San Antonio es la primera sede definida y de la que hay un avance importante. Estamos elaborando los términos de referencia para licitar la construcción pensando en que el 2019 sea para ello y en marzo de 2020 iniciemos clases, según el mandato del Ministerio de Educación. En el caso de Los Andes, a la UPLA se le han traspasado recursos del Ministerio de Desarrollo Social para hacer el estudio de todo lo que tiene que ver con el diseño, eso está en desarrollo. Después hay que ver el financiamiento, esperamos contar con el apoyo económico del Gobierno Regional, ya que es un desafío importante en términos de formar gente que se va a quedar en la región aportando al desarrollo económica de esta”.

-El tener dos sedes en polos estratégicos distintos hace las cosas más complejas

“Se definieron esas zonas porque hay personas vulnerables, que para acceder a la gratuidad tienen que desplazarse a Valparaíso con todos los costos que eso implica en traslado y alojamiento.

La política pública tiene que ver con descentralizar la oferta educativa, por eso estamos en esas zonas. De este modo llevamos la institución físicamente para que jóvenes de allí puedan acceder a la gratuidad. Esa es la razón principal, no es nuestro afán competir con instituciones consolidadas en la zona, nos interesa mover estas instituciones para que sea un beneficio para los jóvenes.

Hay lugares en que debemos pensarlo, porque a lo mejor a esos habitantes les interesaría tener una institución pública, gratuita, que pueda entregarle educación en su territorio. Eso tiene que ver con el Plan Estratégico que debemos elaborar de aquí a 5 años o a 4, porque mi periodo finaliza en cuatro con la posibilidad de una reelección”.

-Respecto a la oferta académica que impartirán ¿cuál será su sello?

“Tenemos la oportunidad de partir de cero y crear algo distinto, que sea motivador para los jóvenes y salir de esta tradicional forma de hacer clases. Esperamos que haya en las aulas más diálogo, que haya una interacción, un real manejo de tecnologías para que efectivamente los jóvenes sean un aporte al mundo laboral y se sientan seguros con lo que van aprendiendo.

Creo que en los profesores está el 70 por ciento de la generación de cambios, eso significa hacer procesos de capacitación exigentes y que nos permitan evidenciar que los profesores estén comprometidos con el modelo educativo que queremos tener.

En segundo lugar, que sea innovador. Hoy día tienes mucha tecnología que puede ser utilizada en beneficio de la educación. Queremos contar con tecnología de punta, el Ministerio ha hecho una jugada importante para que incorporemos lo que ellos no tienen considerado. Queremos hacer un estudio, que mucho avanzó la UPLA, validarlo para determinar el equipamiento que requieren los jóvenes para estas carreras, porque eso las hace atractivas.

En cuarto lugar, tiene que ver con el proceso mismo de construcción de asignatura incorporando metodologías innovadoras o por qué no, robótica o tecnologización para que los estudiantes vean y trabajen con material que nunca pensaron poder tener acceso.

Estos son ejes centrales que debo trabajar con el director académico, que debe ser experto en los temas de educación. Mi equipo es fundamental en esta etapa porque tiene la expertiz para validar este estudio o proponer cosas nuevas. Estamos en ese desafío y tenemos la oportunidad, ya que partimos de cero”.

-¿En este tiempo también trabajarán en la generación de alianzas?

“Sin dudas, de hecho por ley estamos obligados a establecer convenios con universidades, en este caso con la UPLA, y con establecimientos técnicos profesionales. Debemos en el corto plazo cumplir con este mandato legal, pero sin dudas las empresas son importantes y por algo están representadas en el Directorio. Tenemos un desafío con ellas, cuando hablamos del método DUAL de Alemania en que los jóvenes estudian en la mañana y el resto de la semana están en la empresa, pero ahí necesito que la empresa se suba al carro, son desafíos complejos en que se necesita de ambas partes.

He visto avances en esta materia con otros CFT, eso nos pone el desafío de si en Los Lagos pudieron como acá no. Y que ese ejemplo sea evidenciable en las empresas de acá y se abran a recibir a nuestros alumnos, porque tienen que pensar que el día de mañana puede ser un colaborador de ellos. Es un desafío grande para nosotros y también para el sector productivo”.

Finalmente, ¿cuál es la evaluación que hace respecto a la incipiente relación con su institución tutora?

“Hasta el momento todo muy bien. Han sido bastante generosos, incluso con esta instancia de conversación. Tito Larrondo es un profesional con años de experiencia junto al rector Patricio Sanhueza Vivanco, eso ha sido clave al momento de recibir un proyecto bastante bien armado. Vienen estos seis años en que estrecharemos la relación con esta institución que está acreditada, que tiene años de prestigio en la región y eso va a permitir nuestra propia acreditación por más de 4 años”.

Pruebe también

Cerca de 500 personas participaron en la “Corrida Familiar 70 años UPLA“

Actividad consideró dos trazados: uno de tres y otro de siete kilómetros, y la largada la dio el propio rector, Patricio Sanhueza Vivanco.