Inicio / Destacados / Universidades acuerdan hoja de ruta frente a la “ola feminista”

Universidades acuerdan hoja de ruta frente a la “ola feminista”

Aprovechando la baja tensión que por estos días mantiene el movimiento feminista a lo largo de todo el país -propiciado fundamentalmente por el término de varias tomas universitarias tras los acuerdos que se han ido alcanzando en las últimas semanas-, el Consejo de Rectores de Valparaíso (CRUV) decidió reactivar las jornadas de reflexiones en torno a la igualdad de género, y que habían sido suspendidas a fines del mes pasado.

Durante una asamblea que duró casi tres horas, este miércoles los rectores de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), Patricio Sanhueza (presidente de la instancia); de la Universidad de Valparaíso (UV), Aldo Valle; de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), Claudio Elórtegui, y de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), Darcy Fuenzalida, se reunieron con los representantes de los diferentes estamentos de cada institución -académicos, directivos, funcionarios y estudiantes- a objeto de unificar criterios frente a las demandas de una “ola feminista” que, pese a no tener la misma relevancia que hace casi tres meses, podría volver a retomar su fuerza una vez que se inicien las clases durante el segundo semestre.

De acuerdo a lo que señalaron los mismos rectores de cada universidad, durante el encuentro de ayer -que fue de carácter privado- los asistentes fueron relatando sus experiencias y las medidas que se han ido adoptando frente a las distintas peticiones del movimiento, que nació a partir de una serie de denuncias de acoso presentadas por estudiantes en contra de docentes.

Justamente, la manera de abordar dichas acusaciones fue uno de los primeros acuerdos a los que llegó ayer el Consejo de Rectores de Valparaíso, y que permitió sentar las bases para establecer una hoja de ruta con medidas a corto plazo, como la ya mencionada, pero también a largo plazo, las que apuntan principalmente a generar un cambio cultural al interior de las universidades.

Por eso, la segunda conclusión a la que llegaron las instituciones de la zona fue definir una segunda jornada de reflexión “para ir monitoreando los acuerdos que adoptamos hoy (ayer) y ver el avance que hemos logrado”, comentó el rector de la UPLA.

En esa línea, Sanhueza destacó que también acordaron crear para las cuatro universidades una cátedra sobre la igualdad de género, que consistirá en la ejecución de actividades y programas que tenga como centro que la educación es una de las bases para alcanzar la igualdad de género.

“Es una cátedra sobre igualdad de género y estudios de género, que pueda incluso se impartida por algunos programas académicos en las cuatro instituciones. Hoy ya hay un conjunto de propuestas -algunas de las cuales se están ejecutando- que tienen que ver con cómo incorporamos a los currículum y los talleres distintos temas que vayan colocando en la mente de las personas, primero, la obligación de no discriminar, es decir, que en nuestras instituciones exista real igualdad de género, y segundo, cómo se vincula eso con los cambios culturales que tienen que producirse a largo plazo”, explicó el rector de la universidad playaanchina.

Tal como se esperaba, la hoja de ruta definida este miércoles por el Cruv también considera elevar los estándares de los actuales protocolos que existen hoy en las cuatro universidades. Una de las principales ideas es que se pueda tipificar de mejor manera las conductas constitutivas de abuso o de acoso, lo que permitiría, además, acelerar los tiempos que actualmente demoran los sumarios internos.

“Aquí ha habido una coincidencia en que en el primer paso, que corresponde a perfeccionar los sistemas reglamentarios, que se llaman protocolos, tenemos que tener instrumentos para reaccionar bien ante situaciones concretas de abuso o acoso sexual”, comentó Sanhueza, quien agregó que las otras medidas que se acordaron fue crear un libre donde diferentes académicos especialistas de la región den a conocer sus estudios y soluciones sobre la igualdad de género, y también realizar un seminario sobre la misma materia.

Además, durante la reunión también se discutió la posibilidad de crear departamentos y unidades dentro de los planteles que se especialicen en el tema. Dicha medida tendría como objetivo definir espacios de acompañamiento a las víctimas durante todo el procedo de investigación de la denuncia. También ayudaría a evitar caso a futuro.

Para el rector de la USM, Darcy Fuenzalida, el movimiento feminista “ha logrado visibilizar una realidad que lamentablemente estaba presente en nuestras comunidades, y que hoy podemos tratarla y abordarla en las universidades”

Por ello, el titular del plantel porteño coincidió en la necesidad de crear diferentes mecanismos de acompañamiento que incluso considere la separación de la víctima con el victimario durante un sumario.

“Cuando ocurre una situación de acoso o de abuso, se hace necesario tener mecanismos que permita que durante las investigaciones las personas afectadas puedan tener un ambiente seguro que sirva para mantener su espacio y vida lo más normal posible. Asimismo, definir medidas cautelares que permitan separar a las víctimas con el victimario durante el proceso de investigación, o bien durante el proceso sancionatorio”, sostuvo el rector de la Universidad Santa María.

“Hemos sido todos formados en una socidad que no asumía esta realidad, y por lo tanto, a veces con cierta naturalidad, muchos de nuestros códigos y formas de relacionarnos con el otro género eran de alguna manera de hostigamiento, sin querer que así fuera”, dijo Fuenzalida, quien recordó que desde el año pasado que la USM viene trabajando en mecanismos de prevención y sanción de conductas de acoso.

“El tema de la igualdad y todo lo que tiene que ver con prevención y medidas de justicia en relación a situaciones de acoso, abuso, hostigamiento y discriminación de género, tienen una relevancia indiscutible y que recientemente ha sido priorizado en la sociedad chilena”, comentó este miércoles el rector de la PUCV.

En esa línea, Elórtegui confirmó que en la actualidad existen “medidas que hay que ir adoptando desde ya”, como los protocolos contra el acoso y el abuso, aunque reconoció que los cambios más profundos, como los culturales, “operan de manera más lento”.

Además, el titular de la PUCV descartó que la actividad de este miércoles responda a una señal que las universidades quisieran mandar a sus estudiantes para así detener parte de las movilizaciones que aún persisten.

“No tiene como objetivo inicial relacionarlo con las movilizaciones de estudiantes, pero creo que esto debe contribuir a que se entienda y difunda que las universidades estamos haciendo un trabajo serio y sistemático en relación a estas materias”, indicó Elórtegui, insistiendo en la necesidad de “mayor justicia y equidad” en las universidades.

 

UPLA responde a petitorio de alumnas

Frente a la toma que aún afecta a la Universidad de Playa Ancha, el rector Patricio Sanhueza comentó que ya respondieron a los 36 puntos que los estudiantes incluyeron en un petitorio sobre la igualdad de género. “Estamos conversando y trabajando, y se ha dado respuesta de parte de la rectoría a los puntos que ellos han planteado. Por eso nosotros esperamos recibir en estos días la respuesta de lo que les hemos planteado”, comentó el rector, agregando que “la gran mayoría de los estudiantes lo que quieren es regresar a las actividades normales, y nosotros estamos esperando que se nos entregue la respuesta final, y creo que ese va a ser el paso que nos permitirá avanzar hacia la normalización de la universidad”.

 

Fuente: El Mercurio de Valparaíso, jueves 12 de julio de 2018.

 

Pruebe también

Nuevas obras de Carlos Hermosilla serán exhibidas en exposición “Envíos” de la UPLA

Grabados corresponden a parte la donación que realizara a la universidad la académica Ivonne Guillón y se titulan “La Barranca” y “Eucaliptu”.