Inicio / Academia / Evidencian especializaciones sensoriales de la mosca nativa frente al palqui

Evidencian especializaciones sensoriales de la mosca nativa frente al palqui

Dr. Jaime Martínez Harms.

¿Será posible identificar especializaciones conductuales y estructurales vinculadas a la forma de vida de la mosca nativa Drosophila flavopilosa? ¿Cómo esta mosca encuentra a su hospedero? Fueron las preguntas que motivaron al biólogo y ecólogo químico del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de La Cruz (INIA), Dr. Jaime Martínez Harms, a investigar sobre la “Evidencia de especializaciones sensoriales en Drosophila flavopilosa asociadas a su especialización a flores de Cestrum parqui.

Parte de sus hallazgos los compartió en la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha, en el marco de la 3° reunión ordinaria de la Sociedad Chilena de Entomología.

En la ocasión, el investigador sostuvo que los resultados de su estudio “permiten entender de manera más profunda la biología de nuestras especies nativas, comprender de qué manera los animales se acoplan a su medio y cuáles son los cambios que acompañan una evolución”.

La Drosophila flavopilosa es una mosca nativa descrita en 1960 por el genetista de la Universidad de Chile, Danko Brncic. Se da de manera abundante en la zona central, dependiendo también del rango de distribución de su hospedero, la planta chilena nativa Cestrum parqui, conocida como palqui o duraznillo negro. Esta especie crece en suelos degradados y secos a orillas de los caminos y emite un olor penetrante.

Cestrum parqui.

“La mosca nativa se alimenta, ovula y se desarrolla en la flor del palqui. Las hembras depositan un huevo por cada flor y, al hacerlo, dejan una herida en esta última”, explicó el Dr. Martínez Harms. Agregó que no está tan claro que sean las hembras las que polinicen la flor, rol que cumplen las polillas.

La flor de Cestrum parqui emite en la noche un aroma dulce muy intenso, luego el investigador analizó la conexión de dicha fragancia con la atracción de la mosca flavopilosa, mediante estudios de caracterización química del palqui.

“Identificamos especializaciones sensoriales de la mosca nativa estudiando la flor de Cestrum parqui y banana fermentada. La comparamos también con la Drosophila melanogaster o mosca de la fruta”, precisó.

Se detectó que el aroma de la flor activa mayormente la antena de la mosca nativa. Resulta más sensible y responde a más compuestos que la mosca de la fruta (esta última reacciona más ante la banana fermentada). Se concluyó entonces, que el sistema olfativo de la Drosophila flavopilosa permite detectar de mejor forma olores de sus hospederas.

La investigación de Martínez Harms cobra aún mayor relevancia frente a la presencia de la plaga Drosophila suzukii, que se expandió por Europa, Estados Unidos y, desde mediados de 2017, se declaró oficialmente su presencia en Chile, abarcando actualmente hasta la región de O’Higgins. Esta mosca de alas manchadas es una plaga emergente e invasiva que ataca a una amplia gama de cultivos de frutas, principalmente de la familia de los berries, así como a un número creciente de frutas silvestres.

Drosophila suzukii.

“Existe la necesidad por tanto, de estudiar la fauna nativa. Investigar sobre la Drosophila flavopilosa permitirá prepararnos para la llegada de especies foráneas que se transforman en plaga. Se podría estudiar los enemigos naturales de la mosca nativa y ver cómo este conocimiento puede contribuir a la mitigación de los efectos negativos de la Drosophila suzukii”, finalizó el especialista del INIA.

Pruebe también

Analizan la riqueza que producen el mar y el borde costero y su respectivo acceso a los habitantes de las ciudades puerto

Valparaíso fue el tema central de análisis de un grupo de investigadores y especialistas y del propio Alcalde de la ciudad, Jorge Sharp.