Agenda
Inicio / Académicos / Servicio de Bienestar del Personal UPLA: aspirando a más y mejores beneficios

Servicio de Bienestar del Personal UPLA: aspirando a más y mejores beneficios

El pasado 6 de marzo tomó las riendas del Servicio de Bienestar el asistente social y Magíster en Gestión Estratégica por la Universidad de Viña del Mar, Alejandro Zamora Sepúlveda, luego de la acogida a retiro de su antecesor Juan Chamorro Aguirre.

Alejandro Zamora ingresó a la institución en 1998 desempeñándose en la Dirección General de Desarrollo Estudiantil. Posteriormente, en el 2011 se integró al equipo de profesionales del Servicio de Bienestar del Personal.

¿Cuál es específicamente el objetivo del Servicio de Bienestar del Personal?

Nuestro propósito como bienestar en trabajar en pos de la calidad de vida de nuestra gente, no solo del funcionario, sino que también de su familia. De este gran objetivo general, podemos derivar un sinnúmero de objetivos específicos, pero es nuestra base.

¿Cuál es el sello que Ud. quiere imprimir a su gestión?

Juan Chamorro dejó una impronta súper importante, que ha sido difícil de continuar, ya que él tiene una calidez humana muy singular y que para mí es un gran referente para esta labor.
En el contexto de la calidad de vida, hemos tratado de organizar el trabajo de una manera muy profesional, con objetivos determinados con metas a cumplir y absolutamente alineados con la política de la universidad. En ese sentido, tenemos desarrolladas distintas áreas de trabajo: una de ellas que es la histórica, la asistencia social, que sigue siendo fundamental en la UPLA. La cantidad de personas que llega mensualmente a solicitar apoyo de tipo asistencial, no es menor. Ese programa que conlleva una serie de ayudas de distinto tipo,  esta vigente con la misma fuerza.
También, bajo en esta nueva dirección hemos decidido agregar más programas de carácter comunitario. Hemos detectado a través de algunos instrumentos de evaluación que existe un interés en nuestra comunidad por desarrollar acciones distintas no solamente de tipo asistencial, sino que también lúdicas, recreativas, y también de emprendimiento.

Esta línea de emprendimiento ¿en qué consiste?

Esta será un área que vamos a desarrollar en el ámbito específico del servicio social. Incorporaremos esta área a fin de e ayudar socioeconómicamente a las familias, apoyándolos en pequeños emprendimientos, algo así como un “capital semilla” para que puedan desarrollar algunas microempresas y/o proyectos innovadores.
En esta línea queremos ampliar el trabajo conjunto con los gremios. Tenemos un mandato legal de trabajar con nuestros dirigentes, pero nosotros lo queremos hacer como una vocación de trabajo conjunto. Para ello, hemos establecido la posibilidad de tener un banco de proyectos y que los gremios canalicen las inquietudes de sus socios y nos hagan las propuestas. Bienestar evaluará si es compatible con los lineamientos institucionales y con nuestras políticas. Apoyar en el desarrollo de estas nuevas ideas que surgen directamente desde nuestros propios funcionarios, es una línea novedosa en la que ya estamos trabajando.

¿Cuántos socios integran bienestar y cuáles son sus principales beneficios?

En la UPLA somos cerca de mil 200 funcionarios, un poco más de mil son asociados, lo que es muy meritorio. El diferencial que se produce es por los académicos-hora, por tanto, si nosotros pudiéramos hacer una proyección, diríamos que prácticamente la totalidad de la gente está asociada a bienestar, situación que nos pone muy contentos.
En cuanto al presupuesto, éste se entrega anualmente y es visado por la Superintendencia de Seguridad Social que, a la vez , nos exige mensualmente ir rindiendo cuentas.
Tenemos dos líneas principales de trabajo: por un lado, la parte comunitaria se financia principalmente mediante con auspicios. Normalmente los servicios los beneficios cuentan con el auspicio de alguna empresa, lo que nos permite usar menos de nuestros recursos y, en la medida de lo posible, ofrecer gratuidad a nuestros socios.
La otra línea, esta relacionada con los programas de ayuda asistencial. Nuestra gran meta es actuar con un criterio profesional y no en el ejercicio de la caridad, pues eso no le hace bien ni al servicio ni a la universidad ni a la persona que está recibiendo el beneficio. Tratamos de entregar un apoyo para que los socios pueda retomar el orden de su vida y no que estén sujetos a la asistencialidad y/o a la caridad, que no es nuestra meta, queremos hacer algo profesional, algo técnico.
Cuando se entrega una ayuda asistencial, se explica por qué se le asignó esa cantidad de recursos, tratamos de aclarar que en realidad este es un apoyo y, en la medida de los recursos que tenemos, si podemos, seguramente colaboraremos si la persona necesita asistencia una vez más.
También se trabaja en el área de orientación, donde se hace un acompañamiento para que puedan acogerse a la ley de quiebras personales, pero es necesario aclarar también, que algunas veces el socio se resiste a utilizar algunos beneficios legales y franquicias.
En la parte habitacional, hemos encontrado dificultades para realizar una tarea más fluido ya que, al cambiar los reglamentos de construcción en altura, las empresas han debido replantearse todos el proyectos que teníamos pensados para beneficiar a los socios. Se trabajó con un modelo de cooperativismo que podía rebajar los costos cerca de un 15 o 20 por ciento, lo que no es menor para un bien raíz. Esperamos retomar estos proyectos, principalmente en Valparaíso y también en la comuna de Quilpué.

¿Existe alguna iniciativa para concretar durante su gestión?

Tenemos el sueño de poder concretar la compra de un terreno, a fin de edificar, a largo plazo, un club de campo o centro de eventos para los funcionarios UPLA. Estamos pensando en un terreno de unos 5.000 mil metros que se pudiera, en una primera etapa, implementar con piscinas, quinchos y la arboleda que corresponda.

Finalmente, el jefe del Servicio de Bienestar del Personal, evaluó de forma muy positiva el trabajo del consejo, considerando que lo integran nuevos consejeros y dirigentes gremiales que se van rotando. Además el profesional también es nuevo en sus funciones y tiene la noción de que existe un apoyo transversal y absoluto de los integrantes, quienes tienen mucha disposición de realizar a cabalidad este trabajo, lo que da como resultante el mejoramiento de la calidad de vida de los socios.

Pruebe también

Universidad de Playa Ancha - Campus San Felipe

24 y 25 de septiembre: Matrículas segundo semestre de estudiantes de pregrado San Felipe

Desde el Sistema Integrado Institucional podrán realizar este proceso, que estará disponible solo los días de matrícula.