Inicio / Destacados / Rectores del Grupo Montevideo reivindican rol de bien público-social de la educación superior

Rectores del Grupo Montevideo reivindican rol de bien público-social de la educación superior

La importancia de reivindicar el principio fundamental de que la educación superior es un bien público-social que está más allá de cualquier visión comercial o mercantil y, a la vez, una obligación que cada Estado tiene con sus ciudadanos, plantearon los representantes de las 33 delegaciones de las instituciones pertenecientes a la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM) que esta semana se dan cita en Viña del Mar y Valparaíso.

El encuentro convoca a las máximas autoridades académicas de universidades estatales de Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, Bolivia y Chile, las cuales se reúnen para participar en el LXXIII Consejo de Rectores de ese organismo continental y, también, en un seminario de difusión sobre diversos temas relacionados.

Ambas actividades fueron organizadas, en conjunto, por la Universidad de Playa Ancha y la Universidad de Valparaíso.

Defensa conjunta

La sesión inaugural del Consejo tuvo lugar en el Campus de la Salud de Reñaca, sede de la Facultad de Medicina de la UV, y entre los asuntos que ésta consideró destacó la aprobación de una declaración que la AUGM enviará a la Tercera Conferencia Regional de Educación Superior, que se realizará en junio próximo en la ciudad de Córdoba, Argentina.

En ese documento, los rectores del Grupo Montevideo acordaron reiterar la necesidad de defender el rol que juegan las universidades estatales en el desarrollo de la educación superior, los desafíos que deberán enfrentar y las brechas que deben superar para cumplir con su misión, en un contexto global que muchas veces atenta contra esta última.

En efecto, el presidente de la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo y rector de la Universidad Mayor de San Andrés (Bolivia), Waldo Albarracín, fue enfático en plantear y defender esta aproximación.

“Como rectores, debemos contribuir a que los diversos actores de nuestras sociedades vean a las universidades y a los sistemas de educación superior como contribuyentes eficientes y efectivos para el desarrollo de nuestros pueblos. No pueden las universidades, en particular las estatales, estar al margen de este compromiso tan importante y que es que la educación sirve al desarrollo de los países y a extinguir las asimetrías sociales, no a otros intereses y ni siquiera a sí mismas”, afirmó la autoridad.

En esa línea, Albarracín añadió que las universidades estatales deben hacer suyo el objetivo común de desterrar la idea de que la educación pueda tener un fin mercantilista. “Esto no implica que dejen de existir las instituciones privadas, sino que todas las universidades -independiente de su naturaleza- deben existir y actuar en función de un mismo parámetro: los referentes éticos y altruistas, y no los comerciales”, enfatizó.

Desarrollo futuro

Tanto los argumentos expuestos por el presidente de la AUGM como los vertidos en la declaración conjunta fueron ampliamente valorados por los rectores de las universidades anfitrionas, Aldo Valle y Patricio Sanhueza, de la UV y la UPLA, respectivamente.

Estos últimos afirmaron que estas ideas permitirán, además, definir las bases del desarrollo futuro de la educación superior no solo en América Latina sino, también, a nivel global.

“Yo mismo he propuesto que en este documento que hemos de sancionar en este encuentro quede claramente definida la necesidad de hacer un diagnóstico de la oferta descontrolada que hay hoy en educación superior, que no se ajusta a los estándares requeridos. En esa perspectiva, debemos plantear cómo los Estados juegan un rol de mayor en la regulación que garantice la fe pública, la responsabilidad de las instituciones ante los estudiantes y sus familias y, desde luego, del desarrollo de la ciencia, el pensamiento y las ideas, en un marco de diversidad y pluralismo que es indispensable para que las universidades jueguen verdaderamente el rol que están llamadas a cumplir”, sostuvo el rector Aldo Valle.

Similar opinión expresó el rector Patricio Sanhueza, para quien estos temas representan una de las discusiones elementales a sostener tanto a nivel nacional como internacional. “Esto es lo que hemos querido aclarar aquí, que en cuanto universidades estatales y públicas nuestros objetivos, valores y principios son comunes y, por tanto, debemos defenderlos en conjunto. Y, por tanto, las instituciones agrupadas en esta asociación debemos aunar esfuerzos y seguir trabajando juntas para avanzar en estas materias, como aliadas que somos”, concluyó la máxima autoridad de la UPLA.

La Asociación de Universidades Grupo de Montevideo está integrada por 35 casas de estudio. Entre ellas figuran cuatro chilenas: las universidades de Valparaíso, de Playa Ancha, de Santiago y de Chile, como parte de una instancia internacional que cada vez ha ido adquiriendo más importancia en el desarrollo conceptual de la educación superior en el continente.

Fuente: Dirección de Comunicaciones Universidad de Valparaíso.  Fotografía: Denis Isla, UV.

Pruebe también

“Muévete Porteño” lleva el trekking al fundo Quebrada Verde

Funcionarios y estudiantes de la UPLA pueden participar en actividad recreativa organizada desde el Consejo de Rectores de Valparaíso.